20.05.2024 |
El tiempo

Los vecinos de Santander denuncian la "inactividad" del Ayuntamiento en relación a los problemas de ruido

FECAV denuncia la falta de acción del Ayuntamiento de Santander frente al ruido, instando a medidas eficaces para prevenir y eliminar la contaminación acústica que afecta a los vecinos.

Carteles de una concentración silenciosa de protesta por el ruido en la zona de cañadío-Pombo-Ensanche. / Alerta
Carteles de una concentración silenciosa de protesta por el ruido en la zona de cañadío-Pombo-Ensanche. / Alerta
Los vecinos de Santander denuncian la "inactividad" del Ayuntamiento en relación a los problemas de ruido

La Federación Cántabra de Asociaciones de Vecinos (FECAV) ha emitido un comunicado en el que expresa su preocupación por la falta de acción por parte del Ayuntamiento de Santander en relación con las quejas por ruido en la ciudad. Según FECAV, el Ayuntamiento de Santander ha mostrado "inactividad" frente a las denuncias por ruido. La organización insta a las autoridades públicas, especialmente al Consistorio, a ejercer un control más efectivo y eficiente en el ámbito urbanístico y en la regulación del ruido. El objetivo es prevenir, evitar y eliminar la contaminación acústica que afecta negativamente al derecho de los ciudadanos a disfrutar de un entorno tranquilo.

La FECAV considera que el ruido excesivo es un problema creciente en Santander y que el Ayuntamiento no está tomando medidas adecuadas para abordarlo. Según datos proporcionados por la federación, el número de quejas por ruido ha aumentado significativamente en los últimos años, lo que refleja la necesidad urgente de una acción municipal más enérgica.

En su comunicado, la FECAV también destaca el impacto negativo que el ruido tiene en la salud y el bienestar de los ciudadanos, así como en el medio ambiente. Señala que la contaminación acústica puede provocar estrés, problemas de sueño, pérdida de concentración y otros efectos adversos en la salud física y mental de las personas. Además, el ruido excesivo también puede afectar a los animales, perturbando su comportamiento natural y causando daños a su salud.

La federación hace hincapié en que el derecho a un ambiente tranquilo y saludable es fundamental y que las autoridades municipales tienen la responsabilidad de protegerlo y promoverlo. Insta al Ayuntamiento de Santander a tomar medidas concretas para reducir el ruido en la ciudad, como la aplicación de normativas más estrictas, la realización de campañas de concienciación y la inversión en medidas de control del ruido, como barreras acústicas y zonas de amortiguamiento.

FECAV aprovecha la cercanía del Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, el 24 de abril, para hacer estas demandas públicas. Destaca la unión de las asociaciones vecinales, que representan a una gran parte de los afectados por el ruido, en su esfuerzo por promover la protección del medio ambiente acústico y concienciar sobre las molestias y los daños que causa el ruido en las personas, los animales y los bienes.

El Ayuntamiento de Santander no ha respondido públicamente a las acusaciones de la FECAV hasta el momento de redactar esta noticia.

Esta denuncia de la FECAV pone de manifiesto la importancia de abordar el problema del ruido en las ciudades y la necesidad de una acción gubernamental más decidida en este sentido. El ruido excesivo es un problema que afecta a la calidad de vida de los ciudadanos y que requiere una respuesta urgente por parte de las autoridades municipales.

La FECAV espera que su comunicado sirva para sensibilizar a la opinión pública sobre la gravedad del problema del ruido en Santander y para presionar al Ayuntamiento a tomar medidas concretas para abordarlo. La federación insta a los ciudadanos a unirse a su causa y a exigir a las autoridades locales que tomen medidas para garantizar un entorno tranquilo y saludable para todos.

El Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido es una oportunidad para reflexionar sobre este problema y para tomar medidas concretas para combatirlo. La FECAV espera que este año, las autoridades municipales de Santander tomen medidas significativas para reducir el ruido en la ciudad y para proteger el derecho de los ciudadanos a vivir en un entorno tranquilo y saludable.

La FECAV continuará monitorizando la situación del ruido en Santander y presionando al Ayuntamiento para que tome medidas más enérgicas para abordar este problema. La federación insta a los ciudadanos a seguir denunciando las molestias por ruido y a unirse a su causa para exigir un ambiente más tranquilo y saludable en la ciudad.

Los vecinos de Santander denuncian la "inactividad" del Ayuntamiento en relación a los problemas de ruido
Comentarios