09.04.2020 |
El tiempo
jueves. 09.04.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria
ALERTA El Diario de Cantabria

Cómo conseguir la libertad financiera: principales pasos y consejos

Cómo conseguir la libertad financiera: principales pasos y consejos
Cómo conseguir la libertad financiera: principales pasos y consejos
Cómo conseguir la libertad financiera: principales pasos y consejos

Con el término libertad financiera se define a una situación a la que cada vez aspiran más españoles: vivir de diferentes fuentes de ingresos sin tener que trabajar. Este modo de vida, muy extendido en el mundo anglosajón, consiste en generar fuentes de ingresos suficientes y en modo automático que permitan a una persona o familia dejar su trabajo y vivir de las rentas generadas, ya sea por dividendos, alquileres u otros ingresos.

Pero para saber cómo conseguir la libertad financiera es importante trazar un plan a largo plazo en el que se tengan en cuenta una serie de aspectos clave para no cometer errores básicos que pongan en riesgo las finanzas familiares. ¿Te gustaría vivir para viajar y disfrutar de tus aficiones? Pues a continuación te mostramos los principales pasos y consejos para llegar a la tan ansiada libertad financiera.

Pasos para alcanzar la libertad financiera

Podríamos citar decenas de consejos y pasos que cualquier persona que desee llegar a este objetivo debería seguir, pero sin duda los más importantes son los siguientes:

Analizar la situación de partida

Para comenzar este viaje apasionante hacia la libertad financiera primero es necesario analizar el punto de partida desde el que iniciarlo. Para ello hay que recoger todas las fuentes de ingresos de las que se dispone (salarios, alquileres, dividendos...), todos los instrumentos de ahorro que se utilizan (planes de pensiones, depósitos bancarios, acciones...) y todas las deudas pendientes de amortizar (hipotecas, préstamos, tarjetas de crédito...) para cuantificar el tamaño de cada una de ellas. Una vez conseguido este primer paso, hay que pasar al siguiente.

Establecer objetivos

La libertad financiera puede ser muy diferente según las necesidades económicas de cada familia. Una persona soltera y sin hijos necesitará unos ingresos recurrentes más reducidos que una familia con tres hijos. Por ello, el importe de dinero invertido y generando ingresos puede ser muy distinto. Dependiendo de esta situación es necesario trazar unos objetivos alcanzables y realizables y determinar un plan hasta alcanzarlo. El viaje hacia la libertad financiera requiere de sacrificios, ya que cuanto más se ahorre e invierta antes llegará el momento de decir adiós al trabajo para siempre.

Control exhaustivo de ingresos y gastos

Sin un control riguroso de los ingresos de los que se dispone y de los gastos que hay que afrontar cada mes será imposible alcanzar la libertad financiera. Por ello es importante crear un documento Excel en el que cada mes se introducirá los ingresos y los gastos del mismo. Al analizar las diferentes partidas de gasto (comida, combustible, hipoteca...) será posible determinar objetivos de reducción de gasto en cada una de ellas. El objetivo debe ser incrementar poco a poco la tasa de ahorro mensual hasta que suponga al menos el 50% de los ingresos del mes.

Deshacerse de deudas

Lo prioritario en el viaje hacia la libertad financiera es ir reduciendo paulatinamente las deudas. Cuanto menor sea la carga de deudas, más dinero disponible tendremos para invertir en activos que nos provean de ingresos recurrentes. Por ello, además de controlar y reducir los gastos, es importante amortizar la deuda cuanto antes, incluso realizando amortizaciones parciales anticipadas para reducir todo lo que se pueda el periodo de devolución. De esta forma no solo se disfruta de una economía doméstica más saneada sino de un menor riesgo de caer en una situación de insolvencia en un futuro ante cambios en los ingresos familiares.

Invertir los ahorros

Este es quizás el paso más importante para alcanzar la libertad financiera, ya que es lo que nos va a proveer de ingresos mes a mes y año a año. Invertir los ingresos y ahorros es algo elemental para recibir intereses, dividendos, rentas o alquileres que te permitan vivir sin trabajar. Para ello puede ser necesario solicitar asesoramiento financiero, pero lo cierto es que a día de hoy existen multitud de herramientas de inversión fáciles de usar y que cualquier persona puede comprender. Instrumentos de inversión como los robo advisors, los fondos indexados, la compra de acciones con un buen historial de reparto de dividendos en los últimos años o invertir en crowdlending puede ser altamente recomendable.

Siguiendo estos pasos es posible alcanzar algún día los ingresos derivados de inversiones lo suficientemente elevados como para no necesitar el trabajo. Quizá no te vayas a convertir en Ana Botín, pero sí podrás disfrutar como nunca antes de tu tiempo, tus aficiones o tu familia.

Comentarios