07.05.2021 |
El tiempo
viernes. 07.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Aumentan los robos en vehículos mediante inhibidores de frecuencia

Los ladrones utilizan esta herramienta para imposibilitar que los conductores logren cerrar sus automóviles | Llevan a cabo esta práctica cerca de centros escolares en los momentos de confusión

Un agente de la Policía Nacional durante un turno nocturno. / PN
Un agente de la Policía Nacional durante un turno nocturno. / PN
Aumentan los robos en vehículos mediante inhibidores de frecuencia

La Policía Nacional ha alertado este martes de un nuevo sistema de robos en el interior de vehículos mediante inhibidores de frecuencia que evitan el cierre de los coches para poder abrirlos después, y que se produce principalmente cuando están aparcados cerca de centros escolares.

Si bien hasta el momento sólo se han presentado denuncias en Madrid, la Policía señala en un comunicado que no se descarta que este método pueda estar utilizándose en Cantabria. Los delincuentes aprovechan la confusión en la entrega o recogida de los niños en los colegios, así como la elevada concentración de vehículos y personas en esos momentos, para robar en el interior de los automóviles estacionados.

Los delincuentes colocan inhibidores de frecuencia en las zonas de estacionamiento para que, cuando los propietarios de los vehículos accionan el cierre automático a distancia, éste no se active.

De esa forma, los automóviles se quedan abiertos sin que sus propietarios sean conscientes de ello y los ladrones aprovechan para sustraer rápidamente los objetos de su interior.

Los autores colocan los inhibidores en papeleras, jardineras o elementos que permitan el camuflaje de los mismos, todos ellos en zonas próximas al lugar donde se encuentran estacionados los vehículos.

Una vez que los inhibidores están escondidos, o los dejan activados, o bien se queda una persona en las inmediaciones de los centros educativos, activándoles en el momento de la entrega o recogida de los niños.

Por todo ello, la Policía Nacional aconseja cerrar bien las puertas y ventanillas del vehículo y no dejar las llaves puestas ni tampoco a la vista ni ocultos en el interior del automóvil objetos, documentos o efectos que puedan atraer a los delincuentes.

Al salir del garaje, se recomienda esperar a que el portón se cierre, evitando así el acceso de intrusos.

También se hace un llamamiento a no guardar en el vehículo las llaves de acceso a garajes o viviendas y que, en el caso de que el automóvil vaya a permanecer estacionado en la calle por la noche, se use la barra antirrobo de volante o pedal o cualquier otro medio físico o electrónico que disuada al delincuente.

Aumentan los robos en vehículos mediante inhibidores de frecuencia
Comentarios