25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

INNOVACIÓN

CTC y Ferroluz cooperan en el desarrollo de una pintura anticorrosiva sostenible

El Centro Tecnológico de Cantabria CTC y la empresa Ferroluz están trabajando en un proyecto basado en la nanotecnología para obtener pinturas repelentes al agua, anticorrosivas y respetuosalos con el medio ambiente.

El objetivo es sustituir las cargas metálicas que se emplean en este tipo de pinturas por nanoaditivos para conseguir "un producto más sostenible, menos tóxico y con menor huella ambiental" que los que se encuentran actualmente en el mercado, explica CTC en un comunicado.

El cromo o el zinc son los principales metales que se han utilizado tradicionalmente para aumentar la eficacia de los polímeros que forman las pinturas, y retardar así el proceso de corrosión, pero las restricciones ambientales que establece la legislación actual está llevando a la búsqueda de alternativas innovadoras "más salubres y más respetuosos con el entorno".

La fórmula en la que trabajan CTC y Ferroluz no existe en el mercado y, según el centro, permitiría a la empresa "disponer de un producto de alto valor añadido para fortalecer su capacidad competitiva".

CTC y Ferroluz ya colaboraron anteriormente en la aplicación de nanomateriales a los recubrimientos, un proyecto que culminó con el lanzamiento al mercado de un producto superhidrófobo orientado a materiales porosos, como morteros y ladrillos, así como a superficies ya pintadas como fachadas.
CTC y Ferroluz trabajan en el desarrollo de pinturas repelentes al agua más respetuosas con el medio ambiente. / ALERTA
CTC y Ferroluz trabajan en el desarrollo de pinturas repelentes al agua más respetuosas con el medio ambiente. / ALERTA
CTC y Ferroluz cooperan en el desarrollo de una pintura anticorrosiva sostenible
El Centro Tecnológico de Cantabria CTC y la empresa Ferroluz están trabajando en un proyecto basado en la nanotecnología para obtener pinturas repelentes al agua, anticorrosivas y respetuosalos con el medio ambiente.

El objetivo es sustituir las cargas metálicas que se emplean en este tipo de pinturas por nanoaditivos para conseguir "un producto más sostenible, menos tóxico y con menor huella ambiental" que los que se encuentran actualmente en el mercado, explica CTC en un comunicado.

El cromo o el zinc son los principales metales que se han utilizado tradicionalmente para aumentar la eficacia de los polímeros que forman las pinturas, y retardar así el proceso de corrosión, pero las restricciones ambientales que establece la legislación actual está llevando a la búsqueda de alternativas innovadoras "más salubres y más respetuosos con el entorno".

La fórmula en la que trabajan CTC y Ferroluz no existe en el mercado y, según el centro, permitiría a la empresa "disponer de un producto de alto valor añadido para fortalecer su capacidad competitiva".

CTC y Ferroluz ya colaboraron anteriormente en la aplicación de nanomateriales a los recubrimientos, un proyecto que culminó con el lanzamiento al mercado de un producto superhidrófobo orientado a materiales porosos, como morteros y ladrillos, así como a superficies ya pintadas como fachadas.

CTC y Ferroluz cooperan en el desarrollo de una pintura anticorrosiva sostenible
Comentarios