13.08.2020 |
El tiempo
jueves. 13.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

EDUCACIÓN

La Unión de Estudiantes lucha para que ningún alumno se quede atrás

  • La Federación estudiantil valora positivamente las medidas que se han tomado desde la Consejería.
  • "El gran reto, se halla, en la marcha de todo un sistema educativo bajo confinamiento, y las desigualdades que crea" dice Álvaro Moreda, Presidente de la organización.
La consejera de Educación, Marina Lombó realiza una vídeoconferencia con la Unión de Estudiantes. / ALERTA
La consejera de Educación, Marina Lombó realiza una vídeoconferencia con la Unión de Estudiantes. / ALERTA
La Unión de Estudiantes lucha para que ningún alumno se quede atrás

La Unión De Estudiantes de Cantabria, encabezada por su Presidente, Álvaro Moreda y su Coordinador General, Miguel Toribio, han mantenido un encuentro por teleconferencia con la Consejera de Educación, Marina Lombó, en el que han hablado sobre diferentes temas que atañen a la educación y al desempeño de esta, en medio de la crisis del Covid-19.

A lo largo de la conferencia que la Consejera mantuvo con los representantes educativos, también Consejeros en el Consejo Escolar de Cantabria, la dirigente del departamento de educación, expuso lo que sería la hoja de ruta a seguir por parte de la Consejería de cara a la finalización del curso actual. Como la decisión de flexibilizar los criterios devaluación y relajar la repetición.

De igual manera, los dirigentes estudiantiles propusieron una serie de medidas, con el objetivo de que nadie se quede atrás. Como la extensión a todos los alumnos con dificultades de todo el sistema educativo, de la dotación de material y medios informáticos y tecnológicos, y que no sea acotado solo a los de 2º de Bachiller.

En lo que se refiere a la prueba de acceso a la universidad, se aseguró por parte de Lombó, la celebración de la misma, a excepción de un rebrote que de lugar a una situación de gravedad absoluta. 

Desde la Federación estudiantil se defendió esta medida, ya que no quedan más alternativas, siempre que sea celebrada bajo los criterios y condiciones de higiene y sanidad. Y para ello propusieron poner todo el patrimonio público tanto del Estado, como de la Autonomía y de los municipios a disposición de la EBAU, con la finalidad de conseguir que el ratio de alumnos por asignatura sea el mínimo posible para poder mantener las distancias de seguridad y evitar contagios.

Desde Unión De Estudiantes se defendió adaptar la impartición de las clases a la situación de excepcionalidad y confinamiento por el coronavirus, por ello ve muy necesario adaptar tecnológicamente la estructura educativa.

El colectivo de alumnos considera que la adaptación ha sido buena, pero que se debe aprender de lo vivido, y mejorar de cara a futuro. “Aunque para el momento que estamos pasando y la gravedad que reviste la situación, así como lo inesperada que ha sido, con unos tiempos muy cortos y rápidos, ha habido una conciliación tecnológica aceptable”, ha declarado su líder, Álvaro Moreda.

La Unión de Estudiantes lucha para que ningún alumno se quede atrás
Comentarios