25.04.2024 |
El tiempo

El puerto de Santander fortalece la vigilancia aduanera con una base marítima

La Autoridad Portuaria de Santander asigna contrato de construcción por 227.800 euros para una base marítima de vigilancia aduanera en el muelle de la Margen Norte, a ser ejecutado por Nuevo Sistema Modular, S.L.

 

El puerto de Santander fortalece la vigilancia aduanera con una base marítima

La Autoridad Portuaria de Santander (APS) ha tomado la decisión de asignar un contrato por un valor de 227.800 euros para la construcción de una base marítima destinada a la vigilancia aduanera en el muelle de la Margen Norte. Esta iniciativa surge en el contexto de fortalecer las capacidades de control y supervisión del tráfico marítimo en la región, en cumplimiento de compromisos institucionales y en coordinación con la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

El contrato ha sido otorgado a la empresa Nuevo Sistema Modular, S.L., una compañía con experiencia en la construcción de estructuras modulares prefabricadas. El proyecto tiene previsto un plazo de ejecución de cinco meses, durante los cuales se llevará a cabo la edificación de un complejo modular de dos plantas con una superficie total construida de 59 metros cuadrados por planta.

La base marítima de vigilancia aduanera tendrá una funcionalidad específica para el control y supervisión de actividades relacionadas con el comercio marítimo, incluyendo la inspección de mercancías, la verificación de documentos y el monitoreo del tráfico de embarcaciones. Se espera que esta instalación contribuya significativamente a mejorar la eficiencia y la seguridad en las operaciones portuarias.

En cuanto a las características técnicas del proyecto, se ha especificado que la estructura será autoportante y estará fabricada principalmente en metal, con el objetivo de garantizar su resistencia y durabilidad frente a las condiciones ambientales marítimas, incluida la exposición a la corrosión debido al ambiente salino. Además, se ha establecido la necesidad de que la base marítima guarde una similitud estética con otras instalaciones portuarias circundantes, con el fin de mantener la coherencia visual en el entorno.

El diseño interior de la base marítima contempla la distribución de espacios funcionales en ambas plantas. En la planta baja, se prevé la instalación de un armero para el almacenamiento de equipos de seguridad, una sala de usos múltiples para reuniones y capacitaciones, así como baños para el personal. Por otro lado, en la planta superior se ubicará una oficina administrativa, baños adicionales y un área de servicio con un office para el personal.

Un aspecto relevante del proyecto es la modularidad y desmontabilidad de la estructura, lo que permitirá su eventual reubicación en caso de necesidad o cambio de requerimientos operativos. Se espera que esta flexibilidad facilite la adaptación de la base marítima a posibles cambios en el entorno portuario o en las necesidades de control aduanero a largo plazo.

El presidente de la Autoridad Portuaria, César Díaz, ha destacado la importancia estratégica de esta nueva infraestructura para el Puerto de Santander y su papel en el fortalecimiento de la seguridad y eficiencia de las operaciones portuarias. Díaz enfatizó que esta iniciativa es parte de un esfuerzo continuo para modernizar y mejorar las capacidades portuarias en línea con los estándares internacionales.

En resumen, la construcción de la base marítima de vigilancia aduanera en el Puerto de Santander representa un paso significativo en el desarrollo y la modernización de las infraestructuras portuarias en la región, con el objetivo de fortalecer el control y la supervisión del tráfico marítimo y cumplir con los compromisos institucionales en materia de seguridad y vigilancia aduanera.

El puerto de Santander fortalece la vigilancia aduanera con una base marítima
Comentarios