Imprimir

La cuadrilla de jabalineros nº 31, satisfecha de la pasada campaña

ALERTA El Diario de Cantabria | 21 de mayo de 2019

Cuadrilla 31 de Juan Carlos Gutiérrez en Honquemada. / Saja
Cuadrilla 31 de Juan Carlos Gutiérrez en Honquemada. / Saja

Juan Carlos Gutiérrez cree que el cupo de 12 piezas en Liébana es excesivo

El valle de Bedoya, como otros de la comarca lebaniega, ha sido históricamente tierra de cazadores, pues, ya se sabe, que lo que hoy es un deporte, antaño se practicaba por necesidad, especialmente, la caza mayor. En Pumareña, del municipio de Cillorigo de Liébana, está domiciliada la cuadrilla de jabalineros, que dirige Juan Carlos Gutiérrez, y que el Servicio de Montes tiene catalogada con el número 31, con la condición de grupo local. El grupo cuenta con 27 miembros todos de Liébana, excepto 5 que proceden del municipio de Cabezón de la Sal y del de Herrerías. Juan Carlos Gutiérrez es su jefe, llevando ya seis temporadas al frente del mismo. Antes ostentaron la jefatura otros aficionados como Eustasio Cuevas, Francisco Verdeja, Celestino Cuevas y Cástor Castro, éste padre el actual jefe.

El grupo terminó la campaña con la satisfacción generalizada de sus componentes. No en vano abatió 53 suidos, lo que la sitúa en tercer lugar en el ranking venatorio regional, detrás del de Santos Gómez, que ‘tumbó’ 65 bichos y del de Jaime Parra que ‘pasaportó’ 60. «La gente está contenta, hemos disfrutado», dice. Logró dos cupos. Uno en Honquemada y Mejelines y otro en Arabedes. En el lote de Barcenilla y Carrascal mataron 11 guarros salvajes. De todos modos, Juan Carlos García se muestra prudente a la hora de analizar el futuro y considera que mantener los cupos máximos en Liébana en 12 jabalíes es mucho y considera que será aconsejable reducirlos. Cree que los lobos están haciendo estragos en la población de suidos, porque se ven pocos animales pequeños. «Los lobos están matando las crías, se comenta por Liébana, concretamente se vieron a unos lobos comiéndose un jabalí».

El jefe de la cuadrilla número 31 califica de «salvajada» la decisión adoptada por el Servicio de Montes de fijar el cupo máximo de capturas para las dos últimas campañas en 12 piezas en todos los montes de la comarca lebaniega. «No sé si lo hacen» -dice refiriéndose a la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación- «para recaudar dinero o lo que quieren es acabar con la caza del jabalí, porque sí que hay montes como, por ejemplo Arabedes o Panda y Carrielda en los que hay abundancia de jabalíes, pero en el resto…. ya se ha visto esta temporada». Además de la de Juan Carlos Gutiérrez, en Liébana hay otras cuadrillas que cazan el jabalí en la comarca como las de Emilio Casares, Ismael Blanco, Vicente Puertas, Jaime Parra, Santos Gómez y Domingo Bueno, entre otras.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cantabria/cuadrilla-jabalineros-31-satisfecha-pasada-campana/20190521122641055089.html


© 2019 ALERTA El Diario de Cantabria

La presente página web, con dirección URL www.eldiarioalerta.com (“Sitio Web”), es operada por la sociedad Cantabrico de prensa, S.A (“Sociedad”), con C.I.F. núm. A28927606, inscrita en el Registro Mercantil de Santander,  con el Depósito Legal: SA-3-1959 y cuyo domicilio se encuentra en la c/ 1º de Mayo, s/n Barrio San Marín, Peñacastillo, 39011 Santander, Cantabria. Puede obtener más información remitiendo un correo a la siguiente dirección de correo electrónico de contacto administració[email protected] [email protected]

Copyright © CANPRE S.A El Sito Web incluye contenidos de Sociedad, del medio EL DIARIO ALERTA (“Medio”) y, en su caso, de terceros y/ o de otras empresas del grupo de la empresa del cual forma parte la Sociedad.

Las relaciones establecidas entre la Sociedad y los Usuarios como consecuencia de la utilización a los servicios que se prestan a través del Sitio Web, se regirán por lo dispuesto en la normativa española vigente en relación con la legislación aplicable y la jurisdicción competente. No obstante, para los supuestos en los que la normativa vigente prevea que las partes pueden someterse a fuero determinado, la Sociedad y los Usuarios, con renuncia expresa a cualquier otro fuero que pudiera corresponderles, se somete a la jurisdicción de los Juzgados y Tribunales de la ciudad de Santander.