23.05.2024 |
El tiempo

ESTADOS UNIDOS

El “virus del ciervo zombi” enciende las alarmas entre científicos: Incurable y sin erradicación efectiva

El primer caso se detectó en el Parque Nacional de Yellowstone y ya ha alcanzado Corea del Sur y Canadá 

El “virus del ciervo zombi” enciende las alarmas entre científicos: Incurable y sin erradicación efectiva

El Parque Nacional de Yellowstone, localizado en los Estados Unidos, ha sido el epicentro del primer caso del alarmante "virus del ciervo zombi". Esta enfermedad, que desencadena un deterioro progresivo del sistema nervioso en animales como ciervos, alces y renos, es causada por una proteína malformada conocida como prion.

La comunidad científica se encuentra en alerta máxima desde la notificación de este primer caso de caquexia crónica (CWD). Los síntomas más notorios incluyen apatía, pérdida de peso, y babeo excesivo. El Servicio de Parques Nacionales de EE. UU. ha explicado que la transmisión puede ser tanto directa entre animales como indirecta, a través del contacto con elementos contaminados en el medio ambiente.

Aunque no se han registrado casos de transmisión a humanos, las autoridades han advertido sobre el riesgo de consumir tejidos de animales infectados. Esta precaución recuerda al brote de encefalopatía espongiforme bovina (EBB), mejor conocida como la enfermedad de las "vacas locas", que eventualmente afectó a humanos.

Expansión Internacional del Virus El "virus del ciervo zombi" no solo se ha restringido a Yellowstone. Según el Servicio Geológico de EE. UU., el virus ya ha llegado a Corea del Sur y a dos provincias en Canadá. Este síndrome se detectó por primera vez en animales en cautiverio en 1960 y en ciervos salvajes en 1981. Un estudio del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de EE. UU. sugiere que las áreas afectadas probablemente seguirán expandiéndose.

Cory Anderson, codirector del programa del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas, ha comunicado al diario The Guardian que actualmente no existe vacuna ni tratamiento para esta enfermedad. La preocupación radica en que no hay forma efectiva de erradicar la enfermedad de los animales infectados ni del medio ambiente que contamina. La enfermedad es mortal, incurable y altamente contagiosa.

El “virus del ciervo zombi” enciende las alarmas entre científicos: Incurable y sin erradicación efectiva
Comentarios