23.05.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

SOCIEDAD

El Gobierno cántabro implantará en 2024 la primera estrategia de soledad no deseada en la región

Este problema afecta a personas de todas las edades y se están desarrollando programas piloto y se promoverán actividades

Tanos, Torrelavega (Cantabria) 14 enero 2024. Una mujer tiende ropa en Tanos, en cuya comunidad el Gobierno cántabro está comenzando a definir las líneas de su primera estrategia para combatir la soledad no deseada, que tendrá lista en 2024 e incluirá medidas de prevención, detección, intervención y apoyo, aunque ya se está desarrollando algún programa "piloto" en la región y durante todo el año se impulsarán actividades para tratar de paliar este problema. EFE/Pedro Puente Hoyos
Una mujer tiende ropa en Tanos, en cuya comunidad el Gobierno cántabro está comenzando a definir las líneas de su primera estrategia para combatir la soledad no deseada. EFE/Pedro Puente Hoyos
El Gobierno cántabro implantará en 2024 la primera estrategia de soledad no deseada en la región

El Gobierno cántabro está comenzando a definir las líneas de su primera estrategia para combatir la soledad no deseada, que tendrá lista en 2024 e incluirá medidas de prevención, detección, intervención y apoyo, aunque ya se está desarrollando algún programa «piloto» en la región y durante todo el año se impulsarán actividades para tratar de paliar este problema.

El director general de Dependencia, Atención Sociosanitaria y Soledad no Deseada del Ejecutivo regional, Eduardo Rubalcaba, explica que cada vez hay más personas que viven en soledad y que, en contra de lo que a priori se pudiera pensar, este problema «afecta casi a tantas personas jóvenes como de edad avanzada».

Rubalcaba se ha referido así a datos del Observatorio de Soledad No Deseada, que apuntan que en España se estima que hay un 13 por ciento de personas en esa situación y que un 22 por ciento de jóvenes se sienten solos.

Con todo, el director general cree que «es muy difícil tener cifras sobre este problema».

«La detección de la soledad no deseada es muy complicada. Hay personas que nunca revelarían encontrarse en esta situación y otras a las que es muy difícil detectar. En ocasiones, esta situación la detecta, por ejemplo, el farmacéutico o el panadero en zonas rurales; pero en las zonas urbanas es muy complicado. No existen herramientas de conteo de la soledad no deseada, y sólo pueden establecerse estimaciones», manifiesta.

Para afrontar el problema, el Gobierno va a impulsar en Cantabria la estrategia frente a la soledad no deseada, que estará lista en este año 2024, en el que se comenzará a aplicarla de forma «paulatina».

La estrategia prevé medidas de prevención y detección, y también actuaciones de intervención y apoyo.

Trabajo paralelo. No obstante, paralelamente a la elaboración de la estrategia se irán aplicando medidas como campañas para la visibilización del problema de la soledad no deseada, dinamización de centros comunitarios en zonas rurales, o la firma de convenios con entidades sin ánimo de lucro especialistas en esta situación, entre otras.

La idea es que las acciones que se diseñen e impulsen se vayan extendiendo por todo el territorio de la comunidad.

«Éste es un problema que no distingue entre zonas urbanas y rurales, edad, posición social, etcétera. Cualquier persona puede sentir soledad, aún estando rodeada de gente. La soledad es una sensación subjetiva en la que la persona siente que no tiene la cantidad y/o la calidad de relaciones sociales que le gustaría tener», abunda el director general.

Programa piloto. Cantabria ya viene desarrollando un programa piloto, denominado ‘Viernes’, para combatir la soledad no deseada en municipios en riesgo de despoblamiento.

Este programa se comenzó a desarrollar en la comarca de Campoo-Los Valles y con él se «dinamiza» a las personas inscritas con distintas actividades para procurar que se relacionen entre sí.

En 2024, este programa se va a extender a la zona de Saja-Nansa, pero la idea es ir llevándolo al resto de comarcas: Asón-Agüera, Valles Pasiegos y Liébana, de  forma progresiva.

Otra de las acciones que va a impulsar el Ejecutivo cántabro frente a la soledad no deseada es la firma de un convenio con el Colegio de Farmacéuticos, porque estos profesionales son de gran utilidad para detectar a personas solas, según abunda el director general.

Las actividades de diversa índole en centros comunitarios municipales, los talleres y las campañas de sensibilización son otras acciones que, a priori, se prevén desarrollar.

El Gobierno cántabro implantará en 2024 la primera estrategia de soledad no deseada en la región
Comentarios