03.03.2021 |
El tiempo
mi茅rcoles. 03.03.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

饾懘饾拹饾挃饾挃饾拹饾挃 饾拞饾拸 饾拝饾拞饾挃饾拏饾拵饾拺饾拏饾挀饾拹

Mossos disturbios
饾懘饾拹饾挃饾挃饾拹饾挃 饾拞饾拸 饾拝饾拞饾挃饾拏饾拵饾拺饾拏饾挀饾拹

DESAMPARO. Esa es la palabra. Responde a la generalizada sensaci贸n entre los miembros de la polic铆a auton贸mica de Catalu帽a frente a una Generalitat que no les defiende. La reciente reuni贸n del conseller de Interior en funciones, Miquel S谩mper, con los representantes sindicales de los Mossos no ha cambiado las cosas. B谩sicamente, porque el conseller se reafirma en un discurso demasiado condescendiente con la ira de los activistas del adoqu铆n, mientras cuestiona la actuaci贸n de los antidisturbios en las violentas protestas desencadenadas tras el encarcelamiento de un rapero de Lleida.

En dicha reuni贸n se habl贸 del modelo policial, la proporcionalidad de la respuesta a los activistas y, sobre todo, de la falta de recursos materiales y humanos para evitar el vandalismo. Pero solo hubo prisa para poner en marcha cuanto antes un modelo de 芦fiscalizaci贸n y control禄 de las actuaciones policiales, as铆 como una investigaci贸n interna 芦r谩pida y transparente禄 sobre la posible mala pr谩xis de los mossos en el caso de la joven que perdi贸 un ojo durante los disturbios de hace unos d铆as en Barcelona.

Eso es lo que alimenta la sensaci贸n de desamparo y el malestar de los mossos, cuyos representantes han declarado sentirse utilizados como moneda de cambio por sus jefes pol铆ticos. Lo cual ha vuelto a poner en valor el declarado prop贸sito de Salvador Illa de ofrecerse a los catalanes como alternativa de gobierno en una sesi贸n de investidura. Su posici贸n est谩 muy clara: 芦Quien no defienda a los Mossos est谩 inhabilitado para gobernar en Catalu帽a禄, ha declarado el candidato socialista a la Presidencia de la Generalitat.

Da en el clavo el exministro. Y pone en evidencia las contradicciones entre los tres partidos nacionalistas (ERC, Junts y Cup) que aspiran a formar un 芦govern禄 despu茅s de las elecciones del 14 de marzo. Su desconcierto viene de una constataci贸n: la actuaci贸n de los mossos en defensa del orden p煤blico y la legalidad es, llegado el caso, exactamente la misma que la de la Polic铆a Nacional.

La diferencia es la te贸rica motivaci贸n pol铆tica de la algarada. El 鈥榩roc茅s鈥 para unos, el encarcelamiento de un rapero para otros. Hablamos de derechos: independencia de Catalu帽a, libertad de expresi贸n, libertad de manifestaci贸n.

芦Pero se han olvidado de que los mossos tambi茅n tienen sus derechos禄, dice Nacho Alvarez, portavoz sindical de la polic铆a auton贸mica, que en la reuni贸n del domingo pasado adem谩s record贸 al conseller Samper un par de cosas que conviene saber. Una, que los trabajadores del orden p煤blico al servicio de la sociedad no son los que atacan sino que son los atacados. Y otra, que es el Parlament el que ha puesto en sus manos las balas 鈥榝oam鈥 y la autorizaci贸n para usarlas.

饾懘饾拹饾挃饾挃饾拹饾挃 饾拞饾拸 饾拝饾拞饾挃饾拏饾拵饾拺饾拏饾挀饾拹
Comentarios