28.03.2023 |
El tiempo

TERRORISMO

Mueven a la cárcel de País Vasco a la etarra que participó en el atentado de La Albericia

La etarra Dolores López Resina. (EFE)
La etarra Dolores López Resina. (EFE)
Mueven a la cárcel de País Vasco a la etarra que participó en el atentado de La Albericia
Instituciones Penitenciarias ha acordado el traslado a prisiones del País Vasco de siete presos etarras, entre ellos Dolores López Resina, "Lola", que participó en el atentado La Albericia (Santander) de 1992 en el que murieron tres personas

Dolores López Resina fue condenada a 102 años de prisión por su participación en el atentado del 22 de febrero de 1992 en Santander en el que murieron tres personas; a 186 años por su participación en el asesinato de Vicente Beti el 18 de abril de 1994 en Barcelona; a 17 años por el secuestro de José María Aldaya (1995) y otros 17 años y medio por el secuestro de Cosme Delclaux (1996).

Los otro cinco etarras son Mikel San Sebastián, condenado por el atentado de la T4 de Barajas-, Óscar Díaz Barrera, Aitor Cotano Sinde, Luis Marinaleda Garciandía, Jon Kepa Preciado Izarra y Jon Mirena San Pedro Blanco, trasladados todos ellos al País Vasco desde Soria, Palencia, Pamplona y Logroño, ha informado este viernes Instituciones Penitenciarias.

Mikel San Sebastián Gaztelumendi fue condenado en 2010 a 1040 años de prisión como responsable del atentado en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas, en el que murieron dos personas.

Oscar Barreras Díaz fue condenado a 35 años de cárcel por el asesinato en 1997 en Bilbao del inspector de Policía Luis Andrés Samperio; y Luis Mariñelarena Garciandía a 100 años como responsable del atentado en el que resultaron asesinados el socialista Fernando Buesa Blanco y su escolta Jorge Diez.

A ellos se suman Aitor Cotano Sinde, condenado por preparar explosivos para dos atentados; y Jon Kepa Preciado Izarra, condenado a 377 años de cárcel por intentar asesinar a la teniente de alcalde del municipio vizcaíno de Portugalete Esther Cabezudo, entre otras condenas por colocar artefactos explosivos.

El último trasladado es Jon Mirena San Pedro Blanco, condenado a 50 años de cárcel por participar en un intento de atentado contra un policía el 6 de junio de 1991 en Baracaldo (Vizcaya).

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha precisado que cuatro de estos presos tienen delitos de sangre que acumulan nueve asesinatos, y que tras este movimiento ya solo quedan siete presos por acercar a prisiones vascas o navarras, por lo que el 96 por ciento de los presos etarras ya duermen en cárceles de estas comunidades autónomas.

"Cuando acabe esta infamia acercando a los siete presos que quedan (para que todos estén en cárceles del País Vasco), esperamos que el Ministro Marlaska pida perdón a las víctimas del terrorismo, reconozca el daño causado y dimita automáticamente, pues habrá terminado el trabajo para el que Sánchez le fichó", ha añadido la AVT en un comunicado.

Por su parte, Dignidad y Justicia ha sostenido que "el Gobierno ha cumplido su infame pacto de legislatura con Bildu", ya que "a cambio de que esta última formación apoye los presupuestos generales para que Pedro Sánchez pueda gobernar, el ejecutivo se baja los pantalones de la decencia democrática y vende a las víctimas del terrorismo al acercar a los últimos terroristas que quedaban fuera del País Vasco y Navarra".

Mueven a la cárcel de País Vasco a la etarra que participó en el atentado de La Albericia
Comentarios