21.06.2024 |
El tiempo

EL TIEMPO

Cantabria vive hoy día para abrigarse: viento, lluvia y nieve

El último miércoles de marzo se presenta en Cantabria bajo un manto de incertidumbre y desafío climático. La comunidad autónoma, conocida por su belleza natural y diversidad de paisajes, se prepara para recibir una combinación de fenómenos meteorológicos adversos.
Una niña en la playa del Cantábrico. / A.E.
Una niña en la playa del Cantábrico. / A.E.
Cantabria vive hoy día para abrigarse: viento, lluvia y nieve

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) advierte de un miércoles retador en Cantabria, con la llegada de rachas de viento muy fuertes, lluvias extendidas y nevadas a cotas relativamente bajas. El 27 de marzo se presenta como un día con fenómenos meteorológicos que pondrán a prueba la resistencia de la región.

Viento y Nieve: Una Combinación Desafiante

Desde las alturas de la Cordillera hasta el litoral, Cantabria experimentará vientos del suroeste que podrían alcanzar rachas muy fuertes, especialmente en zonas elevadas. La cota de nieve, inicialmente situada entre los 1.000 y 1.300 metros, descenderá hacia el final del día hasta aproximadamente 800 metros, cubriendo de blanco los paisajes montañosos de la región.

Lluvias y Chubascos: El Agua como Protagonista

El cielo, nuboso o cubierto, será el telón de fondo para lluvias y chubascos que se iniciarán en las zonas de montaña por la mañana y se extenderán al resto de Cantabria por la tarde. Este panorama húmedo, aunque habitual en la región, requerirá de precauciones adicionales, especialmente para quienes se aventuren a las carreteras.

Fenómenos Costeros: Alerta en el Horizonte

La situación se complica aún más con la previsión de fenómenos costeros adversos. Para el jueves, 28 de marzo, la AEMET ha decretado aviso naranja, anticipando olas de hasta 6 metros y rachas de viento que podrían superar los 80 kilómetros por hora en áreas específicas como Liébana y la Cantabria del Ebro.

Temperaturas: Un Frío que No Cede

Las temperaturas mínimas se mantendrán con pocos cambios, mientras que las máximas experimentarán un ligero ascenso. Sin embargo, la presencia de heladas débiles en zonas altas del interior y en los valles del sur, y localmente moderadas en las cumbres, recordará a los habitantes de Cantabria que el invierno aún tiene algo que decir.

Preparativos y Recomendaciones

Ante estos pronósticos, se recomienda a los residentes y visitantes de Cantabria tomar medidas preventivas: revisar amarres y protecciones frente a los vientos fuertes, planificar desplazamientos evitando las horas de mayor riesgo y permanecer atentos a las actualizaciones meteorológicas. El miércoles se perfila como un día para observar la fuerza de la naturaleza, siempre con precaución y respeto por su poder.

Cantabria vive hoy día para abrigarse: viento, lluvia y nieve
Comentarios