Imprimir

Investigan cómo la detenida pudo deshacerse del tejido de la cabeza

ALERTA El Diario de Cantabria | 02 de octubre de 2019

Agentes en el exterior de la vivienda donde vivía la pareja de Castro. / efe
Agentes en el exterior de la vivienda donde vivía la pareja de Castro. / efe

El juez de instrucción decreta prisión comunicada y sin fianza para la mujer, que no quiso declarar ante los agentes de la Guardia Civil que la interrogaron en las dependencias policiales

La Guardia Civil está investigando si la detenida en Castro Urdiales por el cráneo hallado en una caja cometió el crimen y si utilizó algún método para hacer desaparecer los tejidos de la cabeza y dejar solo el hueso.

 

Fuentes cercanas al caso explican a Efe que una de las líneas en la que trabajan los investigadores es saber como la mujer detenida por estos hechos, María del Carmen M.G., pudo matar a su pareja desde hace siete años, Jesús María B.R., de 67 años, a quien se cree que pertenece el cráneo.

 

Además, la mujer, para quien el juez de instrucción ha decretado hoy mismo prisión comunicada y sin fianza, no ha querido declarar ante los agentes de la Guardia Civil que la han interrogado en las dependencias policiales antes de ponerla a disposición judicial.

 

La Guardia Civil mantiene acordonado el piso de la calle Padre Basabe de Castro donde residía la mujer con su pareja. Esta vivienda es propiedad del hombre, que vivió allí con su primera mujer y sus hijos, antes de separarse.

 

Ayer, lunes, y hoy la Guardia Civil ha registrado el piso, donde también han llevado a perros especializados en la localización de restos humanos, entre ellos "Marley".

 

La mujer fue detenida este fin de semana en el edificio Mar Llana de la calle Padre Basabe.

 

Había entregado la caja a su vecina que contenía, según le dijo, juguetes eróticos que no quería que encontrara la Guardia Civil si registraba su casa tras la denuncia de la desaparición de su pareja.

 

La amiga de la detenida encontró el cráneo dentro de la caja al abrirla, en la madrugada del viernes al sábado y, tras el hallazgo, tuvo que ser atendida por servicios sanitarios y trasladada en ambulancia al centro de salud Cotolino de Castro Urdiales.

 

El servicio de Criminalística de la Guardia Civil analiza en Madrid el cráneo para, entre otras cosas, comprobar si se corresponde con la pareja sentimental de la detenida, Jesús María, un banquero jubilado que desapareció el pasado 11 de abril.

 

Una desaparición que precisamente denunció ese mismo día la propia sospechosa.

 

La causa será instruida por el Juzgado número 3 de Castro Urdiales, donde ya se han incoado diligencias previas y se ha ratificado el secreto de las actuaciones acordado previamente por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cantabria/investigan-como-detenida-pudo-deshacerse-tejido-cabeza/20191002105158063786.html


© 2019 ALERTA El Diario de Cantabria

La presente página web, con dirección URL www.eldiarioalerta.com (“Sitio Web”), es operada por la sociedad Cantabrico de prensa, S.A (“Sociedad”), con C.I.F. núm. A28927606, inscrita en el Registro Mercantil de Santander,  con el Depósito Legal: SA-3-1959 y cuyo domicilio se encuentra en la c/ 1º de Mayo, s/n Barrio San Marín, Peñacastillo, 39011 Santander, Cantabria. Puede obtener más información remitiendo un correo a la siguiente dirección de correo electrónico de contacto administració[email protected] [email protected]

Copyright © CANPRE S.A El Sito Web incluye contenidos de Sociedad, del medio EL DIARIO ALERTA (“Medio”) y, en su caso, de terceros y/ o de otras empresas del grupo de la empresa del cual forma parte la Sociedad.

Las relaciones establecidas entre la Sociedad y los Usuarios como consecuencia de la utilización a los servicios que se prestan a través del Sitio Web, se regirán por lo dispuesto en la normativa española vigente en relación con la legislación aplicable y la jurisdicción competente. No obstante, para los supuestos en los que la normativa vigente prevea que las partes pueden someterse a fuero determinado, la Sociedad y los Usuarios, con renuncia expresa a cualquier otro fuero que pudiera corresponderles, se somete a la jurisdicción de los Juzgados y Tribunales de la ciudad de Santander.