Imprimir

El Vicente Trueba es un fortín

ALERTA | 22 de septiembre de 2019

Un jugador local se dispone a lanzar a puerta. / José Ramón
Un jugador local se dispone a lanzar a puerta. / José Ramón
  • El Torrelavega sumó su primera victoria de la temporada ante el Zamora  
  • Murillo Araújo y José Carlos Hernández fueron los nombres propios dentro de un alto nivel

El Torrelavega ganó y convenció en el debut liguero ante su afición. En un partido muy completo, el equipo de Álex Mozas se impuso con autoridad a otro de los equipos llamados a estar arriba esta temporada. El Zamora Rutas del Vino, que solo estuvo por delante con el 0–1, se vio superado por un conjunto con más ritmo y más intensidad. Con un ambiente sensacional en la grada, el equipo local, completamente de naranja,  comenzó con Lombilla y Sergio Rodríguez como jefes de la defensa y los hermanos Hernández liderando la ofensiva. Fiel a su estilo, el equipo de Mozas imprimió un ritmo eléctrico al choque. Rodríguez hacía el 2–1 desde fuera de la línea discontinua. Lejos de discrepar con la propuesta local, el equipo de Leo Álvarez aceptó el reto. Con Magadán fuera de juego por un lesión de rodilla, Maide hacía volar a los suyos. 

Un Murillo Araújo excepcional, que acumuló cuatro paradas en menos de diez minutos, se encargó de mantener siempre por delante a los suyos. José Carlos Hernández establecía el 5–3 al cazar un pelota en seis metros. Poco después, tras recibir un tanto, fue Isi Martínez el que corrió más que nadie para meterse prácticamente hasta la portería defendida por Barrientos. El run and gun de los naranjas situó el tanteador 7–4 y provocó el primer tiempo muerto del choque.

El minuto de resuello trajo a la pista a Abalos y Casanova para mantener la intensidad del equipo atrás. Los cambios mantuvieron el nivel de un equipo lanzado a por el choque. Nico Colunga se inventó un pase magistral para que José Carlos Hernández mandase a la malla el 9–5. El canterano naranja ve el balonmano como nadie. Mejor aún cuando tiene pista para correr. Otra asistencia suya sirvió en bandeja el tanto a ‘Fafa’ Cangiani. El segundo tiempo muerto de Álvarez sirvió para que los visitantes diseñaran un fly precioso materializado por Jaime González. Sin embargo, los cántabros estaban embalados. Colunga hacía y deshacía a su antojo y la grada disfrutaba de un juego tan vistoso como eficaz. Con una portería sobresaliente y un juego ofensivo coral, el Torrelavega llegó al descanso mandando por cinco.

A pesar de que Zamora Rutas del Vino regresó a la pista con un planteamiento defensivo mucho más abierto, buscando el fallo del equipo local, el Torrelavega volvió al partido con el modo rodillo activado. Krimer detuvo un penalti y Sergio Crespo, que cayó lesionado poco después, exhibió su potencia física para desarbolar a la zaga zamorana en dos arrancadas monumentales. En un abrir y cerrar de ojos, gracias a un tanto rubricado por Alonso Moreno, los naranjas mandaban por nueve, 19–10. 

Lejos de rendirse ante el vendaval, los de Leo Álvarez reaccionaron como se espera de un equipo de su categoría. Parcial de 0–3 y tiempo muerto de Mozas. Todavía no estaba el partido resuelto ni mucho menos. La defensa visitante apretaba a la primera línea local y Barrientos cazó un par de pelotas. El parcial era de 0-5 cuando José Carlos Hernández hacía su décima diana y sacaba los suyos del atolladero. Una exclusión de Borja Lombilla obligaba a los naranjas a un esfuerzo extra. Sin embargo, el BM Torrelavega demostró templanza y saber estar para convertir la debilidad en fortaleza. 

La inferioridad se saldó con 2–0 de parcial y los cántabros comenzaron a ver más cerca la primera victoria del curso. No obstante, la última intentona zamorana por engancharse al partido no iba tardar en aparecer. Los de Álvarez aprovecharon a la perfección otra inferioridad local, en este caso de Dani Hernández, para anotar tres goles consecutivos. Martín, en dos ocasiones, y Huix establecían  el 23–19 con el que se entró a los diez últimos minutos del partido.

En ese instante, apareció el carácter de Sergio Rodríguez para anotar un tanto de oro y la mano salvadora de Murillo Araújo para dar una opción extra a los suyos. Antón Setién no lo desaprovechó y superó a Barrientos con un lanzamiento por bajo. Con 25–19 y cinco minutos y medio por disputarse, el Torrelavega solo necesitaba no precipitarse para que la victoria se quedase en casa. Bien comandados por la dupla Dani Hernández–Isi Martínez, los cántabros gestionaron a la perfección el tramo definitivo del choque. El 27–22 con el que se llegó al final convierte en oro puro el punto cosechado en Aranda y supone un inyección anímica considerable antes de la primera eliminatoria copera.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/balonmano/vicente-trueba-es-fortin/20190922092125062887.html


© 2020 ALERTA El Diario de Cantabria

La presente página web, con dirección URL www.eldiarioalerta.com (“Sitio Web”), es operada por la sociedad Cantabrico de prensa, S.A (“Sociedad”), con C.I.F. núm. A28927606, inscrita en el Registro Mercantil de Santander,  con el Depósito Legal: SA-3-1959 y cuyo domicilio se encuentra en la c/ 1º de Mayo, s/n Barrio San Marín, Peñacastillo, 39011 Santander, Cantabria. Puede obtener más información remitiendo un correo a la siguiente dirección de correo electrónico de contacto administració[email protected] [email protected]

Copyright © CANPRE S.A El Sito Web incluye contenidos de Sociedad, del medio EL DIARIO ALERTA (“Medio”) y, en su caso, de terceros y/ o de otras empresas del grupo de la empresa del cual forma parte la Sociedad.

Las relaciones establecidas entre la Sociedad y los Usuarios como consecuencia de la utilización a los servicios que se prestan a través del Sitio Web, se regirán por lo dispuesto en la normativa española vigente en relación con la legislación aplicable y la jurisdicción competente. No obstante, para los supuestos en los que la normativa vigente prevea que las partes pueden someterse a fuero determinado, la Sociedad y los Usuarios, con renuncia expresa a cualquier otro fuero que pudiera corresponderles, se somete a la jurisdicción de los Juzgados y Tribunales de la ciudad de Santander.