09.05.2021 |
El tiempo
domingo. 09.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

El jurado declara culpable a la acusada de asesinar a su cuñada

El tribunal ha estado de acuerdo en todos los hechos salvo en el trastorno de la procesada, que ha considerado probado por mayoría
El jurado declara culpable a la acusada de matar a su cuañada en Torrelavega y prender fuego después a la vivienda
El jurado declara culpable a la acusada de asesinar a su cuñada

 El Jurado Popular ha declarado por unanimidad a la mujer que apuñaló a su cuñada en el piso en el que convivían en Torrelavega, culpable de haberle "dado muerte" y, por mayoría, consideran probado que padecía un trastorno psicótico y de la personalidad, que mermó gravemente, pero sin anularlas, sus facultades cognitivas y volitivas.

Con el veredicto del jurado ha quedado visto para sentencia el juicio con jurado que se ha desarrollado esta semana en la Audiencia de Cantabria, en el que la acusación particular y la defensa se han sumado a la petición de 14 años y nueve meses de cárcel, formulada por el ministerio fiscal, por un delito de asesinato con la eximente incompleta de padecer un trastorno psíquico, después de que la acusada reconociera ante el jurado que apuñaló a su cuñada.

La acusada ha vuelto a seguir lo que ocurría en la sala por videoconferencia, desde una cama de la unidad penitenciaria de psiquiatría del Hospital de Valdecilla, manteniendo su negativa a acudir al juicio, con la que sorprendió ayer al jurado, lo que llevó a un retraso de tres horas hasta que el forense acreditó que estaba en condiciones de seguir el juicio desde el centro hospitalario.

El jurado, también por unanimidad, ha visto a la acusada culpable de haber dado muerte a su cuñada, valiéndose de un ataque repentino y sorpresivo, que "impidió a la víctima defenderse y garantizó a la agresora el resultado mortal".

También la considera culpable de causar a la víctima, antes de su fallecimiento, "un dolor y un sufrimiento adicionales que resultan innecesarios para causarle la muerte".

La única de las cuestiones en las que el jurado no ha llegado a un acuerdo unánime ha sido si la acusada, en el momento de los hechos, padecía un trastorno psicótico y otro de personalidad, con "rasgos inmaduros", que mermó gravemente, sin anularlas, su capacidad de conocer el alcance y trascendencia de sus actos y su voluntad de actuar.

Sólo tres de los nueve miembros del jurado la han considerado "no culpable", por lo que finalmente se la declara culpable, dado que bastan cinco votos para resolver en un sentido la cuestión.

El jurado ha considerado probado que la acusada convivía, junto con su pareja y la hermana de éste en un piso de Torrelavega y que tras sufrir el hombre un ictus "comenzó a darle vueltas a la idea" de que la familia de su pareja "pretendía perjudicarla".

También considera probado que la relación entre ambas mujeres era "especialmente conflictiva", según las declaraciones de los sobrinos y de una amiga de la fallecida y que ésta decidió colocar un pestillo en su habitación por el "miedo" que tenía a la acusada.

Asimismo, consideran probado por unanaimidad que, mientras el hombre, acompañado de su hija, había acudido a visitas médicas en el hospital de Valdecilla, la acusada aprovechando que se encontraba a solas en el domicilio con su cuñada "cogió una navaja de unos 22 centímetros de hoja y fue en busca de la víctima".

A la que encontró en su habitación, donde "sabiendo que no tenía posibilidad de defenderse de su ataque, dándole golpes en cara y cuerpo", la tiró sobre la cama y la acuchilló de manera reiterada en tórax y abdomen, causándole múltiples cortes en el cuello y lesiones en sus extremidades superiores e inferiores, "privando dicho ataque a la víctima de toda posibilidad de defenderse",

También basándose en los informes forenses, el jurado considera probado que, estando la víctima sobre la cama, la acusada "le asestó aproximadamente 16 puñaladas con una navaja de unos 22 centímetros de hoja, en torax y abdomen, siendo mortales las que afectaron a órganos vitales como corazón, pulmones y aorta.

Además, han considerado probado que, luego, guardó la navaja e intentó prender fuego a la casa y al cadáver, que fue sofocado por los bomberos que, junto con agentes de la policía nacional, lograron acceder a la vivienda tras ser alertados por familiares.

Y también se considera probado que, a consecuencia de las heridas por arma blanca sufridas por la víctima, ésta sufrió un "shock hemorrágico por lesiones viscerales y vasculares múltiples que le ocasionaron la muerte".

El jurado declara culpable a la acusada de asesinar a su cuñada
Comentarios