Imprimir

LA NUEVA NORMALIDAD

Javier Fernández |

Javier Fernández | 13 de junio de 2020

Estos días ha sido noticia la aprobación del Real Decreto-ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, es decir, la norma que contempla una serie de disposiciones mediante las que se regula lo que se ha dado en llamar la nueva normalidad, y es que tenemos que ir haciéndonos a la idea de que durante un período de tiempo vamos a vivir en un mundo que tendrá algunas diferencias respecto al que conocíamos con anterioridad a esta pandemia, un mundo en el que no desaparecerá el fantasma del coronavirus, sino que seguirá estando presente y condicionará muchos aspectos de nuestra vida diaria.

    Me gustaría pensar que de esta crisis saldremos más fuertes, como nos repiten constantemente para insuflarnos esa confianza tan necesaria en estos momentos. Quizás a medio y largo plazo así sea, aunque si seguimos en manos de los actuales dirigentes tengo dudas más que razonables de que eso llegue a pasar. Pero, a corto plazo, me temo que todavía seguiremos sufriendo las secuelas de lo ocurrido y que, en los próximos meses, continuaremos viviendo bajo el estigma del miedo. Será inevitable el miedo a que lo que hemos padecido se vuelva a reproducir dentro de poco tiempo, con la llegada del otoño, pues aunque ahora estemos más preparados, sabemos las dificultades que entraña la lucha contra este virus y, mientras tanto, tendremos que vivir en este ambiente que tiene un toque postapocalíptico, en el que las mascarillas y la distancia social se instalarán definitivamente en nuestro imaginario colectivo y pasarán a formar parte de nuestra forma de ver y entender la vida, aunque nuestra tendencia natural será la de relajarnos y bajar la guardia ante un enemigo que no hará concesiones a nuestra falta de diligencia. Pero a ese temor directo, inmediato, por razones sanitarias y por los riesgos para nuestra salud, se unirá otro si no sabemos gestionar adecuadamente la crisis económica que se avecina y, cuanto mayor sea el deterioro de nuestra economía, mayor será esa sensación de miedo colectivo que se apodera de las sociedades en momentos de crisis profundas. Para hacer frente a estos riesgos indudables que se atisban en el horizonte necesitaremos enormes dosis de confianza y auténticos líderes que la transmitan, pero aquí, por desgracia, se encuentra el tercero de nuestros problemas, pues hoy, la clase política, en general, deja mucho que desear, y la percepción que tenemos la mayoría de los ciudadanos es que nuestros políticos se encuentran enzarzados en una guerra sin cuartel en la que la crispación va en aumento día a día, como si la idea del consenso formase parte ya de un régimen caduco y moribundo, cuando resulta que fue la fuerza arrebatadora de esa idea la que nos permitió construir un régimen, un modelo y un sistema de vida que se reveló como uno de los mayores éxitos de nuestra historia, aunque ahora algunos pretendan renegar de él. No obstante, siempre hay motivos para la esperanza, pues hay un elemento que siempre jugará a nuestro favor, y este es el del potencial prácticamente ilimitado que tiene nuestra sociedad como tal, la capacidad de esfuerzo y de sacrificio de nuestras gentes, la imaginación y el dinamismo de nuestros emprendedores, el esfuerzo constante de nuestros trabajadores, la solidaridad sorprendente e ilimitada de las personas. Y todo esto es lo que nos permitirá afrontar y superar los indudables problemas a los que tendremos que hacer frente para transitar con éxito por esta nueva normalidad.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/javier-fernandez/la-nueva-normalidad/20200613044753079757.html


© 2020 ALERTA El Diario de Cantabria

La presente página web, con dirección URL www.eldiarioalerta.com (“Sitio Web”), es operada por la sociedad Cantabrico de prensa, S.A (“Sociedad”), con C.I.F. núm. A28927606, inscrita en el Registro Mercantil de Santander,  con el Depósito Legal: SA-3-1959 y cuyo domicilio se encuentra en la c/ 1º de Mayo, s/n Barrio San Marín, Peñacastillo, 39011 Santander, Cantabria. Puede obtener más información remitiendo un correo a la siguiente dirección de correo electrónico de contacto administració[email protected] [email protected]

Copyright © CANPRE S.A El Sito Web incluye contenidos de Sociedad, del medio EL DIARIO ALERTA (“Medio”) y, en su caso, de terceros y/ o de otras empresas del grupo de la empresa del cual forma parte la Sociedad.

Las relaciones establecidas entre la Sociedad y los Usuarios como consecuencia de la utilización a los servicios que se prestan a través del Sitio Web, se regirán por lo dispuesto en la normativa española vigente en relación con la legislación aplicable y la jurisdicción competente. No obstante, para los supuestos en los que la normativa vigente prevea que las partes pueden someterse a fuero determinado, la Sociedad y los Usuarios, con renuncia expresa a cualquier otro fuero que pudiera corresponderles, se somete a la jurisdicción de los Juzgados y Tribunales de la ciudad de Santander.