22.05.2024 |
El tiempo
Carmen Tomás
00:00
24/04/24

El crédito moroso, en aumento

El Banco de España acaba de hacer públicos los datos de la morosidad en bancos, cajas y cooperativas de crédito y constata que va en aumento. 
La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un pleno del Congreso de los Diputados. EP / Alejandro Martínez Vélez
La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante un pleno del Congreso de los Diputados. EP / Alejandro Martínez Vélez
El crédito moroso, en aumento

El Banco de España ha revelado datos preocupantes sobre la morosidad en bancos, cajas y cooperativas de crédito, señalando un aumento constante. En febrero, la morosidad creció en 144 millones de euros, alcanzando un 3,62% del total de créditos, que suman 42.248 millones de euros en créditos dudosos. Especial preocupación genera la mora en créditos pequeños de entre 50 y 800 euros con plazos muy cortos y la opacidad en los pagos aplazados en tiendas. El ratio de mora en las instituciones financieras ha alcanzado el 6,59%, mientras que la financiación a plazos ha experimentado un incremento de más del 20% en febrero, superando los 3.000 millones de euros.

Estos datos reflejan un aumento del consumo financiado con crédito, destacando en áreas como viajes y electrodomésticos, donde los consumidores optan por comprar sin contar con los fondos necesarios, acumulando deudas mes tras mes. Esta situación es riesgosa, ya que el incumplimiento en el pago de estos microcréditos puede resultar en la inclusión en listas que restrinjan la capacidad para solicitar más créditos o contratar servicios básicos como la telefonía.

Paralelamente, la situación fiscal de España no muestra mejores signos. La deuda pública del país es la cuarta más alta de la Unión Europea, con un incremento solo en febrero de 20.000 millones de euros, alcanzando los 1,6 billones en 2023. A esto se añade el riesgo de sanciones por parte de la UE debido a un déficit que cerró el ejercicio pasado en el 3,6% del PIB, en un contexto donde, a pesar de una recaudación fiscal récord impulsada por la inflación, el gasto público sigue presionando los precios al alza y erosionando la renta disponible de hogares y empresas. Este aumento de la carga fiscal es significativo, siendo la presión fiscal actual la más alta en los últimos 30 años en España, destacando impactos directos como la no actualización de la tarifa del IRPF que ha costado a cada hogar unos 600 euros adicionales.

El crédito moroso, en aumento
Comentarios