21.07.2024 |
El tiempo
domingo. 21.07.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

TURISMO

Pueblos de Cantabria: Un viaje a la tradición y la belleza natural

Cantabria, ubicada en el norte de España, es una región rica en paisajes montañosos, costas escarpadas y encantadores pueblos que parecen sacados de un cuento
Bárcena Mayor, uno de los pueblos más bonitos de España. / EP
Bárcena Mayor, uno de los pueblos más bonitos de España. / A.E
Pueblos de Cantabria: Un viaje a la tradición y la belleza natural

Aquí te presentamos algunos de los pueblos más bonitos y con mayor encanto de Cantabria, cada uno con su propia historia y atractivo único.

1. Santillana del Mar

Santillana del Mar, conocido como "el pueblo de las tres mentiras" porque no es santa, ni llana, ni tiene mar, es uno de los destinos más visitados de Cantabria. Este pueblo medieval está lleno de encanto con sus calles empedradas, casas tradicionales y la Colegiata de Santa Juliana, una joya del románico. Además, es famoso por estar cerca de las Cuevas de Altamira, declaradas Patrimonio de la Humanidad.

2. Comillas

Comillas es una mezcla de arquitectura modernista y belleza natural. Aquí se encuentra El Capricho de Gaudí, una de las pocas obras del famoso arquitecto fuera de Cataluña. El Palacio de Sobrellano y la Universidad Pontificia de Comillas son otros de los atractivos arquitectónicos que no te puedes perder. Además, la playa de Comillas y su puerto pesquero añaden un toque marítimo a su encanto.

3. Potes

Ubicado en el corazón de los Picos de Europa, Potes es el centro neurálgico del Valle de Liébana. Este pintoresco pueblo es famoso por sus calles estrechas, puentes de piedra y la Torre del Infantado. Potes es también el punto de partida para visitar el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, uno de los lugares de peregrinación más importantes de España.

4. Bárcena Mayor

Bárcena Mayor es uno de los pueblos más antiguos de Cantabria y está situado en el Parque Natural Saja-Besaya. Sus casas de piedra y madera, perfectamente conservadas, y su entorno natural lo convierten en un lugar ideal para disfrutar de la tranquilidad y la belleza rural. Pasear por sus calles es como viajar al pasado, manteniendo viva la esencia de la arquitectura montañesa.

5. San Vicente de la Barquera

San Vicente de la Barquera es un hermoso pueblo costero con un rico patrimonio histórico y natural. Su imponente castillo, la iglesia de Santa María de los Ángeles y el puente de la Maza son algunos de sus principales atractivos. Además, sus playas, como la de Merón y El Tostadero, y su puerto pesquero hacen de San Vicente un lugar perfecto para disfrutar del mar y la gastronomía local, especialmente sus mariscos.

6. Liérganes

Liérganes es famoso por su leyenda del "Hombre Pez" y su arquitectura barroca. El Puente Mayor y la iglesia de San Pedro Ad Víncula son dos de los monumentos más destacados. Además, Liérganes está rodeado de montañas y balnearios, lo que lo convierte en un destino ideal para el turismo de salud y naturaleza.

7. Castro Urdiales

Castro Urdiales combina la belleza de un puerto pesquero tradicional con una rica historia. Su impresionante iglesia gótica de Santa María de la Asunción y el castillo-faro de Santa Ana son visitas obligadas. Las playas de Ostende y Brazomar, junto con su paseo marítimo, hacen de Castro Urdiales un lugar ideal para disfrutar del mar y la historia.

8. Cabezón de la Sal

Cabezón de la Sal es conocido por su Feria de la Alubia y su Festival Internacional de Folclore. Este pueblo es también la puerta de entrada a la reserva natural de Saja-Besaya. Sus calles están llenas de casas típicas montañesas y edificios históricos como la iglesia de San Martín y el Palacio de la Bodega.

9. Mogrovejo

Declarado Bien de Interés Cultural, Mogrovejo es uno de los pueblos más pintorescos de la comarca de Liébana. Sus casonas de piedra y su torre medieval ofrecen un paisaje digno de postal. Además, su cercanía a los Picos de Europa lo convierte en un punto de partida ideal para excursiones y actividades al aire libre.

10. Carmona

Carmona, en el municipio de Cabuérniga, es un claro ejemplo de la arquitectura tradicional cántabra. Sus casas de piedra y madera, balcones floridos y calles empedradas conservan la esencia de los pueblos de montaña. Rodeado de verdes praderas y montañas, Carmona es ideal para disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad.

Conclusión

Los pueblos de Cantabria ofrecen una mezcla única de historia, cultura y naturaleza. Cada uno de ellos tiene su propio encanto y atractivo, haciendo de esta región del norte de España un destino imprescindible para aquellos que buscan descubrir la belleza y autenticidad de sus paisajes y tradiciones. Como decía el escritor cántabro José María de Pereda, "Cantabria es un balcón al mar y a la montaña," y estos pueblos son los mejores miradores de esa maravillosa vista.

Pueblos de Cantabria: Un viaje a la tradición y la belleza natural
Comentarios