14.06.2021 |
El tiempo

Retraso en los plazos del PGOURetraso en los plazos del PGOU

Una mujer pasea al perro en El Sardinero. / Cubero
Una mujer pasea al perro en El Sardinero. / Cubero
Retraso en los plazos del PGOURetraso en los plazos del PGOU

El portavoz del equipo de gobierno de Santander, Javier Ceruti, destacó ayer que la respuesta del Ayuntamiento a la crisis generada por la COVID-19 está siendo «satisfactoria», y ha valorado el «admirable» clima político que hay con la oposición y entre los socios de gobierno (PP-Ciudadanos).

Ceruti, que ha dado a conocer telemáticamente los acuerdos de la Junta de Gobierno por primera vez desde que se declaró la pandemia, ha subrayado que la gestión municipal de los servicios sociales está siendo «extraordinaria», pese al incremento progresivo de su demanda y las limitaciones de movilidad y de adquisición de material.

«Se está dando una respuesta satisfactoria sabiendo sobre todo cuáles son las circunstancias. Si esto lo hubiéramos previsto, pues a lo mejor en algunas medidas hubiéramos actuado con otros plazos y de otra manera», ha dicho, añadiendo que «cada paso es una situación absolutamente nueva». 

presupuestos, «papel mojado». Además, ha avanzado que los presupuestos de la ciudad se están reconsiderando porque son «papel mojado» ante las nuevas necesidades causadas por la emergencia del coronavirus, y es partidario de suprimir «todo lo que no sea imprescindible».

Así, se ha mostrado partidario de afrontar cuanto antes el futuro económico, porque es la forma de «evitar recargar a los servicios sociales». Ha llamado también destinar fondos a evitar que «mueran» empresas si finalmente se materializa la «buena noticia» de que los municipios destinen parte del superávit del año pasado, que en Santander es de unos 20 millones de euros, y sus remanentes de otros ejercicios, a afrontar la emergencia del coronavirus.

«Toda afección al sistema económico supone sobrecarga de los servicios sociales y hay que ser conscientes de que nos estamos metiendo en una situación muy complicada», ha apostillado.

Pese a que puede dar la sensación de que la COVID-19 ha generado «una paralización municipal», Ceruti lo ha desmentido y ha sostenido que el «ejemplo supremo de que no se detiene» la actividad es el trabajo de los servicios sociales.

Respecto al clima político, Ceruti lo ha considerado «admirable». A su juicio la situación exige que todos aparten sus «resquemores, molestias y preocupaciones» y se vuelquen «en sacar adelante una situación muy complicada y que la gente lo perciba así y sepa que no se van a gastar fuerzas más que en ayudar». En este sentido también se ha referido a las relaciones entre los socios de gobierno, tras ser preguntado por las «deslealtades» a las que aludió en tiempos pasados por parte del PP, y ha afirmado que «ahora no existe ningún problema con nadie».

También ha mencionado que se pretende celebrar el pleno del Consistorio correspondiente a abril, aunque todavía no se sabe en qué formato, puesto que existen «dudas jurídicas» de que se pueda desarrollar con garantías de forma telemática, como así pretenden desde el equipo de gobierno. Pese a que las juntas de gobierno local se celebran por esta vía, Ceruti ha explicado que el pleno tiene «problemas añadidos» relacionados con la seguridad y la votación, además de que tienen que tomar posesión dos concejales y uno de ellos necesita un intérprete de signos.

Si no fuera posible, ha avanzado que se intentará preparar de forma presencial, aunque, eso sí, guardando todas las medidas de seguridad y en un lugar en el que se respete la distancia entre los ediles. 

pgou. Cuestionado por el avance de procesos como el de participación del Plan General de Ordenación Urbana, Ceruti ha afirmado que los plazos van a ser «necesariamente modificados», aunque por «detrás» los adjudicatarios siguen trabajando en ellos. «Los retrasos van a afectar a todos los proyectos», ha reconocido, y cree que, salvo sorpresa, habrá que adaptar los formatos a las nuevas circunstancias generadas por el coronavirus.

Pese a ello, sostiene que «no ha variado ni un ápice» la voluntad del equipo de gobierno de escuchar «a todos», y opina que esta crisis está ayudando a ver que el urbanismo de Santander «es muy mejorable» porque hay muchas personas cuyas viviendas no tienen las mejores condiciones posibles para vivir un encierro.

«Quizás esto ayude a tener más sensibilidad a la hora de planear el urbanismo futuro de Santander», ha agregado Ceruti, quien señala que esto ha provocado «un borrón y cuenta nueva de todo», poniendo como ejemplo que el Ayuntamiento ha pasado de tener 50 licencias de teletrabajo y que se usara «ninguna», a 450 activas ahora mismo. A su juicio va a ser necesario mantener esta herramienta, con «la graduación que exijan las circunstancias, a medio y largo plazo», también en el caso de las empresas.

UIMP. Preguntado por el impacto económico que podría suponer la suspensión de los cursos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Ceruti ha respondido que «todavía» no se sabe «qué va a pasar» con sus cursos. «No podemos hacer ningún cálculo», ha añadido. Del mismo modo se ha pronunciado en relación a la celebración de fiestas. «Lo único que podemos hacer es, ante las eventuales restricciones, estudiar las alternativas», ha insistido.

Respecto al turismo, ha señalado que la Concejalía mantiene una relación «constante» con las asociaciones empresariales, pero que lo único que se puede hacer ahora es «cruzar los dedos» y que las instrucciones para la desescalada del confinamiento «sean rápidas» y permitan que haya actividad en verano tan importante. 

concursos literarios. Por último, la Junta de Gobierno Local ha dado luz verde a la adjudicación del contrato de obras de mejora de la movilidad entre la Avenida del Faro y Valdenoja a Ferrovial Agroman y las bases de la convocatoria de los concursos literarios, dotados con 20.000 euros en premios y 10.000 para gastos de gestión.

También se ha aprobado el aplazamiento de seis meses, hasta el cuarto trimestre, del pago del recibo del agua y alcantarillado, y tres, hasta el tercer trimestre, el de la basura, y la modificación de la tarifa por prestación de estos servicios al segundo trimestre al epígrafe de locales cerrado. De esta forma, los propietarios de estos negocios no solo verán aplazado el pago, sino que la tasa del segundo trimestre por este concepto será la mínima prevista en la ordenanza para los locales cerrados, 25,62 euros por trimestre, lo que supondrá, en su conjunto, una bonificación total de 440.000 euros, según Ceruti. 

Retraso en los plazos del PGOURetraso en los plazos del PGOU
Comentarios