Imprimir

SIN LATERAL DERECHO

Roberto García | 04 de septiembre de 2019

El entrenador del Racing, Iván Ania. / CUBERO
El entrenador del Racing, Iván Ania. / CUBERO
  • Buñuel juega el viernes con la selección Sub 21 mientras que Carmona no podrá estar contra el Cádiz por la ‘cláusula del miedo’ de su cesión  
  • Ania deberá ‘inventar’ algo nuevo a no ser que confíe en Iñigo Saiz Maza

Iván Ania se ha encontrado con un problema con vistas al partido del próximo viernes contra el Cádiz. Sus dos laterales derechos están sanos y salvos. Están en forma para jugar y tampoco están sancionados, pero no podrán jugar contra el equipo gaditano. Aitor Buñuel estará concentrado con la selección española sub 21 y David Carmona milita en el Racing en calidad de cedido por el club amarillo, por lo que tampoco podrá ser de la partida por culpa de una de esas cláusulas del miedo que, desde hace unos años, van unidas a todo contrato de cesión. De este modo, el entrenador verdiblanco necesita una solución de urgencia para pasar el mal trago de pasado mañana.

Para un club recién ascendido a Segunda División siempre es una buena noticia contar con jugadores internacionales en sus filas. Es el caso del Racing con Aitor Buñuel. Lleva meses en la órbita de los técnicos de la Federación Española y primero entró en una preselección que ya fue selección el pasado viernes, cuando conoció que había sido llamado para disputar dos partidos, uno el próximo viernes contra Kazajistán y el segundo el martes contra Montenegro. Esto no sólo quiere decir que no está pudiendo ejercitarse a las órdenes de Iván Ania estos días, sino que ni siquiera estará disponible para jugar contra el Cádiz. De hecho, su debut en el combinado estatal se producirá sólo dos horas antes de que el balón eche a rodar en Los Campos de Sport.

Para la entidad cántabra quizá pueda ser motivo de orgullo que uno de sus jugadores sea seleccionado por el combinado español, pero también es un problema. En el fondo, es fácil recordar el último precedente, cuando se jugó la vida (también en Segunda División) en Ponferrada y no pudo echar mano de uno de sus jugadores capitales en ese momento, como era Fede San Emeterio, porque fue también reclutado por la selección española. Quizá entonces había motivos para haber levantado la voz o para haber pedido un permiso especial, pero nadie lo hizo. Mucho menos se ha hecho ahora a pesar del serio problema con el que se va a encontrar Iván Ania.

El próximo fin de semana habrá parón en Primera División debido, precisamente, a que las selecciones nacionales tienen compromisos. Lo hacen tanto las absolutas como las sub 21. Sin embargo, la categoría de plata no se detiene y eso perjudica al Racing, entre otros. En condiciones normales, el trastorno tampoco sería excesivo porque el plantel cuenta con otro lateral derecho de garantías que, además, está aún pendiente de debutar en partido oficial. Se trata de David Carmona. El viernes podría haber sido su día pero los caprichos del destino quisieron que justamente ese día fuera el Cádiz quien se pusiera delante.

El problema es que Carmona está en el Racing en calidad de cedido por el conjunto andaluz. Y esa cesión lleva aparejada una cláusula por la cual, si Ania quisiera alinear al jugador contra el Cádiz, el club debería pagar una cantidad de dinero estipulada y que no ha trascendido. Suelen ser cantidades inasumibles que están, precisamente, para que nadie las tenga en cuenta.

Se las llama cláusulas del miedo y su nacimiento tiene que ver con el propio Racing. Fue a partir del gol que le marcó Pedro Munitis al Real Madrid cuando había vuelto a casa como cedido por el club blanco. Aquello le sentó como un tiro al todavía hoy presidente madridista, Florentino Pérez, y, a partir de ahí, comenzó a imponer esas cláusulas. Ahora las pone todo el mundo. También el propio Racing. De hecho, el curso pasado la sufrió Mario Soberón, que confiaba en poder jugar en Los Campos de Sport con la camiseta del Amorebieta, con la que le estaba saliendo todo, y no pudo por ese motivo. Ahora le toca a Iván Ania sufrirlo.

 

Seguir esperando. De este modo, el viernes podría haber sido un gran día para David Carmona pero no lo va a ser. Tendrá que seguir esperando. Llegó al Racing sabiendo que iba a tener un competidor duro por el puesto de lateral derecho en Aitor Buñuel y, además, comenzó la temporada con unos problemas físicos que ni siquiera le permitieron entrar en la convocatoria. De éstos ya está recuperado y ha entrenado con todos desde la semana pasada. Sin embargo, desde un principio sabía que, pasado el partido de Las Palmas, tendría que esperar al de Vallecas para tener la oportunidad de jugar por fin un partido oficial con el Racing.

Ania sabía desde la semana pasada que se iba a encontrar con esta situación. A partir de ahí, le ha tocado pensar en las posibles alternativas que puede tener. A buen seguro que ayer ya estuvo probando con el jugador elegido para esa demarcación, pero el entrenamiento fue a puerta cerrada y el secreto quedó tras la puerta. A buen seguro que haya que esperar al mismo día del encuentro para salir de dudas. Mientras tanto, toca plantear las opciones con las que cuenta el entrenador entre los jugadores disponibles.

La más natural y la que ya ha utilizado durante la pretemporada sería echar mano del canterano Iñigo Saiz Maza. Ha completado el verano a las órdenes de Iván Ania, que le conoce muy bien porque le tuvo bien cerca durante todo el curso pasado. Tanto es así, que incluso llegó a debutar en la última jornada de la fase regular, cuando el Logroñés visitó Los Campos de Sport. Y el canterano respondió tan bien que incluso muchos coincidieron en decir que había sido el mejor del partido. Lo cierto es que parece preparado para dar el salto pero se antoja complicado que el entrenador eche mano de sus servicios. De hecho, desde la semana pasada ya no entrena con el primer equipo y en el precedente más cercano de una situación similar, prefirió mirar hacia otra parte que hacia las categorías inferiores. Fue en el primer partido liguero cuando Ania también se encontró sin jugadores específicos para ocupar una posición. En concreto, fue para jugar como delantero centro, ya que Barral estaba sancionado, Nuha fuera de forma, Jon Ander lesionado y David Rodríguez deshojando la margarita. Lo natural habría sido utilizar a Siverio, que también debutó en aquel partido contra el Logroñés con goles y buenas sensaciones. También completó la pretemporada con el primer equipo y parecía que iba a ser tenido en cuenta, pero no fue así. Ni siquiera entró en la convocatoria. Teniendo esto en cuenta, difícil lo tiene Saiz Maza.

A partir de ahí, toca quedarse con lo que hay en el primer equipo. Y Ania sigue teniendo opciones, pero más forzadas y sacando a jugadores de su hábitat natural. Consistiría en reconvertir a centrales que, en algún momento de su carrera, hayan jugado con el dos a la espalda. Son los casos de Alexis e Iñaki Olaortuta. El primero jugó como lateral cuando daba sus primeros pasos como futbolista pero el paso de los años le trasladó al centro de la retaguardia. En el caso del vasco, sobre todo tuvo que vestir el dos de manera excepcional en su etapa como futbolista del Amorebieta. Ambos conocen el puesto y son susceptibles de poder tapar ese agujero que se va a generar contra un equipo con mucho potencial arriba.

Otra opción que podría llegar a manejar Iván Ania sería la de volver a situar a Nico Hidalgo como lateral derecho, algo que ya hizo a principios de año. Lo hizo para dar un descanso a Aitor Buñuel y, aunque durante un par de jornadas pareció una buena idea, en cuanto el motrileño tuvo delante a un extremo que de verdad le buscó, sufrió. Sucedió en Langreo. El equipo asturiano vio un chollo en esa posición y por ahí certificó su victoria contra el Racing. Desde ese día, Nico Hidalgo ya no volvió a vestir el dos a la espalda. Por el contrario, comenzó a dar sus mejores prestaciones como extremo. Son las mismas que hicieron que Ania le reclamara para volverle a tener en el equipo en el presente curso. Sin embargo, apenas está teniendo participación porque, además, es Yoda quien se ha hecho fuerte en esa banda derecha. Es improbable que el andaluz, que a buen seguro estará deseando jugar contra su exequipo, donde no tuvo la opción de mostrar su nivel, parta como lateral. Es sólo una de las opciones que puede manejar para cubrir ese espacio en blanco que la casualidad ha querido generar para el próximo viernes.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/futbol/sin-lateral-derecho/20190904100845061798.html


© 2020 ALERTA El Diario de Cantabria

La presente página web, con dirección URL www.eldiarioalerta.com (“Sitio Web”), es operada por la sociedad Cantabrico de prensa, S.A (“Sociedad”), con C.I.F. núm. A28927606, inscrita en el Registro Mercantil de Santander,  con el Depósito Legal: SA-3-1959 y cuyo domicilio se encuentra en la c/ 1º de Mayo, s/n Barrio San Marín, Peñacastillo, 39011 Santander, Cantabria. Puede obtener más información remitiendo un correo a la siguiente dirección de correo electrónico de contacto administració[email protected] [email protected]

Copyright © CANPRE S.A El Sito Web incluye contenidos de Sociedad, del medio EL DIARIO ALERTA (“Medio”) y, en su caso, de terceros y/ o de otras empresas del grupo de la empresa del cual forma parte la Sociedad.

Las relaciones establecidas entre la Sociedad y los Usuarios como consecuencia de la utilización a los servicios que se prestan a través del Sitio Web, se regirán por lo dispuesto en la normativa española vigente en relación con la legislación aplicable y la jurisdicción competente. No obstante, para los supuestos en los que la normativa vigente prevea que las partes pueden someterse a fuero determinado, la Sociedad y los Usuarios, con renuncia expresa a cualquier otro fuero que pudiera corresponderles, se somete a la jurisdicción de los Juzgados y Tribunales de la ciudad de Santander.