22.05.2024 |
El tiempo

Santander se compromete a regular las viviendas turísticas

La alcaldesa de Santander se reunió con asociaciones vecinales para consensuar aportaciones al futuro decreto de viviendas turísticas, destacando preocupaciones sobre seguridad y convivencia.

La alcaldesa de Santander se reune con AAVV para consensuar aportaciones al futuro decreto de viviendas turísticas. / Alerta
La alcaldesa de Santander se reune con AAVV para consensuar aportaciones al futuro decreto de viviendas turísticas. / Alerta
Santander se compromete a regular las viviendas turísticas

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, se reunió este viernes con representantes de la Federación Cántabra de Vecinos (FECAV) y de la Confederación de Consumidores y Vecinos de Santander y Cantabria para consensuar las aportaciones al futuro decreto de las viviendas de uso turístico en lo que se refiere a las comunidades de vecinos.

Una normativa que nace ante la necesidad de regularlas y abordar el crecimiento incontrolado de establecimientos ilegales, una cuestión que afecta a las comunidades de propietarios, hosteleros y administraciones, para la que el Gobierno ha abierto un plazo de información pública.

Acompañada por los concejales de Turismo y Participación Ciudadana, Fran Arias y Lorena Gutiérrez, respectivamente, Igual trasladó la problemática que afecta en este caso a las comunidades de vecinos y que están relacionadas con la seguridad nacional, ya que estas viviendas pueden ser un lugar "seguro" para el alojamiento de posibles delincuentes ante la falta de trámites de identificación y comprobación por parte de los propietarios.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, Igual también se ha referido a los problemas de seguridad local, como los de convivencia por ruidos, inseguridad vecinal por desconocimiento y falta de identificación de los residentes temporales, así como aquellos relacionados con el uso intensivo y desgaste de zonas comunes por el tránsito continuo en comunidades de vecinos.

Asimismo, se ha tratado la problemática relacionada con la convivencia que lleva a la desconfianza y pérdida de familiaridad del vecindario, asociada al desconocimiento de la identidad de los ocupantes de estas viviendas en edificios de residentes habituales, con distintos hábitos y costumbres.

La alcaldesa ha reiterado que Santander está "totalmente dispuesta" a colaborar con el Gobierno de Cantabria ante la necesidad de regular estas viviendas de uso turístico y ha anunciado que el lunes mantendrá otra reunión con los hosteleros para conocer de primera mano y consensuar sus aportaciones al decreto, tal y como ha ocurrido con las comunidades de propietarios.

"Tanto el Gobierno como los ayuntamientos tenemos una responsabilidad compartida. Debemos poner unas normas consensuadas, que sean comunes para todos", ha subrayado la alcaldesa, que ha recordado que, según datos del Ejecutivo, el año pasado se presentaron en Cantabria 2.031 declaraciones responsables de viviendas de uso turístico, lo que supone un 128 por ciento más que el año anterior.

La regulación de las viviendas de uso turístico es un tema de creciente preocupación tanto a nivel local como nacional e internacional. El fenómeno del alquiler turístico ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años, impulsado en gran medida por plataformas digitales como Airbnb y Booking.com. Si bien este tipo de alojamiento puede representar una oportunidad económica para propietarios y una alternativa de hospedaje para turistas, también plantea una serie de desafíos y preocupaciones para las autoridades municipales y los residentes.

En muchas ciudades, el crecimiento descontrolado de las viviendas de uso turístico ha generado tensiones en los mercados de alquiler, contribuyendo al aumento de los precios de alquiler y a la gentrificación de determinadas zonas. Además, la proliferación de este tipo de alojamiento ha generado preocupaciones en términos de convivencia, seguridad y el impacto en la identidad y el tejido social de los barrios.

En este contexto, la regulación de las viviendas de uso turístico se ha convertido en una prioridad para muchas administraciones municipales y regionales. La necesidad de establecer normativas claras y efectivas que aborden los diferentes aspectos de esta actividad se ha vuelto imperativa para garantizar un desarrollo urbano sostenible y equilibrado.

En Santander, al igual que en otras ciudades españolas, la proliferación de viviendas de uso turístico ha suscitado preocupaciones entre los residentes y las autoridades locales. La falta de regulación en este sector ha permitido la proliferación de establecimientos ilegales, que operan al margen de la ley y sin cumplir con los requisitos de seguridad y calidad exigidos para este tipo de alojamiento.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de Santander ha decidido tomar cartas en el asunto y trabajar en la elaboración de un decreto que regule las viviendas de uso turístico en el municipio. Con este fin, la alcaldesa Gema Igual ha convocado una serie de reuniones con diferentes actores implicados en la problemática, con el objetivo de recoger sus opiniones y aportaciones para la elaboración del decreto.

En la reunión celebrada este viernes, la alcaldesa se reunió con representantes de la Federación Cántabra de Vecinos (FECAV) y de la Confederación de Consumidores y Vecinos de Santander y Cantabria para discutir las posibles aportaciones al futuro decreto. Durante el encuentro, se abordaron diversas cuestiones relacionadas con la regulación de las viviendas de uso turístico, incluyendo aspectos como la seguridad, la convivencia y el impacto en el mercado de alquiler.

Una de las principales preocupaciones manifestadas por los representantes vecinales fue la seguridad de las comunidades de vecinos en las que se ubican las viviendas de uso turístico. Según señalaron, la falta de control y supervisión por parte de los propietarios de estas viviendas puede generar problemas de convivencia y seguridad en los edificios, especialmente en lo que respecta al acceso de personas desconocidas y al mantenimiento del orden y la limpieza en las zonas comunes.

Además, los representantes vecinales expresaron su preocupación por el impacto que el crecimiento de las viviendas de uso turístico pueda tener en el mercado de alquiler a largo plazo. Según indicaron, el aumento de la oferta de alojamiento turístico puede contribuir al encarecimiento de los alquileres en determinadas zonas de la ciudad, dificultando el acceso a la vivienda para los residentes locales y favoreciendo la especulación inmobiliaria.

Por su parte, la alcaldesa Gema Igual destacó la importancia de regular este sector de manera adecuada para garantizar un desarrollo urbano sostenible y equilibrado. Según señaló, la proliferación de viviendas de uso turístico sin control puede tener efectos negativos en la calidad de vida de los residentes y en la imagen de la ciudad como destino turístico.

En este sentido, Igual anunció que el Ayuntamiento de Santander está trabajando en la elaboración de un decreto que establezca las normas y requisitos que deben cumplir las viviendas de uso turístico en el municipio. Según explicó, el objetivo de esta regulación es garantizar la seguridad de los turistas y de los residentes, así como promover una convivencia pacífica y respetuosa en las comunidades de vecinos.

Para ello, el Ayuntamiento ha abierto un proceso de consulta pública en el que los ciudadanos y las entidades interesadas pueden enviar sus propuestas y sugerencias para mejorar el texto del decreto. Además, se han organizado una serie de reuniones y encuentros con diferentes actores implicados en la problemática, como asociaciones vecinales, empresarios del sector turístico y representantes de la administración regional.

En este contexto, la reunión celebrada este viernes con representantes de la Federación Cántabra de Vecinos (FECAV) y de la Confederación de Consumidores y Vecinos de Santander y Cantabria se enmarca dentro de este proceso de consulta y diálogo con la sociedad civil. Durante el encuentro, los representantes vecinales tuvieron la oportunidad de expresar sus preocupaciones y sugerencias en relación con la regulación de las viviendas de uso turístico, así como de conocer de primera mano los planes y propuestas del Ayuntamiento en este ámbito.

Tras escuchar las intervenciones de los representantes vecinales, la alcaldesa Gema Igual se comprometió a tener en cuenta sus opiniones y aportaciones en la elaboración del decreto. Según señaló, el objetivo del Ayuntamiento es alcanzar un consenso amplio y participativo que permita regular este sector de manera efectiva y equilibrada, teniendo en cuenta los intereses y preocupaciones de todos los implicados.

Además de la reunión con representantes vecinales, la alcaldesa Gema Igual anunció que el Ayuntamiento de Santander tiene previsto celebrar próximamente encuentros con otros actores implicados en la problemática de las viviendas de uso turístico, como empresarios del sector hostelero y representantes de la administración regional. El objetivo de estos encuentros será recoger las opiniones y aportaciones de todos los sectores afectados por la regulación de este tipo de alojamiento, con el fin de elaborar un decreto que refleje de manera equilibrada los intereses y preocupaciones de la ciudadanía.

En definitiva, la reunión celebrada este viernes entre la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y representantes de la Federación Cántabra de Vecinos (FECAV) y de la Confederación de Consumidores y Vecinos de Santander y Cantabria es un paso más en el proceso de consulta y diálogo iniciado por el Ayuntamiento para regular las viviendas de uso turístico en el municipio. A través de este proceso participativo, el Ayuntamiento busca recoger las opiniones y aportaciones de la sociedad civil y de los diferentes actores implicados en la problemática, con el fin de elaborar un decreto que garantice la seguridad, la convivencia y el desarrollo urbano sostenible en Santander.

Santander se compromete a regular las viviendas turísticas
Comentarios