07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

La ministra Ribera traslada a Revilla el compromiso de buscar soluciones para Solvay

Revilla y los representantes de Solvay con la ministra Ribera. / ALERTA
Revilla y los representantes de Solvay con la ministra Ribera. / ALERTA
La ministra Ribera traslada a Revilla el compromiso de buscar soluciones para Solvay

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se reunió ayer con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, para transmitirle el compromiso del Ejecutivo de cooperar y estudiar soluciones para apoyar el proceso de descarbonización de la fábrica de Solvay. Revilla le ha pedido el apoyo del Gobierno al Plan de Transición Energética diseñado por Solvay para su planta química de Barreda que tiene como objetivo sustituir de manera progresiva el carbón por otros combustibles más sostenibles y reducir las emisiones de dióxido de carbono de sus procesos productivos.

Tras más de dos horas de reunión, Revilla ha salido del encuentro con una «impresión favorable» y convencido de que la ministra «ha entendido que Solvay está haciendo un esfuerzo importante en la línea de lo que se recomienda en Europa, cumpliendo todas las directivas, como ha hecho siempre una empresa que ha sido ejemplar en Cantabria en el cumplimento de las normas». Durante la reunión se han abordado las diferentes opciones con las que cuenta la planta de Torrelavega para llevar a cabo la transición, ha informado la Delegación del Gobierno en Cantabria.

Entre las alternativas que se barajan están la negociación con Bruselas para apoyar esta reconversión con Fondos del Pacto Verde o el desarrollo, en el medio plazo, de un mecanismo de obligaciones de eficiencia energética (certificados blancos). El Ministerio considera de «vital importancia» la implicación de todos los actores sociales y, sobre todo del sector industrial, en la transición hacia una economía neutra en emisiones.

En este sentido, Ribera ha reiterado el compromiso del Ejecutivo a la hora de facilitar la descarbonización de todas las empresas y, de forma especial, de aquellas que actúan como motor de la economía nacional -como es el caso de Solvay- de manera «justa e inclusiva», ofreciendo oportunidades de empleo para territorios y trabajadores. «Yo me voy satisfecho», ha insistido el jefe del Ejecutivo regional, que ha acudido a la reunión en la sede del Ministerio acompañado por el director general de Solvay para España y Portugal y director de la planta de Torrelavega, Jorge Oliveira; el director del Proyecto de Transición Energética y responsable de Operaciones de Solvay, Fernando Cohnen; y la encargada de Asuntos Ambientales de la empresa, Sonsoles Pérez.

Revilla cree que esta reunión es un «paso importante» para lograr el apoyo del Gobierno y de la Unión Europea a Solvay porque «encaja en los planteamientos que van a ser de obligado cumplimiento en una agenda encaminada a la lucha contra el cambio climático». Y ha recordado que la descarbonización es un imperativo legal para 2025 que obliga a las empresas a emitir menos contaminación como quiere hacer la firma química belga en sus instalaciones de Barreda, gracias a un proyecto que supondrá una inversión de más 120 millones de euros, la creación de 30 nuevos puestos de trabajo y el mantenimiento de los existentes.

Costoso proyecto. Revilla ha explicado que este «gran y costoso proyecto» consiste en la instalación de una nueva caldera de Combustible Derivado de Residuo, que es «vanguardia» en España y utiliza como fuente de energía los desechos provenientes de la actividad humana, que actualmente tienen como destino el vertedero. El presidente cántabro ha valorado que la planta de Torrelavega se haya adelantado a este proceso de transición energética y lleve «años dando pasos para ponerse al día», por lo que confía en que el plan presentado a la ministra le sirva para recibir la ayuda estatal y comunitaria, al igual que sucede en otros países europeos.

Por su parte, Oliveira ha agradecido el apoyo de Revilla y ha señalado que la planta de Torrelavega lleva tres años con este «ilusionante» proyecto que permitirá a la fábrica producir de forma más sostenible y mantener su competitividad en el mercado internacional.

«Estamos en el punto de pasar de las palabras a los hechos», ha dicho Oliveira, quien ha anunciado la «próxima» composición de un equipo de trabajo integrado por representantes del Ministerio y de la propia empresa para avanzar en la ejecución del mismo. Además, ha calificado como «muy positivo» el encuentro mantenido.

La ministra Ribera traslada a Revilla el compromiso de buscar soluciones para Solvay
Comentarios