09.08.2020 |
El tiempo
domingo. 09.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

UNIVERSIDAD INVESTIGACIÓN

El investigador cántabro Álvaro Rada logra una ayuda europea de dos millones

El investigador cántabro Álvaro Rada. / ALERTA
El investigador cántabro Álvaro Rada. / ALERTA
El investigador cántabro Álvaro Rada logra una ayuda europea de dos millones

El investigador cántabro Álvaro Rada ha logrado la ayuda del Consejo Europeo de Investigación (ERC, en inglés), dotada con dos millones de euros, para desarrollar durante los próximos cinco años su proyecto, que estudia los potenciadores capacitados, necesarios para inducir genes neurales en el desarrollo del cerebro.

Rada ha presentado este miércoles su proyecto junto al rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, el director del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC), Piero Crespo, y el director territorial del Banco Santander, Carlos Hazas.

Titulado "Disección de la lógica reguladora de los potenciadores capacitados", el proyecto de Rada, cuya "ejecución real" comenzará a mediados de 2020 pese a que ya lleva tiempo trabajando en él, trata de entender los mecanismos aún poco conocidos que hacen que los genes se expresen de forma precisa y específica durante el desarrollo de los reguladores denominados potenciadores capacitados.

Durante el proyecto, ha explicado que se usarán células madre embrionarias de ratón como modelo de desarrollo junto a métodos avanzados de genómica e ingeniería genética para así diseccionar la lógica reguladora de los potenciadores capacitados.

De esta forma, espera que su trabajo revele mecanismos "novedosos y generales" mediante los cuales estos elementos reguladores aseguran que la ejecución de programas de expresión génica durante el desarrollo embrionario ocurra adecuadamente.

Descifrar estos mecanismos, según el investigador, puede tener grandes implicaciones médicas, puesto que hay un varias enfermedades humanas, incluidos algunos tipos de cáncer, que no son causadas por mutaciones en genes, sino en este tipo de secuencias.

Esta ayuda, en su modalidad de "Consolidator Grant", es la segunda que recibe un investigador del IBBTEC, tras la obtenida por Ignacio Varela en 2014, mientras que supone la tercera ERC para la UC contando la lograda el año pasado por Ana Belén Marín-Arroyo, del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas.

Álvaro Rada es natural de Torrelavega, pero como ha recordado tuvo que irse a un "exilio voluntario" para desarrollar su tesis doctoral y, después de haber pasado por las universidades de Colonia (Alemania), Stanford (Estados Unidos) y Uppsala (Suecia), recaló en el Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria gracias al apoyo del programa STAR-2, cofinanciado por el Banco Santander y la Universidad de Cantabria.

Rada ha agradecido a las instituciones que han hecho posible en primer lugar que pudiera volver a su tierra y después lograr esta ayuda, que en su opinión permitirá contratar a investigadores altamente cualificados del panorama nacional y europeo, así como a los investigadores que han trabajado con él durante estos años.

Y también ha dado las gracias, visiblemente emocionado, a su familia, puesto que su trabajo le ha mantenido alejado de ellos por tener que haberse ido al extranjero y le ha quitado horas de estar junto a su mujer e hijos.

El rector de la UC, Ángel Pazos, ha considerado que este tercer ERC conseguido por la institución cántabra coloca a la Universidad en "una situación extraordinaria" en el panorama nacional y, pese a que de manera formal no implica ventajas competitivas para concurrir a otras ayudas, cree que ir a Bruselas con estos reconocimientos da a una institución pequeña como la suya "una posición de solidez".

Lo mismo ha opinado Crespo, quien tras elogiar la labor de Rada y de otros investigadores jóvenes del IBBTEC, ha subrayado que contar con dos ERC pone a su institución en "la primera división nacional", y cree que, excepto Madrid y Barcelona, ninguna otra ciudad cuenta con un centro investigador que tenga dos proyectos de este tipo.

Carlos Hazas ha confiado en que esta no sea la última vez que recibe la ayuda un investigador de la UC, a la que ha reconocido que el Banco Santander respalda especialmente entre las cerca de mil universidades a las que apoya por ser cántabra.

El proyecto de Álvaro Rada es uno de los 301 seleccionados entre 2.453 solicitudes por el Consejo Europeo de Investigación, doce de ellos para desarrollar en España y de los cuales sólo tres corresponden a universidades.

La convocatoria de este año, dotada con 600 millones de euros, ha tenido una tasa de éxito de un 12,3 por ciento y las ayudas se han distribuido entre 24 países de la Unión Europea y países asociados, siendo los investigadores beneficiarios de 37 nacionalidades distintas.

El investigador cántabro Álvaro Rada logra una ayuda europea de dos millones
Comentarios