28.01.2023 |
El tiempo

SUCESOS

Muere un hombre en Torrelavega tras precipitarse desde un sexto piso: «No me atrevía ni asomarse, me daba pánico»

Los vecinos del inmueble escucharon un estruendo durante la noche del viernes cuando una persona se precipitó desde el sexto piso hasta un coche que estaba aparcado en la calle Garcilaso de la Vega

Vista de la calle Garcilaso de la Vega, donde ocurrieron los hechos. / S.D.
Vista de la calle Garcilaso de la Vega, donde ocurrieron los hechos. / S.D.
Muere un hombre en Torrelavega tras precipitarse desde un sexto piso: «No me atrevía ni asomarse, me daba pánico»

Un hombre se precipitó desde un sexto piso en la calle Garcilaso de la Vega de Torrelavega en la noche del pasado viernes.

Los vecinos del edifico se sorprendieron durante la noche cuando a través de la ventana vieron algo caer y escucharon un estruendo. Los servicios sanitarios y la Policía se desplazaron hasta el lugar de los hechos para atender el aviso pero ya no pudieron hacer nada por la víctima, que había fallecido. "El hombre tenía 53 años, una hija de 10 años y era natural de Vitoria pero estaba casado con una profesora de aquí y por la mañana estuvo hablando con el frutero muy bien como si nada", "El del bar de enfrente lo vio hasta caer", contaba una vecina.

Los vecinos del edificio pensaron al oír el golpe que se trataba de un accidente de tráfico

Los vecinos del edificio pensaron al oír el golpe del cuerpo al caer que se trataba de un accidente de tráfico, pero al asomarse a las ventanas vieron a una persona que había caído a través de una de las ventanas del edificio. «Oí el golpazo y me asomé y en un primer momento pensé que no era nada», explicó a ALERTA una de las vecinas del edificio, «hasta que vi llegar a las ambulancias». «No me atrevía ni asomarse, me daba pánico», comentaba tras el suceso. La persona se habría precipitado desde el sexto piso del edifico y la Policía investiga las causas de la muerte.

Muere un hombre en Torrelavega tras precipitarse desde un sexto piso: «No me atrevía ni asomarse, me daba pánico»
Comentarios