15.08.2020 |
El tiempo
sábado. 15.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

“Plan B”: urgente

“Plan B”: urgente

“Siempre hay que tener un Plan B por si el Plan A fracasa”. Lo cierto es que nunca he sabido si ser partidario de esta afirmación o archivarla en el Cajón de las grandes revelaciones que luego no lo fueron tanto. Y no dudo de su veracidad, dudo de la capacidad de quien no logra ejecutar un plan correctamente planificado.

Como esta semana estoy algo desmotivado con la creación de “grandes negocios”, y con el sano objetivo de despertar alguna mente aletargada, me voy a permitir una pequeña licencia narrativa para reivindicar que todos y cada uno de vosotros activéis de inmediato vuestro Plan B, pues “esto” que está pasando escapa a toda planificación y lógica y sus consecuencias van a ser nefastas.

Yo no entiendo de política y nunca me ha interesado mucho -Me gusta pensar que es debido a que en algún rincón de mi alma todavía mantengo viva la llama que me otorga cierta condición de ingobernable-, pero que después de haber estado casi 3 meses en casa viendo como nuestros amigos y familiares sufren, nuestros empleos y empresas se destruyen y el colectivo sanitario se deja su vida por salvar la nuestra; después de haber cumplido con creces con nuestro compromiso y obediencia como miembros de una sociedad que ha luchado codo con codo por salvaguardar el bien común y la salud de sus miembros; después de haber seguido a rajatabla todo aquello que “se tenía que hacer” sin importar las consecuencias personales, físicas o económicas; después de haber perdido 500.000 madres, padres, hermanos, hermanas... -de la forma en que se han perdido y velado sus pérdidas-, después de todo esto, ¿resulta que no había un plan?¿no ha existido nunca un grupo de personas que, gracias a una elevada cualificación en la materia que el resto no tenemos, nos haya guiado para minimizar el impacto de esta crisis sanitaria sin precedentes?¿De verdad he sido tan necio de jugarme 39 años de mi vida al negro o al rojo, bajo la única premisa de un “brindis al sol”?

Aquí no hablamos de ENRON, Bernard Madoff o MF Global. Aquí hablamos de vidas humanas y no podemos mirar hacia otro lado. Soy consciente de que en España, en julio y agosto, la prioridad absoluta es encontrar hueco para la hamaca, pero ¿de verdad estamos dispuestos a dejar que nuestro país se hunda con la misma velocidad que lo han hecho nuestras capacidades empáticas, de análisis, autocrítica, sacrificio o unión?

¿De verdad nos estamos convirtiendo en una sociedad tan egoísta, laxa, cobarde y sumisa que aún sabiendo que va directa “al matadero” no consideramos siquiera un mínimo de resistencia o dejar una impronta de aquello que un día fuimos?

Por si no lo sabes -y cambio de tercio-, no es normal estar de vacaciones comentando con un amigo “la que va  a caer en septiembre” mientras te tomas una cerveza fresquita. Lo normal sería tomar la cervez una vez que hayas planificado qué vas a hacer en septiembre cuando esa que dices caiga, pero claro: que sea otro el que resuelva mi problema. Tampoco es normal que decidas meterte en casa de una señora mayor que se va de vacaciones para ejercer tu derecho a tocarte la nariz mientras el resto pagamos la hipoteca. Da igual si la ley te ampara, es una cuestión de humanidad, honradez y honestidad. Y también es robar, por si no lo habías considerado.

Los pequeños negocios van a seguir desapareciendo si no les ayudamos, yo entiendo que estés en contra de los empresarios y de su exuberante ritmo de vida, pero aquí tienes dos opciones: si consideras que eres mejor que ellos, monta tú el negocio y demuéstralo. Si consideras que puedes ayudar en algo, mejor hazlo. Las grandes corporaciones no van a apoyarnos cuando todo se vaya al carajo. -Deja que te diga algo: tú y tu opinión sobre ellas podría equipararse al monóxido de carbono que emana la caca de una vaca, ¿me sigues?-

En fin, parafraseando a Steve Jobs “si quieres tener éxito en tu vida, diseña y sigue tu propio camino; si quieres hacer feliz a la gente, monta un puesto de helados” -Eso sí, no te olvides de pagar la cuota de autónomos, el 26% de sociedades y las retenciones correspondientes-.

“Plan B”: urgente
Comentarios