06.10.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

Mejores zonas para vivir en Santander

Vista de Puertochico en la ciudad de Santander.
Vista de Puertochico en la ciudad de Santander.
Mejores zonas para vivir en Santander

Santander es una ciudad que combina paisajes de mar y montaña con lugares dedicados a la cultura y con una amplia oferta gastronómica que incluye desde marisco y pescado hasta el famoso cocido montañés. Teniendo en cuenta todo esto no es de extrañar que esta ciudad sea un codiciado destino turístico. Pero es que, además, puede convertirse en el lugar perfecto para vivir.

De hecho, con aproximadamente 172.000 habitantes, Santander conserva el encanto de una pequeña ciudad con todas las ventajas de una capital. Su reducida extensión favorece la rapidez y la comodidad de los desplazamientos entre los distintos barrios. Además, gracias a las buenas comunicaciones por carretera, también es fácil trasladarse hasta otras localidades cercanas y zonas de interés como el Parque Natural de los Picos de Europa o las Cuevas de Altamira.

De hecho, en Santander y sus alrededores es posible encontrar una gran variedad de espacios naturales, incluyendo tanto sus distintas playas como el parque de Cabárceno y otras zonas verdes en las que es posible disfrutar del contacto directo con la naturaleza.

Las ventajas de residir en esta ciudad son innegables, pero para poder disfrutar de todas ellas el primer paso es elegir un barrio en el que vivir. En cuanto a cuál es la mejor zona para vivir en Santander, como ocurre en cualquier otra ciudad, hay unas zonas con mejor fama que otras. No hay que perder de vista que en esta ciudad también es posible encontrar una gran diferencia de ingresos anuales entre distintos barrios (incluso entre zonas contiguas), y lo mismo ocurre con el precio de las viviendas.

Precisamente el precio de los inmuebles es uno de los factores que más se tiene en cuenta a la hora de mudarse. Es normal priorizar la comodidad y el confort, y centrarse en la búsqueda de viviendas nuevas o totalmente acondicionadas. Sin embargo, este tipo de inmuebles suelen requerir una inversión más elevada.

Para poder encontrar un equilibrio entre calidad y precio puede ser recomendable valorar otras alternativas, como adquirir una vivienda que necesite alguna pequeña reforma. En muchos casos únicamente hay que actualizar alguna estancia y, si se tiene en cuenta la diferencia de precios, el coste de reformar el baño o la cocina puede valer la pena.

Sea como sea, la elección del lugar en el que se quiere vivir es una decisión muy importante, para la que es necesario tener en cuenta todos los aspectos. En este sentido, lo más habitual es empezar contrastando opiniones sobre vivir en Santander.

Las mejores zonas de Santander

Con frecuencia se relacionan las zonas más acaudaladas con una mayor calidad de vida y con mayores facilidades. En este caso, algunas de las zonas que se podrían destacar como barrios ricos de Santander son la zona del Ayuntamiento, Puertochico o El Sardinero.

Precisamente este último barrio goza de muy buena fama, ya que en él es posible encontrar lugares tan representativos como la playa de El Sardinero, la playa de La Concha, el Palacio de Congresos y Exposiciones o el Campo de Fútbol del Racing de Santander.

Todo esto hace que El Sardinero se haya convertido en una gran zona turística, pero también que el precio de las viviendas en este lugar sea muy elevado. Y en el Centro Urbano ocurre algo similar.

Sin embargo, no hace falta vivir en el centro para conseguir la calidad de vida soñada. Muchas personas sacrifican la ubicación para trasladarse hasta Peñacastillo, fuera de Santander. Y es que, a pesar de tratarse de otra localidad, esta zona está prácticamente integrada en la ciudad, y ha llegado a convertirse en un área residencial de Santander en la que también puede resultar cómodo vivir.

Otras opciones para vivir en Santander

El hecho de que las viviendas en los barrios ricos tengan un precio más elevado no es nada de lo que extrañarse. No obstante, en Santander hay muchas otras zonas más asequibles en las que es posible poner el punto de mira.

Estamos hablando de lugares como el Barrio Pesquero, El Alisal, Cazoña o La Albericia. En algunos casos estos barrios han sido clasificados como zonas a evitar para vivir en Santander, pero lo cierto es que también tienen muchas ventajas que ofrecer a quienes estén dispuestos a darles una oportunidad.

Por ejemplo, el Barrio Pesquero es conocido por el amplio abanico de posibilidades que ofrece en cuanto a la gastronomía. El Alisal está muy cerca del Campus de la Universidad Europea del Atlántico y puede ser una gran elección para la población joven. Cazoña cuenta con buenas comunicaciones y diversos parques y espacios abiertos para disfrutar en familia. Y La Albericia cuenta con una infraestructura deportiva muy desarrollada.

Además, hay que tener en cuenta que cualquier barrio puede ser una gran zona para vivir si se cuenta con la vivienda apropiada. Solo hace falta encontrar un inmueble con potencial y hacer una pequeña inversión para convertirlo en el hogar perfecto.

El valor, la calidad y el confort de un piso o una casa puede aumentar rápidamente cuando se llevan a cabo las reformas adecuadas. De esta manera, cualquier inmueble puede convertirse en el refugio soñado.

Lo más habitual es poner el foco en aquellas estancias que sufren un mayor desgaste, por lo que actualizar o reformar el cuarto de baño o el aseo puede ser un buen punto de partida: renovar los azulejos y los suelos, cambiar el inodoro y el resto de sanitarios, sustituir una vieja bañera por un moderno plato de ducha…

Otra manera de conseguir un cambio espectacular en cualquier vivienda es reformar la cocina. Con pequeños cambios en el mobiliario, los electrodomésticos y el fregadero se puede conseguir un espacio mucho más práctico y funcional.

Y lo mismo puede aplicarse a otras partes de la casa: se puede optar por pintar las paredes, mejorar el aislamiento, añadir armarios empotrados o espacio de almacenaje extra, renovar los suelos… En ocasiones puede hacer falta revisar las instalaciones de fontanería y electricidad, pero el resultado de estas intervenciones suele valer mucho la pena para obtener una casa totalmente adaptada a las necesidades de cada persona o familia.

Cuando se busca una nueva zona en la que vivir, es normal querer evitar los barrios más peligrosos o desaconsejados. Pero lo cierto es que la situación en las distintas zonas de una ciudad puede cambiar con el paso del tiempo. Si hay alguna certeza, es que Santander seguirá siendo Santander, con su catedral de la Asunción de Nuestra Señora, su Palacio de la Magdalena, su Faro de Cabo Mayor, su Plaza Porticada, sus museos, sus playas y sus parques naturales, independientemente del barrio en el que se decida vivir.

Por lo tanto, la conclusión que se puede sacar de todo esto es que, aunque es importante conocer la actualidad sobre Santander y la situación en sus diferentes barrios, cuando el objetivo es encontrar el mejor lugar para vivir, también hay que mantenerse alerta para poder encontrar aquellas viviendas en las que valga la pena invertir. La combinación de una zona apropiada y una vivienda con potencial, incluso si hay que hacer alguna reforma, suele dar como resultado un hogar para toda la vida.

Mejores zonas para vivir en Santander
Comentarios