10.07.2020 |
El tiempo
viernes. 10.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

La Cruz Roja espera "un montón de dificultades" en las playas

Una socorrista de Cruz Roja vigilando una playa. / alerta
Una socorrista de Cruz Roja vigilando una playa. / alerta
La Cruz Roja espera "un montón de dificultades" en las playas
El secretario y director de emergencias de Cruz Roja en Cantabria, Alfonso Alonso, espera "un montón de dificultades" en el servicio de salvamento de este verano en las playas, por el esparcimiento de las personas por los arenales o las medidas de prevención, así como otros problemas "extra" que todavía desconocen.

Este verano Cruz Roja opera en unas 50 playas de la región, desde San Vicente de la Barquera a Laredo, con 270 personas, lo que, según Alonso, conforma el mayor operativo que ha montado la organización hasta la fecha.

Alonso ha hablado sobre el salvamento en las playas cántabras durante la visita a las instalaciones de Cruz Roja de la delegada del Gobierno en la comunidad, Ainoa Quiñones, y el diputado nacional del PSOE por Cantabria, Pedro Casares.

"Es un verano atípico porque la COVID contamina todas las actividades. Hay un montón de dificultades extra y el problema es que todavía no hemos descubierto todas", ha dicho.

Los socorristas, según ha explicado, están más centrados en las labores propias del salvamento, aunque -ha añadido- mucha gente pregunta por el aforo de las playas y cómo se van a controlar.

"Intentamos evitar ese tipo de cosas para no desviarnos de lo realmente importante para los socorristas, que es el salvamento", ha incidido, antes de agregar que "los peligros que tenían siguen existiendo", por lo que no pueden volcar su atención hacia una parte de los problemas y desatender los que ya estaban.

El director de emergencia de Cruz Roja ha manifestado la preocupación de la organización por cómo afrontar el salvamento en la playa, que también se ha visto condicionado por la COVID-19.

En este sentido, ha señalado que el esparcimiento en los arenales derivado de la necesidad de guardar distancia entre usuarios hace que el riesgo "se expanda por las playas", y también la atención a las personas, ya que debe haber medidas de prevención.

Y ha mencionado otros aspectos que se van a ver influidos, como los baños adaptado y los utensilios que, por los protocolos de desinfección, obligarán al socorrista a estar "atento a muchos detalles", lo que a su vez "ralentiza las cosas".

También ha apuntado a dificultades del personal, que ahora tiene que trabajar con mascarillas, distancias y tienen que pasar reconocimientos médicos extraordinarios por el virus.

"Un montón de variables que van a influir. Hemos intentado detectar los principales, pero seguramente a lo largo del verano van a surgir nuevas dificultades que desconocemos", ha concluido.

La Cruz Roja espera "un montón de dificultades" en las playas
Comentarios