09.04.2020 |
El tiempo
jueves. 09.04.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria
ALERTA El Diario de Cantabria

Monedas encriptadas: De la digitalización y XRP de Ripple

Monedas encriptadas: De la digitalización y XRP de Ripple
Monedas encriptadas: De la digitalización y XRP de Ripple
Monedas encriptadas: De la digitalización y XRP de Ripple

La transformación digital, y válgase la redundancia, ha transformado casi todos los aspectos relevantes de la sociedad humana. Desde leer un libro que permite traspaso a móvil, hasta pretender erradicar el papel en los trámites bancarios. En este último aspecto, el mundo financiero augura nuevos terrenos plagados de digitalización. Es el tiempo de las criptomonedas. Y las XRP de Ripple se sitúan como unas de las más prósperas de su sector.

La transformación digital en el mercado financiero

El virtuosismo y el alcance de la digitalización ha permitido al ser humano añadir a les gestiones diarias el adjetivo de comodidad. Bajo la idea de la simplificación, la transformación digital ha revolucionado múltiples mercados poniendo casi cualquier actividad al abasto de cualquier dispositivo con conexión a Internet. Desde hacer la compra o leer un libro, hasta las operaciones del mundo financiero. Y con especial atención a este último universo, las criptomonedas han llegado para aportar soluciones virtuales a los métodos de pago convencionales.

Las criptomonedas cuentan hoy con dos grandes tipos: los bitcoins y los Ripple. La criptomoneda bitcoin fue concebida y engendrada como método distinto de pago entre individuos, descentralizado del sistemas financieros y gubernamentales. En cambio, la criptomoneda XRP de Ripple se basa en una plataforma de pago tendiente a los bancos, con el fin de acelerar y abaratar la transferencia universal de fondos. A pesar de sus diferencias, ambas criptomonedas están labrando una gran reputación para con su propósito en el futuro.  

Como cualquier valor económico, el valor de Ripple, del mismo modo que bitcoin, está sujeto a variaciones a lo largo del tiempo, dependientes de su cotización en el mercado financiero. Por ende, ver la cotización de Ripple actualizada es una constante que llevar a cabo a fin de entender su crecimiento y desarrollo. Nada denostable, puesto que entre 2018 y 2019 XRP estableció su posición entre las tres primeras criptomonedas favoritas.

Conociendo un poco mejor los XRP de Ripple

Ripple es la empresa que respalda los XRP, como realmente se llama dicha criptomoneda. A diferencia de bitcoin, que persigue desvincularse de la moneda común, Ripple pretende unir las diferentes monedas en uso a nivel mundial. No se fundamenta en una batalla contra el banco como lo hace bitcoin, sino que busca cooperar con el sistema financiero actual. A través de una plataforma que permita su desempeño de forma más segura, rápida y económica. Sin la tecnología de cadenas de bloque, ni los ávidos mineros de bitcoin.

La red propia de los XRP es RippleNet. Ésta permite procesar todos los pagos internacionalmente, con opción de seguimiento, una persistente instantaneidad y disponiendo de una firme seguridad propiciada por la encriptacion. Formando parte de RippleNet pueden enviarse detalles del proceso entre miembros, así como completar transacciones en tan sólo unos pocos segundos, abaratando costos y mejorando la experiencia del usuario.

El futuro de Ripple, además, debe tener en cuenta la clarividencia de sus próximas estrategias y movimientos de mercado. Y es que Ripple está consiguiendo algunas alianzas importantes que buscan aumentar su posición frente a otras criptomonedas. En este sentido, el Banco Nacional de Egipto está empezando a apostar por los beneficios de este método de pago. Con esta primera baza, Ripple plantea su salto a otros mercados. Focalizando en lugares como Reino Unido, EEUU o Canadá. Y es que si hay algo de lo que la digitalización desconoce es de parámetros fronterizos.

Del libro al banco: El alcance de la digitalización

Muchos de los aspectos más relevantes de la sociedad han ido evolucionando a través de las tecnologías digitales en un fenómeno llamado transformación digital. Ello podría entenderse, con unas sencillas palabras, como la eliminación del papel. Es decir, el fin de todo aquello analógico o físico, como podrían serlo elementos tan distantes como los periódicos o los trámites bancarios. Por ese motivo, se considera que la transformación digital, además de nuestro comportamiento respecto a algunas gestiones importantes, ha cambiado muchos modelos de negocio.

Y a pesar del gran cambio que ello supone, especialmente respecto a criptomonedas, y junto con una natural incomprensión debido a su naturaleza virtual, una buena información puede facilitar su incorporación al día a día. Como ejemplo, el libro “El Increíble Secreto de las Criptomonedas y Blockchain” (2019) de Franceska Beltrán Beltran, esboza el tema de manera fácil, rápida y sencilla. El libro cuenta con unos códigos que, escaneados con el móvil, conducen al lector a videotutoriales con los que entender en mayor profundidad todo lo concerniente a criptomonedas.

Y es que la digitalización, como en el de Franceska Beltrán Beltrán, también alcanza incluso el aparentemente impenetrable mundo de los libros. Es posible, sin embargo, que la transformación digital todavía sea un experimento, o un proceso en constante curso. No muchas personas se ven capaces de apostar por ello. Por ese motivo, además, las criptomonedas como Ripple no consisten en la voluntad de suprimir el sistema como tal, tampoco el dinero físico. Sino que persiguen una mejor adaptación a un mundo cambiante y digitalizado.

La trinidad de Ripple: xRapid, xCurrent y xVia

Dado que se conoce que las transacciones convencionales entre bancos son ciertamente ineficientes, los XRP existen para acelerar el proceso. El objetivo de Ripple es, por lo tanto, optimizar las transacciones internacionales mediante el uso de plataformas. Al contrario del excesivo tiempo que acarrean las transacciones comunes, una perfecta unión de los bancos mediante plataformas de Ripple responde a una mayor eficiencia y capacidad. Dichas plataformas son, exactamente, tres: xRapid, xCurrent y xVia.

La plataforma xRapid es una solución de liquidez a pedido con XRP como moneda global, con bajas comisiones y tiempos de confirmación veloces. Por otro lado, xCurrent está diseñada con el propósito de brindar liquidación y seguimiento de pagos fronterizos de forma instantánea, sin la necesidad de emplear XRP como moneda predeterminada. Por último, la plataforma xVia es una interfaz que aporta un marco único de interacción entre bancos y entidades financieras, todas dentro de la red RippleNet.

Las fronteras no están hechas para la omnipresencia del torrente sanguíneo digital. El nuestro es un tiempo de extrema globalización y cambio, donde lo importante no es sólo el producto, sino la facilitación del camino que lleva a él. Podría parecer que el entorno virtual ofrece algún tipo de inconsistencia debido a su intangibilidad. Pero la tecnología y el ingenio operan siempre desde la mayor seguridad cuando la ruta no es corpórea. El futuro digital ya está aquí. Nadie sabe si las criptomonedas como Ripple algún día serán parte o la totalidad de nuestro sueldo a fin de mes. Pero igual que ocurre con casi todo: las fronteras están para rebasarlas.

Comentarios