27.02.2024 |
El tiempo
martes. 27.02.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria
ALERTA El Diario de Cantabria

CONTROL

Tras más de una década, controlarán en horario de 400 empleados públicos

El Ayuntamiento de Torrelavega anuncia la implementación de un sistema de control horario y presencia para 400 empleados, destacando mejoras en condiciones laborales y conciliación. La medida estuvo pendiente desde hace más de una década.
Sede del Ayuntamiento de Torrelavega. / Alerta
Sede del Ayuntamiento de Torrelavega. / Alerta
Tras más de una década, controlarán en horario de 400 empleados públicos

El Ayuntamiento de Torrelavega ha anunciado la inminente implantación de un sistema de control horario y presencia para sus aproximadamente 400 empleados públicos. Esta iniciativa, que ha estado pendiente de aplicación durante más de una década, busca optimizar la eficiencia y la transparencia en el desempeño de las labores municipales.

La concejal de Recursos Humanos, Laura Romano, ha comunicado con entusiasmo que se ha dado luz verde a la instrucción reguladora de este sistema, describiéndolo como "un avance sustancial" en las condiciones laborales de los empleados municipales. Romano destacó que esta medida no solo beneficiará la organización interna del Ayuntamiento, sino que también facilitará la conciliación entre la vida familiar y laboral, promoviendo así un ambiente laboral más equitativo y flexible.

Esta propuesta marca un hito significativo, ya que la última vez que se implementaron medidas de control horario fue en 2012, bajo la administración del anterior alcalde, Ildefonso Calderón. En ese momento, se establecieron medidas provisionales para supervisar la jornada de los funcionarios y empleados laborales, con el objetivo final de introducir un sistema automatizado. Dichas medidas se fundamentaron en la observación de un "irregular cumplimiento" de la jornada laboral por parte del personal municipal.

Posteriormente, en acuerdos entre la Corporación y los funcionarios, se decidió posponer la ejecución de este sistema hasta la actual legislatura, un plan que ahora se retoma con fuerza. En las directrices provisionales de 2012, Calderón recordaba a los empleados la obligación de cumplir estrictamente con la normativa vigente sobre jornada laboral, estableciendo las 37,5 horas de trabajo semanales (1.747 al año) como requisito.

Los jefes de los diferentes servicios fueron designados para supervisar el cumplimiento de las obligaciones laborales, presentando informes mensuales sobre el exacto cumplimiento del deber de asistencia al puesto de trabajo. Esta información detallada, que incluía la relación nominal de los trabajadores y las incidencias relacionadas con ausencias, incumplimientos de horario o excesos de tiempos máximos de descanso autorizados, debía ser remitida a la Concejalía de Recursos Humanos.

La reciente aprobación de la implantación del sistema en la Mesa de Negociación implica que ahora se someterá a dictamen en la Comisión de Recursos Humanos. Aquí, se tomarán decisiones cruciales, como la elección del sistema de fichaje y la determinación de las necesidades específicas de cada servicio y departamento municipal.

Tras más de una década, controlarán en horario de 400 empleados públicos
Comentarios