18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

NOJA

Noja restaura la senda costera y el entorno de la Punta de la Mesa

Zona restaurada por el Ayuntamiento de Noja. / ALERTA
Zona restaurada por el Ayuntamiento de Noja. / ALERTA
Noja restaura la senda costera y el entorno de la Punta de la Mesa

El Ayuntamiento de Noja concluyó la restauración ambiental de la senda costera y el entorno de la Punta de la Mesa, cerca de la playa de Trengandín, con el objetivo de mejorar el estado de conservación de esta zona natural que, debido a procesos erosivos, ha perdido suelo y ganado en degradación vegetal.

Este impacto medioambiental, causado sobre todo por la presencia de personas que visitan el lugar, se traduce en multiplicidad de caminos en los que la vegetación «no se desarrolla plenamente», sumado a la existencia de ejemplares de especies de flora invasora, como el plumero, la chilca y el pitósporo.

Según indica el Consistorio en un comunicado, para lograr su recuperación se han puesto en marcha acciones de información y ordenación del uso que contribuyan a reducir ese ‘pisoteo’, así como acciones de restauración pasiva destinadas a controlar los procesos erosivos y regenerar el suelo y la vegetación.

En concreto, la actuación se estructuró en cuatro acciones diferenciadas. La primera consistió en la instalación de paneles y señales informativas.

Por un lado, se colocaron tres paneles, de 1,2 x 0,8 metros, destinados a informar a los usuarios sobre los valores ambientales del entorno y los fines del proyecto situados en los accesos a la senda.

Por otro lado, 15 señales de 25 x 30 centímetros se distribuyeron a lo largo del recorrido para advertir y solicitar la colaboración de los usuarios de respetar las medidas de protección.

La segunda acción de medidas de conservación y restauración consistió en la instalación de captadores pasivos de arena en las zonas en las que la duna perdió su morfología. Se dispusieron en alineaciones separadas entre 6 y 8 metros, con una densidad de 3 kg/ml.

Asimismo, se plantó vegetación dunar, destinada a regenerar la vegetación de las zonas pisoteadas que se cerraron al tránsito. La planta procede del vivero de Loredo, de la Demarcación de Costas de Cantabria, y también se eliminó manualmente la flora invasora.

La tercera de estas acciones consiste en medidas protectoras como el cierre de zonas en las que se instalaron los captadores, principalmente en la Punta de la Mesa, para evitar el acceso de los usuarios.

La cuarta y última actuación fue la adecuación del antiguo puesto de artillería costera, una estructura defensiva que se acondicionó para uso público. Para ello, se limpiaron las paredes interiores y se instaló un banco que permita el uso de esta estructura como observatorio de aves marinas, así como refugio ocasional en días de tormenta o lluvias.

Comentarios