20.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 20.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Donna Stricklan, condecorada

La Premio Nobel de Física 2018 recibe en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo la Medalla de Honor del Premio Julio Peláez a las Pioneras de la Ciencias, en un acto en el que pone de relieve la labor de las mujeres en este campo

Katarina Svanberg, Teodoro Sánchez-Ávila, Donna Strickland,  Mar García Hernández y Paqui Caballero, ayer en La Magdalena. / JUAN MANUEL SERRANO ARCE
Katarina Svanberg, Teodoro Sánchez-Ávila, Donna Strickland, Mar García Hernández y Paqui Caballero, ayer en La Magdalena. / JUAN MANUEL SERRANO ARCE
Donna Stricklan, condecorada

La Premio Nobel de Física 2018, Donna Strickland, ha recibido «muy agradecida» y con «honor» este martes la Medalla de Honor del premio «Julio Peláez», concedida por la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno a las mujeres pioneras en la física, la química y las matemáticas.

La entrega de la medalla, que ha corrido a cargo del presidente de la Fundación, Teodoro Sánchez-Ávila, se ha producido en el marco de uno de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), que este jueves nombrará a la investigadora canadiense Doctor Honoris Causa de la institución académica.

El reconocimiento, dotado con un premio en metálico de 12.000 euros, se decidió «por unanimidad» del jurado que recayera sobre Strickland por su método para generar los impulsos de láser más cortos e intensos que hasta la fecha se han conseguido. Sánchez-Ávila ha señalado que el objetivo de esta medalla es reconocer la labor de las mujeres científicas que han contribuido con su trabajo al avance de la ciencia, que -ha dicho- «muchas veces han tenido que romper techos de cristal y no han recibido el reconocimiento que se merecen».

Además de su mérito científico, el jurado ha destacado su condición de pionera en la ciencia, al ser la primera mujer que gana el Nobel de Física en 55 años y la tercera en recibirlo en toda la historia.

Con la primera edición de este reconocimiento se pretende animar a las jóvenes científicas a iniciar su camino en la investigación.

La medalla lleva el nombre del marido de Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, creadora de la Fundación, un hombre que, según Sánchez-Ávila, «siempre tuvo en gran estima al papel de la mujer y supo ayudar a su esposa en la gestión de su patrimonio».

«Estaría muy satisfecho porque fue él quien contagió su amor por la ciencia a su esposa», ha subrayado el presidente de la Fundación, que financia 16 proyectos de investigación científica y el trabajo de más de 50 jóvenes investigadores que realizan sus tesis con contratos predoctorales.

Al acto han asistido, entre otras personalidades, la rectora de la UIMP, María Luz Morán, y el consejero de Educación en funciones, Francisco Fernández Mañanes.

Comentarios