22.08.2019 |
El tiempo
jueves. 22.08.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Tamames y Sanz Hermida presentan ‘La Primera Vuelta al Mundo’

Ramón Tamames, de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, y el coautor del libro, José María Sanz Hermida, durante la presentación de la obra ‘La primera vuelta al Mundo’. / Esteban Cobo
Ramón Tamames, de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, y el coautor del libro, José María Sanz Hermida, durante la presentación de la obra ‘La primera vuelta al Mundo’. / Esteban Cobo
Tamames y Sanz Hermida presentan ‘La Primera Vuelta al Mundo’

El catedrático y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Ramón Tamames y el doctor en Historia de la Cartografía de la Universidad de Salamanca, José María Sanz Hermida, han presentado este martes el libro ‘La Primera Vuelta al Mundo. Edición conmemorativa del V Centenario 1519-2022’ (Taberna Libraria) que contiene las dos únicas cartas autógrafas de Magallanes y Elcano, dirigidas al rey Carlos I, así como el Portulano de Jorge Reinel. La presentación del libro ha tenido lugar en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) con motivo del curso ‘El miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas Ramón Tamames’ que se celebra esta semana en Santander dentro de los Cursos de Verano de la institución académica.

Durante la presentación, Sanz Hermida ha explicado que «el hilo conductor de la edición fue precisamente el hallazgo del Portulano de Jorge Reinel». Se trata de una carta de navegación, del cartógrafo portugués, datada en 1519, con la que se consiguió medir la distancia que había entre Sevilla y las islas Malucas. La obra cubre el viaje de los navegantes Fernando Magallanes y Juan Sebastián Elcano (1519-1522), que supuso la primera vuelta al mundo en la que quedó zanjada definitivamente la discusión sobre si la Tierra era plana o redonda.

El libro y las cartas están acompañados de una transcripción de todos los textos, así como una serie de estudios complementarios firmados por especialistas en la materia.

Sanz Hermida, que se ha encargado de elaborar la parte cartográfica del libro ha asegurado que la recopilación y la reproducción de las cartas «simplemente fue bucear y buscar». «Había cartas que ya están ubicadas, vienen en obras que son posteriores. Cuando se edita la conquista de las Molucas, por Argensola en 1609, ha pasado casi un siglo», ha explicado. El catedrático ha explicado que, con carácter general, un portulano de la época se utilizaba como carta de navegar, si bien el que aparece en la obra en concreto no desempeñó esta función ya que fue un «regalo para Carlos I», lo que se puede apreciar en la decoración de la carta adorada con oro y escudos.

Según ha revelado, los mapas portulanos de los navegantes son «más sencillos». «Lo que tienen son redes de rumbos para que los barcos sepan por dónde pueden navegar y la representación de las tierras conocidas», ha matizado.

Además, ha relatado que los capitanes que «salían con un barco a descubrir nuevas tierras» y a «navegar por tierras desconocidas» tenían que «perfeccionar» y ver que lo que estaba allí dibujado «era real». «Volvían con el portulano a Sevilla, a la casa de la contratación, y los cartógrafos que allí había copiaban las novedades o las rectificaciones sobre el padrón que se desechaba», asegura.

Comentarios