06.07.2020 |
El tiempo
lunes. 06.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Las reseñas en el sexo de pago, ¿de qué se quejan ellas y ellos?

Las reseñas en el sexo de pago, ¿de qué se quejan ellas y ellos?

El fenómeno de las opiniones online ha llegado al sexo de pago, es decir, aquellos que contraten los servicios de una escort, pueden valorar cómo fue la experiencia y ponerle nota. Esta web es Escort Advisor, un motor de búsqueda de trabajadoras sexuales, a las que se puede valorar después de tener un encuentro. No se trata, sin embargo, de un foro, sino de una herramienta similar a Tripadvisor pero aplicado al sector de la prostitución. 

Pero, ¿qué se valora en estas opiniones? Parece más o menos claro lo que valoran los hombres positivamente de un encuentro con una mujer pero, ¿de qué se quejan ellos? ¿y ellas? 

Las quejas de ellos

Para los hombres, el encuentro genera unas expectativas altas porque seleccionan a una mujer y concretan con ella los servicios y el tiempo previamente por lo que, si no se cumplen, se puede arruinar el momento. 

Las  prisas nunca son buenas consejeras, y es que una de las quejas habituales se produce cuando se ha contratado un tiempo concreto y mucho antes de que se vaya a cumplir el tiempo, llegan las exigencias por finalizar. Normalmente, suele ir ligada a la falta de implicación, sensación que tienen los hombres cuando la trabajadora sexual actúa de manera fría y robótica. Aunque pasarse tampoco gusta, por eso, fingir placer excesivamente se valora negativamente y se califica como “teatro”.

Por otro lado, cumplir los servicios que se contratan previamente es importante, de lo contrario, la decepción puede echar a perder el momento. Mientras que la higiene también juega un papel importante a la hora de obtener una reseña positiva. 

Las quejas de ellas

En la web Escort Advisor, ellas tienen la oportunidad de escribir una respuesta a cada comentario. Precisamente la higiene es básica también para ellas, de casa se viene limpio aunque normalmente se ofrece la posibilidad de ducharse antes de comenzar. 

Si a los hombres no les gusta que les metan prisa, a las trabajadoras sexuales no les gusta que ellos se lo tomen con calma como si los minutos de más no fueran importantes, porque el tiempo de cada uno, es oro y debe respetarse. Y deben hacer lo propio con los servicios pactados, insistir en algo que no va a suceder, puede terminar con el encuentro antes de tiempo. 

Respetar la comunicación también es importante, tanto el método de contacto que especifican las chicas, como no molestar una vez concretado el servicio.  Pero, sin duda, si algo valoran las mujeres que se dedican al sexo de pago es el respeto, porque ellas prefieren unos pocos clientes que las respeten, valoren y hagan sentir cómodas, que muchos mal avenidos. 


En algo que también coinciden ambos y que puede que sea el único factor imposible de compensar con otros puntos positivos es el plantón, que asegura una valoración negativa en el caso de ellos y el bloqueo del número de teléfono en el caso de ellas. El tiempo de cada uno es muy valioso e irrecuperable, por lo que evitar dar plantón, es lo más básico entre las trabajadoras sexuales y los clientes.

Las reseñas en el sexo de pago, ¿de qué se quejan ellas y ellos?
Comentarios