17.06.2021 |
El tiempo

Santander vive una noche relativamente tranquila tras el estado de alarma

Coche patrullando de Policía Nacional por Santander. / PN
Coche patrullando de Policía Nacional por Santander. / PN
Santander vive una noche relativamente tranquila tras el estado de alarma

Santander ha vivido una "noche tranquila" tras haber decaído a las 00.00 horas de este domingo el estado de alarma y, aunque ha habido varias denuncias por botellones, no se ha registrado "ningún incidente grave".

Así, al menos, lo han explicado fuentes de la Policía de Santander, que, aunque no han aportado datos concretos sobre denuncias por botellón o de otro tipo --se prevé que lo hagan mañana, lunes--, sí han confirmado que no ha habido ninguna hecho de gravedad.

De esta forma, la Policía Local, cuya presencia se había reforzado este fin de semana, ha tenido una "noche tranquila" teniendo en cuenta las especiales circunastancias que suponía el fin del estado de alarma y la caída del toque de queda, lo que permitía salir desde la medianoche.

En las horas previas al inicio del último toque de queda --que en esta ocasión solo fue de una hora, de 23.00 a 24.00 horas (cuando decaía el estado de alarma)-- los principales puntos de ocio de la capital cántabra estaban llenos de gente, como la plaza de Cañadío, con presencial policial, u otras áreas como el Río de la Pila.

En Santander, como es obligado en toda Cantabria, los bares y restaurantes tuvieron que cerrar a las 22.30 horas.

Santander vive una noche relativamente tranquila tras el estado de alarma
Comentarios