Imprimir

El acusado de abusar de un chico de 14 años asegura que fue consentido y que no sabía que era menor

ALERTA El Diario de Cantabria | 12 de junio de 2019

Fiscalía y acusación particular piden 15 años de cárcel por abuso sexual y corrupción de menores


El acusado de abusar sexualmente de un chico de 14 años y grabarlo en vídeo con el teléfono móvil, ha asegurado que fue una relación sexual consentida, que desconocía que fuera menor y que cuando preguntó al chico la edad se fue al baño para borrar los vídeos que había grabado -que no se han podido recuperar-.

"Me quedé paralizado, no sabía qué hacer. Si hubiera sabido que era menor de edad no me habría liado con él", ha afirmado el acusado en el juicio celebrado este miércoles en la Sección Primera de la Audiencia, en el que el menor ha declarado a puerta cerrada.

Según lo expuesto en los informes finales, el menor ha asegurado que no consintió, que se quedó "bloqueado" porque no se podía creer lo que le estaba pasando, y que "en cuanto pudo" se marchó de la vivienda del acusado, a la que subió "confiado" porque era amigo de su prima, para secarse el pantalón que se había mojado.

La fiscal ha mantenido su petición de 15 años de cárcel por un delito de abuso sexual de menor de 16 años, con acceso carnal por vía bucal, y otro de corrupción de menores (elaboración de pornografía infantil), además de 12.000 euros de indemnización por el daño moral y el trastorno de estrés postraumático que le ha ocasionado.

Por su parte, la acusación particular, que ejerce la familia del menor, solicitó inicialmente 19 años de cárcel y 20.000 euros de indemnización pero en el juicio se ha adherido a la petición de la fiscal, que incluye también 21 años de inhabilitación para cualquier profesión que conlleve contacto regular y directo con menores, 12 años de alejamiento y de prohibición de comunicación con el menor agredido y libertad vigilada tras la salida de prisión de diez años.

Los hechos ocurrieron una noche de agosto de madrugada en unas fiestas de Castro. El acusado ha declarado que estaba borracho, que conoció al primo de su amiga ese mismo día y le invitó a su casa pero no le preguntó la edad porque por la hora que era y la gente con la que se encontraba, pensó que era mayor.

Ha añadido que en el ascensor le tocó la pierna y el chico no le dijo "en ningún momento que dejara de hacerlo"; que ya en el domicilio, se hicieron mutuamente una felación y "en ningún momento le dijo que parara o que quería irse" ni "apartaba la cabeza". Ha relatado también que le preguntó si quería grabarlo, y le respondió que sí, que no le tumbó en la cama ni le forzó y que se bajó el pantalón solo.

Después de recibir una llamada de su madre, a la que contó que estaba en casa de un amigo secándose el pantalón que se le había mojado, el acusado ha relatado que le preguntó la edad, y cuando le respondió que 14, se quedó "paralizado", se fue al baño y borró el vídeo. "Cuando me lo dijo me quedé loco", ha insistido.

La prima del menor ha relatado que cuando habló por teléfono con el acusado antes de verse, le preguntó si su primo estaba bueno y "yo le dije que no, que era un niño y que no era gay". Ha añadido que cuando unas amigas le avisaron de que "algo había pasado con su primo" y fueron a buscarle, bajó de la vivienda del acusado "llorando, muy nervioso y temblando".

Lo mismo ha dicho la madre del chico, quien ha explicado que su hijo, que ahora tiene 16 años, llegó a casa "completamente pálido" y le contó que un amigo "abusó de él y le estaba toquiteando".

La madre, que ha afirmado que su hijo es heterosexual y tiene novia, señaló que tras lo ocurrido "cambió muchísimo, no dormía por las noches", tenía dolores de cabeza, le afectó a los estudios y tuvo que empezar a ir al psicólogo.

Los peritos han confirmado que el menor sufrió estrés postraumático y una "descompensación psicológica compatible con una agresión sexual" y los médicos forenses se han ratificado en que el menor parece "un poco más joven" de lo que es.

INFORMES FINALES

En su informe final, la fiscal ha destacado la "solidez" del testimonio del menor, que es "coherente" y no esconde "ningún motivo espúreo", y a la que dan "credibilidad" las pruebas periciales. Por otro lado, ha dicho que es "indiferente" que las imágenes hayan sido destruidas y no se hayan distribuido.

El abogado de la acusación ha añadido que el menor es un niño "muy confiado" que sería "incapaz de inventar semejante circunstancia si no lo ha vivido", y sobre los vídeos, ha recalcado que "si consintió, no tiene sentido que una de las pruebas de ese consentimiento sea destruida".

Por su parte, el letrado de la defensa considera que no ha quedado acreditado ni la falta de consentimiento del menor ni que su patrocinado supiera que el chico tenía 14 años. Ha añadido que el menor ha declarado que se quedó "bloqueado" y entró "en shock", de lo que concluye que "no manifestó en ningún momento que no quería mantener esas relaciones".

Por último, ha señalado que las grabaciones "no duraron ni 10 minutos en el móvil", que ni llegó a verlas y que cuando supo la edad del chico, finalizaron las relaciones.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cantabria/cantabria-acusado-abusar-chico-14-anos-asegura-fue-consentido-sabia-era-menor/20190612144524056732.html


© 2020 ALERTA El Diario de Cantabria

La presente página web, con dirección URL www.eldiarioalerta.com (“Sitio Web”), es operada por la sociedad Cantabrico de prensa, S.A (“Sociedad”), con C.I.F. núm. A28927606, inscrita en el Registro Mercantil de Santander,  con el Depósito Legal: SA-3-1959 y cuyo domicilio se encuentra en la c/ 1º de Mayo, s/n Barrio San Marín, Peñacastillo, 39011 Santander, Cantabria. Puede obtener más información remitiendo un correo a la siguiente dirección de correo electrónico de contacto administració[email protected] [email protected]

Copyright © CANPRE S.A El Sito Web incluye contenidos de Sociedad, del medio EL DIARIO ALERTA (“Medio”) y, en su caso, de terceros y/ o de otras empresas del grupo de la empresa del cual forma parte la Sociedad.

Las relaciones establecidas entre la Sociedad y los Usuarios como consecuencia de la utilización a los servicios que se prestan a través del Sitio Web, se regirán por lo dispuesto en la normativa española vigente en relación con la legislación aplicable y la jurisdicción competente. No obstante, para los supuestos en los que la normativa vigente prevea que las partes pueden someterse a fuero determinado, la Sociedad y los Usuarios, con renuncia expresa a cualquier otro fuero que pudiera corresponderles, se somete a la jurisdicción de los Juzgados y Tribunales de la ciudad de Santander.