23.04.2024 |
El tiempo

Una torrelaveguense, la primera europea en enfrentar el Quelccaya

Raquel García se prepara para ascender al glaciar Quelccaya en Perú, convirtiéndose en la primera mujer europea en hacerlo. La expedición incluye desafíos extremos y una misión social y ambiental

La pintora y montañera Raquel García se enfrentará este año al reto de convertirse en la primera mujer cántabra, española y europea en ascender al glaciar tropical más extenso del mundo, el Quelccaya, en la Cordillera de los Andes peruanos. El reto de Raquel García (Torrelavega, 1974) viene después de intentar ascender al volcán más alto de Asia, el Damavand (Irán), un sueño que se truncó en 2019 a escasos metros de la cima cuando el guía le dijo que no podía subir porque era mujer, y tras ser la primera española en atravesar caminando la cordillera del Himalaya. / Javier G. Paradelo
La pintora y montañera Raquel García se enfrentará este año al reto de convertirse en la primera mujer cántabra, española y europea en ascender al glaciar tropical más extenso del mundo, el Quelccaya, en la Cordillera de los Andes peruanos. El reto de Raquel García (Torrelavega, 1974) viene después de intentar ascender al volcán más alto de Asia, el Damavand (Irán), un sueño que se truncó en 2019 a escasos metros de la cima cuando el guía le dijo que no podía subir porque era mujer, y tras ser la primera española en atravesar caminando la cordillera del Himalaya. / Javier G. Paradelo
Una torrelaveguense, la primera europea en enfrentar el Quelccaya

Raquel García, una experimentada pintora y montañera de Torrelavega nacida en 1974, se embarca en un desafío sin precedentes en su carrera. Su objetivo es convertirse en la primera mujer cántabra, española y europea en ascender al glaciar tropical más extenso del mundo, el Quelccaya, ubicado en la Cordillera de los Andes peruanos. Este glaciar, con una superficie de aproximadamente 44 kilómetros cuadrados, representa un reto físico y mental de enormes proporciones.

García, conocida por su espíritu intrépido y su pasión por la montaña, ha enfrentado desafíos previos que la han preparado para esta nueva hazaña. En 2019, intentó ascender al volcán Damavand en Irán, el pico más alto de Asia, pero su sueño se vio truncado cerca de la cima cuando su guía le negó la subida por ser mujer. Sin embargo, esta experiencia no la detuvo, y García se convirtió en la primera española en atravesar caminando la cordillera del Himalaya, demostrando su determinación y resistencia en entornos extremos.

La expedición al Quelccaya está meticulosamente planificada, y García se encuentra en una fase intensiva de preparación física y mental. Su objetivo es acometer el desafío en mayo, después de pasar algunos días aclimatándose en Nepal para enfrentar las condiciones extremas que encontrará en Perú. La ascensión al nevado Quelccaya, que se eleva a 5.600 metros sobre el nivel del mar, implicará dormir en el hielo a 6.000 metros de altura, rodeada de imponentes montañas nevadas y enfrentando temperaturas que pueden descender hasta los 15 grados bajo cero.

Además del desafío físico, la expedición de García tiene un componente social y humanitario. Durante su travesía, tiene la intención de entregar juguetes y material escolar a los niños que viven en las remotas aldeas de montaña que visitará, compartiendo también fotografías de su región natal, Cantabria, para promover el intercambio cultural y el entendimiento entre comunidades.

Pero la misión de García va más allá de la aventura y la solidaridad. También busca generar conciencia sobre el estado del Quelccaya y la crisis climática que enfrenta. Estudios han demostrado que este glaciar ha perdido aproximadamente el 30% de su capa de hielo en los últimos 40 años, lo que lo convierte en un indicador crucial del calentamiento global y el derretimiento de los glaciares en todo el mundo. Además, la región que rodea al Quelccaya se enfrenta a presiones ambientales adicionales debido a la actividad minera, lo que aumenta la urgencia de proteger este ecosistema único.

Como directora de la expedición, García asume la responsabilidad de coordinar todos los aspectos logísticos, de seguridad y de equipo para garantizar el éxito de la ascensión. Su objetivo no es solo alcanzar la cumbre, sino también promover prácticas de senderismo responsable y la preservación del medio ambiente entre la comunidad montañera y la sociedad en general.

Mientras se acerca la fecha de su viaje a Perú, García continúa compartiendo sus experiencias y conocimientos a través de presentaciones y eventos en España. Recientemente, ha estado mostrando un documental sobre su expedición anterior al Kurdistán turco, destacando el papel del deporte femenino en entornos desafiantes y promoviendo valores como la igualdad de género, el bienestar infantil y la protección del medio ambiente. Con cada paso que da, Raquel García no solo desafía los límites de lo que una mujer puede lograr en la montaña, sino que también inspira a otros a unirse a ella en la lucha por un mundo más justo y sostenible.

Una torrelaveguense, la primera europea en enfrentar el Quelccaya
Comentarios