31.10.2020 |
El tiempo
sábado. 31.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria
Carmen Tomás
09:52
17/05/20

Demonizar el turismo

Demonizar el turismo

Desde que Pedro Sánchez formó gobierno con los comunistas, independentistas, nacionalistas y regionalistas, supimos que lascosas no irían bien para España. Las concesiones que habría dedar a cambio de sus votos se multiplicarían y no sólo en materiaeconómica. Ya en el programa de gobierno PSOE-Podemos quedaron claras algunas cuestiones como la subida de impuestos, la creación de nuevos tributos, la renta básica o la creación de una banca pública. También sabíamos que nos enfrentaríamos a la demonización de algunos sectores, de la banca por supuesto, pero también de los empresarios en general y de la creación de riqueza en particular. En este sentido, hay que enmarcar las campañas infames contra Amancio Ortega o la llegada de turistas.

La pandemia sanitaria y la crisis económica que ha provocado la paralización de la economía no sólo no ha traído un cambio de modelo acorde con el aumento del paro, el cierre de empresas, la muerte de miles y miles de autónomos, sino que ha alentado el modelo social-comunista. Ya no bastaba ensuciar el nombre de los empresarios, menos aún de los que han hecho más que todo el Gobierno junto por ayudar con el material sanitario, había que ir a por sectores enteros. Y en esa campaña devastadora para uno de los sectores que más aporta a la riqueza del país y que da empleo a cientos de miles de trabajadores, se han afanado esta semana el ministro de Consumo, el comunista Garzón, y el propio ministro de Transportes que aseguró el viernes que "el turismo es una actividad que tenemos que sacrificar".

España no es únicamente un país de sol y playa. A nuestro país vienen 83 millones de turistas extranjeros por muchas razones: calidad, atención, infraestructuras, cultura y seguridad. España es una potencia mundial, sus hoteles superan en calidad-precio a las mejores cadenas del mundo y nos proporciona millones y millones de euros cada año. Las últimas medidas tomadas, sin esperar a las decisiones de la Unión Europea, demuestran no la ignorancia de este Gobierno, que también, sino la implantación de un modelo que pretende el empobrecimiento de España y la dependencia económica de los españoles. Un país de subvencionados, de estómagos agradecidos que sobrevivan sin mayor aspiración, en la mediocridad permanente.

Demonizar el turismo
Comentarios