26.05.2024 |
El tiempo

SUCESOS

Apuñalan 14 veces a un hombre por pedir silencio

La llegada oportuna de la Policía Local permitió detener al agresor y a sus tres amigos que lo acompañaban
Imagen de un agente de la Policía Nacional junto a dos vehículos policiales. / EP
Imagen de un agente de la Policía Nacional junto a dos vehículos policiales. / Policía Nacional
Apuñalan 14 veces a un hombre por pedir silencio

Un acto de violencia extrema sacudió la tranquilidad de la calle Orzán en A Coruña, dejando a un hombre gravemente herido después de recibir 14 puñaladas y ser golpeado brutalmente en la cabeza. El incidente, ocurrido cerca de las seis de la madrugada, fue capturado en un desgarrador vídeo por un vecino que se vio obligado a presenciar la escalofriante escena desde su ventana.

Según los informes, la pelea comenzó con una fuerte discusión y golpes contra una persiana en el número 17 de la calle Orzán. El testigo que grabó el vídeo alertó a la policía mientras veía a un grupo de personas rodeando a un hombre indefenso en el suelo. Las imágenes muestran al agresor propinando cuchilladas al hombre indefenso, mientras otros testigos imploran que detenga su ataque.

La llegada oportuna de la Policía Local permitió detener al agresor y a sus tres amigos que lo acompañaban. Sin embargo, el arresto no fue fácil, ya que el agresor se resistió violentamente y tuvo que ser sedado por los servicios médicos antes de ser llevado a la custodia policial.

Mientras tanto, el equipo médico del 061 atendió al hombre herido, quien sufrió múltiples heridas de arma blanca y hematomas en todo el cuerpo. El hombre fue trasladado a la UCI del Chuac con pronóstico grave, sin embargo, hoy le daban el alta, según fuentes oficiales.

Las investigaciones policiales revelaron que la víctima simplemente había pedido a los agresores que bajaran el tono de su discusión, lo que desencadenó el violento ataque. Se cree que los agresores, bajo la influencia de las drogas, se habían visto involucrados en altercados anteriores en la zona, lo que había generado preocupación entre los vecinos y los hosteleros locales.

Los residentes de la zona han expresado su indignación por la creciente ola de violencia en la calle Orzán, atribuyendo la situación a la presencia de locales que operan durante toda la noche y atraen a una clientela problemática. Los comerciantes están unidos en su llamado a las autoridades para que tomen medidas urgentes y restauren la paz y la seguridad en una zona que alguna vez fue conocida por su ambiente amigable y acogedor.

Apuñalan 14 veces a un hombre por pedir silencio
Comentarios