28.05.2024 |
El tiempo

LOS COMUNISTAS EN MODO CENSURA

La extrema izquierda y la censura de una obra de teatro disfrazada de activismo en Torrelavega

La Asociacion Interpueblos y el Comite de Solidaridad con los Pueblos, convoca una concentración frente al Ayuntamiento de Torrelavega para exigir al Ayuntamiento que cancele el espectáculo de Mayumana

La extrema izquierda "acosa y censura" la cultura en la ciudad

Foto de archivo una manifestación el 
11 nov. 2023 por las calles en Santander para reclamar un alto el fuego inmediato en Gaza y "el fin del genocidio" en Palestina, convocados por Interpueblos.
Foto de archivo una manifestación el 11 nov. 2023 por las calles en Santander para reclamar un alto el fuego inmediato en Gaza y "el fin del genocidio" en Palestina, convocados por Interpueblos.
La extrema izquierda y la censura de una obra de teatro disfrazada de activismo en Torrelavega

En Torrelavega, la llegada anunciada de la compañía de artes escénicas israelí Mayumaná ha desencadenado una ola de críticas y movimientos para cancelar su actuación, catalogándola como una maniobra política del Estado de Israel. Sin embargo, es fundamental analizar esta situación bajo una luz crítica y preguntarnos si estamos ante un caso de censura disfrazada de activismo.

Mayumaná, conocida por su innovadora fusión de música, danza y teatro, planea presentarse en el Teatro Municipal Concha Espina (TMCE), ofreciendo a la comunidad local una oportunidad de experimentar una forma de arte vibrante y multicultural. A pesar de esto, varios grupos locales, impulsados por ideologías políticas, han presionado al Ayuntamiento para que cancele estas actuaciones, acusando a la compañía de ser una herramienta de propaganda israelí.

Es preocupante que en nuestra sociedad contemporánea, algunos sectores de la izquierda y la extrema izquierda intenten limitar el acceso al arte y la cultura bajo el pretexto de la política. La censura, en cualquier forma, es un ataque a la libertad de expresión y a la diversidad cultural. Afirmar que cualquier manifestación artística de un país específico es intrínsecamente política y debe ser boicoteada, es ignorar el valor del arte como medio de unión y entendimiento entre pueblos de diferentes orígenes y creencias.

Los promotores del boicot en Torrelavega argumentan que acoger a Mayumaná es hacerse cómplice de las políticas del gobierno israelí. Sin embargo, es crucial diferenciar entre las acciones de un gobierno y las expresiones culturales independientes de sus ciudadanos. La censura no discrimina; solo sirve para ensanchar la brecha y alimentar el desconocimiento.

Además, la moción del 30 de noviembre de 2017, que declara a Torrelavega como "Espacio Libre de Apartheid Israelí", aunque cargada de buenas intenciones, podría estar siendo malinterpretada aplicándose de manera que bloquea intercambios culturales fundamentales que tienen el poder de fomentar la comprensión y la paz.

Es paradójico que, mientras se intenta combatir lo que se percibe como apartheid y opresión, se adopten tácticas que en sí mismas podrían considerarse opresivas. La libertad de expresión incluye la libertad de disentir y la libertad de experimentar el arte en todas sus formas. Los esfuerzos por silenciar a Mayumaná no sólo privan a los ciudadanos de Torrelavega de una experiencia cultural enriquecedora, sino que también ponen en peligro los principios de apertura y tolerancia que definen una sociedad libre y democrática.

Antes de ceder a las presiones de grupos con agendas específicas, deberíamos preguntarnos si estamos promoviendo la justicia y la equidad o simplemente cambiando un tipo de exclusión por otro. La verdadera justicia se encuentra en el reconocimiento y la aceptación de la pluralidad de voces y expresiones, no en la censura basada en el origen geográfico o político de un grupo artístico.

En conclusión, Torrelavega debe resistirse a convertirse en escenario de conflictos políticos que buscan coartar la diversidad cultural bajo el estandarte del activismo. Defender la libertad artística es fundamental para mantener viva la esencia del diálogo intercultural y la paz. Que el arte sea un puente, no una barrera.

ENTRE LOS QUE QUIEREN CENSURAR ESTA REPRESENTACIÓN ARTÍSTICA:
Alouda Cantabria, Anticapitalistas Cantabria, Asamblea Antifascista, Asamblea Feminista Abierta de Cantabria (AFAC), Asamblea Feminista de Cantabria, Asociación Interpueblos, Bar Bolero, Cantabria por el Sahara, Cantabristas, Centro Juvenil Julio Vázquez, Centro Social Smolny, CNT-AIT Torrelavega, CNT Santander, Comité de Solidaridad con los Pueblos, Coordinadora Cántabra en Defensa de las Pensiones Públicas, Dlibros, Ecologistas en Acción, Grupo Municipal IU-Podemos, Izquierda Unida de Cantabria, Las Gildas, Pájaro Observador, Pasaje Seguro, Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) Santander, Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE), Plataforma Ciudadana contra la Exclusión Sanitaria, Podemos Cantabria, Podemos Torrelavega, Sindicato Cántabro de Asalariados del Transporte (SCAT), Red Cántabra Contra la Tata y la Violencia Sexual, Red de Mujeres Verdes EQUO Cantabria, Rincón Cubano Granma, Verdes EQUO Cantabria.

La extrema izquierda y la censura de una obra de teatro disfrazada de activismo en Torrelavega
Comentarios