Imprimir

La Asobal se parte en dos

ALERTA El Diario de Cantabria | 28 de marzo de 2020

El argentino Nicolas Zungri. / José Ramón
El argentino Nicolas Zungri. / José Ramón
  • Seis equipos están a favor de bajar la persiana a la temporada y siete de terminarla  
  • El Sinfín está con los segundos siempre que no finalice más tarde del 6 de junio  
  • La federación advierte de que habrá ascensos y descensos

No hay unidad de acción en la Asobal respecto a qué hacer con lo que queda de temporada. Hay unos que quieren cumplir con todo el calendario y otros que prefieren darlo por imposible desde este mismo momento, acabar con la incertidumbre y pasar página. El Sinfín está en medio. Es uno de los dos equipos que apuesta por terminar el curso pero siempre con una fecha límite, que es la del seis de junio. Si la actual situación se alarga y hay que irse más allá, se posiciona en contra porque haría trizas sus presupuestos.

La comisión delegada de la Asobal se reunió para valorar qué postura defender frente a la Federación Española, que, en definitiva, es quien tiene la última palabra. Y su presidente parece tener las ideas muy claras y tiene claro que hay que intentar acabar. Lo que descarta es bajar la persiana e invalidar toda la campaña, por lo que ya se apresuró a advertir, una vez conocida la postura de los clubes más importantes del balonmano español, de que, sea cual sea el escenario que se encuentren, va a haber ascensos y descensos. Lo que falta es especificar cómo en el caso de que no se pueda culminar el calendario.

Cada uno de los clubes de la Asobal enseñó sus cartas en la reunión de la comisión delegada. Hubo media docena de ellos que apostaron directamente por que no se juegue más y dar por finiquitado el curso. Son los casos de Cuenca, Benidorm, Cangas, Guadalajara, Anaitasuna y Puente Genil. Los hay, por el contrario, que prefieren que se reanude aprovechando que la suspensión de los Juegos Olímpicos convierte el mes de junio en un mes útil para seguir jugando. Quienes apostaron por tirar hacia delante fueron el Barça, el Bidasoa Irún, el Atlético Valladolid, el Bada Huesca, el Granollers, el Balonmano La Rioja y el Nava. 

Son seis contra siete. Quedan dos en la votación. Y estos dos, entre los que está el Sinfín, también apuestan por seguir buscando la manera de dar continuidad a la competición. La diferencia es que ponen unas fechas límite. En el caso del club que preside Servando Revuelta, defendió que la temporada no podría irse más allá del seis de junio bajo ningún concepto. Todo ello, admitiendo que superar la barrera del 31 de mayo ya es un problema porque es la fecha en la que se acaban los contratos de los jugadores y también de los alquileres en los que viven sus jugadores de fuera.

El Ademar es el décimo quinto en discordia. Su voto también es favorable a culminar las once jornadas que restan por delante pero condicionado a una fecha. Y, como tiene un músculo financiero superior al del Sinfín, se podría permitir una semana más. Es decir, que su condición fue que la temporada no se fuera más allá del quince de junio. Entre los que votaron a favor de dar por cerrado el chiringuito, quien más incidió en ello fue Puerto Sagunto, ya que veía imposible llevar la competición a junio. De este modo, al igual que Guadalajara y Cangas, apostaron por bajar la persiana y que no haya descensos ni campeón (esto sería el menor de los problemas porque nadie discute esta condición al Barça). Y recordaron que han tomado esta decisión las ligas polaca, suiza, noruega, belga y suiza, además de la femenina de Alemania.

En total, son once los partidos que quedan por disputarse, que, en condiciones normales, supondría casi tres meses de competición. Se da por hecho que si ésta se retoma habrá que concentrar los partidos y jugar también entre semana. A partir de ahí, hay que hacer cálculos porque, por ahora, el estado de alarma está decretado hasta el doce de abril y no es descartable que aún se pudiera prolongar. A esto hay que sumar que los clubes expusieron la necesidad de contar con quince días de preparación antes de volver a la competición tras tanto tiempo confinado en casa. Lo consideran fundamental no ya para recuperar el mejor estado de forma posible, sino también para evitar posibles lesiones.

 

Varios panoramas. El objetivo de la reunión mantenida por los clubes fue presentar una postura lo más unificada posible, por lo que se quedaron lejos del éxito en este sentido. Y es que, la última palabra sobre lo que sucederá la tiene la Federación Española. Y, en ese sentido, su presidente Francisco Blázquez parece tener las ideas claras. Salió a la palestra tras la reunión de la Asobal para insistir en una postura que viene defendiendo desde hace días. Recordó que su intención es «intentar acabar todas las competiciones». Y, de hecho, advirtió de que incluso si no pueden completarse los calendarios, su idea es que haya «ascensos y descensos». Esto último podría afectar por un lado al Sinfín, que en sus últimos partidos se metió en problemas y se colocó a sólo dos puntos del pozo, y por otro al Balonmano Torrelavega, que lleva todo el año metido en la pelea por el playoff de ascenso que parece tener en la mano.

«El objetivo que nos marcamos en la última junta directiva es el de intentar acabar todas las competiciones, pero también sabemos que la competición se habrá desarrollado y que tendrá ascensos y descensos», explicó. Una cosa es plantear esta posibilidad y otra acertar a explicar cómo se llevaría ésta a cabo. Y no es fácil: «Lo único que falta por saber es qué escenario nos vamos a encontrar y si vamos a poder darle más continuidad a la competición o si vamos a tener que paralizarla. En todas esas líneas vamos a trabajar».

Asumió Blázquez que, a día de hoy, es imposible adivinar en qué momento pueden tener vía libre para retomar la competición o establecer una posible fecha para volver a la rutina. «No conocemos el momento en el que vamos a volver a una situación normal o hacer una actividad deportiva, así como las situaciones que se van a dar mañana», recordó el máximo dirigente del balonmano español. Es por eso por lo que admitió la complejidad del escenario en el que están. «Buscaremos la opción más coherente para todos, que nos la va a marcar el tiempo que tardemos en pasar a la normalidad y entonces tomaremos las decisiones oportunas», apuntó.

Más allá de la postura de cada uno de los clubes, Blázquez deja claro que, finalmente, será la Federación quien decida «cómo continuarán las competiciones y de qué manera». Lo que no contemplan, aunque haya seis equipos que hayan apostado por ello, es dar por terminada la Asobal y dejarla como está clasificatoriamente hablando. El escenario más optimista que vislumbra es que la temporada se pudiera retomar en la primera o segunda semana de mayo, ya que admite la necesidad de una preparación de «diez o quince días» tras el confinamiento. Todo es, ahora mismo, entrar en suposiciones sobre un escenario cargado de incertidumbres

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/balonmano/la-asobal-se-parte-en-dos/20200328101408075649.html


© 2020 ALERTA El Diario de Cantabria

La presente página web, con dirección URL www.eldiarioalerta.com (“Sitio Web”), es operada por la sociedad Cantabrico de prensa, S.A (“Sociedad”), con C.I.F. núm. A28927606, inscrita en el Registro Mercantil de Santander,  con el Depósito Legal: SA-3-1959 y cuyo domicilio se encuentra en la c/ 1º de Mayo, s/n Barrio San Marín, Peñacastillo, 39011 Santander, Cantabria. Puede obtener más información remitiendo un correo a la siguiente dirección de correo electrónico de contacto administració[email protected] [email protected]

Copyright © CANPRE S.A El Sito Web incluye contenidos de Sociedad, del medio EL DIARIO ALERTA (“Medio”) y, en su caso, de terceros y/ o de otras empresas del grupo de la empresa del cual forma parte la Sociedad.

Las relaciones establecidas entre la Sociedad y los Usuarios como consecuencia de la utilización a los servicios que se prestan a través del Sitio Web, se regirán por lo dispuesto en la normativa española vigente en relación con la legislación aplicable y la jurisdicción competente. No obstante, para los supuestos en los que la normativa vigente prevea que las partes pueden someterse a fuero determinado, la Sociedad y los Usuarios, con renuncia expresa a cualquier otro fuero que pudiera corresponderles, se somete a la jurisdicción de los Juzgados y Tribunales de la ciudad de Santander.