18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

ENTRAMBASAGUAS

Miles de personas desafían a la lluvia en Hoznayo

La Feria de San Lucas se convirtió una vez más en una gran exposición de todo tipo de productos y también asistieron varios rebaños de vacas, ovejas, cabras, caballos y burros

Los asistentes a la feria de Hoznayo observan un lote de buenas novillas en el recinto ferial. / Castillo
Los asistentes a la feria de Hoznayo observan un lote de buenas novillas en el recinto ferial. / Castillo
Miles de personas desafían a la lluvia en Hoznayo

A pesar de la lluvia caída incesantemente a lo largo de todo el día de ayer sábado, fueron bastantes las personas que se congregaran en la localidad de Hoznayo para participar en la tradicional y muy conocida feria de ganado equino, asnal, caprino y ovino de San Lucas, en la que no faltaron, como ocurre cada año, las distintas autoridades locales y regionales. Fue una mañana de paraguas, aunque la temperatura resultó bastante agradable

El presidente del Gobierno regional, Miguel Ángel Revilla junto al diputado nacional José María Mazón, pasearon por los puestos saludando a la gente. Igualmente, la alcaldesa del municipio, María Jesús Susinos y el popular Diego Movellán, tampoco faltaron a esta cita festiva. Ayer se celebró el día grande de estas fiestas, aunque también el pasado viernes se desarrollaron diversas actividades programadas por la Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Entrambasaguas, entidad encargada de la organización de los festejos en los últimos años, entre las que destacó el concurso de arrastre de caballos y la exhibición de corta de troncos y el levantamiento de piedras.

Además de la feria propiamente dicha, los numerosos visitantes pudieron presenciar una amplia exposición de maquinaria agrícola e industrial. 

La carretera nacional a su paso por esta bella localidad de Hoznayo, permaneció cortada durante toda la jornada y se contó con un amplio despliegue de los miembros de la Guardia Civil que se encargaron de la organización del numeroso tráfico existente en la zona, así como de la seguridad ciudadana.

En esta feria anual de San Lucas está teniendo cada vez mayor relevancia la presencia de numerosos puestos, alrededor de los cuatrocientos, con productos artesanales, comida, ropa y otros elementos típicos, aunque en este año la climatología disminuyó el número de ventas. Gente de todas las edades recorrieron hacia un lado y hacia el otro mirando detenidamente los productos allí ofertados. Puestos que se ubicaron a un lado y otro de la antigua carretera nacional, desde la zona de Adelma hasta Término.

A lo largo de toda la mañana fue habitual ver a los visitantes cargados con bolsas llenas de estos productos ofertados. Asimismo, varios componentes de la Guardia Civil se encargaron de que todo transcurriera con normalidad. Para ello procedieron a cortar la Nacional 634, desde la zona de la rotonda de acceso a la autovía hasta el otro extremo del pueblo, ya que a lo largo de ella es donde se colocaron los puestos de venta ambulante. De esta forma, se permite a los visitantes que puedan pasear con tranquilidad sin estar pendiente del tráfico rodado y de la misma manera, contemplar los numerosos productos ofrecidos. En lo que respecta a la feria propiamente dicha se contó con la presencia de caballos, cabras y ovejas. Como ya viene sucediendo en los últimos años, la feria se celebra junto al antiguo convento, en un prado bastante apropiado para la ocasión, a pesar de que la lluvia embarrancó bastante el piso. 

En este caso, las botas de agua fueron el mejor aliado de los visitantes. También despertó la curiosidad de los paseantes, especialmente entre los más pequeños, la presencia de ganado asnal, actualmente bastante difícil de ver, aunque cada año se puede apreciar que cada vez va en aumento. 

Los caballos de montura y las carrozas hicieron acto de presencia en la feria y en las zonas aledañas a la misma, junto con los numerosos puestos de complementos ganaderos. 

Desde el Ayuntamiento se potencia la feria ganadera para que vuelva a lo que antaño representó para la zona. A pesar del tiempo reinante, los visitantes no se desanimaron acudiendo tanto a la feria como presenciando con detenimiento todos los puestos. También se acumulaba bastante gente junto a los tratos que se establecían en las ventas realizadas. La alcaldesa comentó que San Lucas es una fiesta que muchas personas ya tienen marcada en su calendario y no faltan a la misma. En este sentido, manifestó sentirse muy satisfecha con el desarrollo de las distintas actividades. 

La feria anual de Hoznayo le fue concedida a la localidad por un privilegio de la Junta de Ávila en el año 1521. Antiguamente, en esta feria la aristocracia de la comarca de Trasmiera se daba cita para entablar las primeras relaciones que, en su mayoría, culminaban en boda bastante sonada. 

Además, la asistencia a este acto permitía a los jóvenes conocerse mejor y hacer la primera presentación a sus correspondientes familias.  

San Lucas quedó posteriormente convertido en un centro de contratación ganadero y que, con el paso del tiempo, ha ido evolucionando hacia distintos aspectos mercantiles.

Comentarios