22.02.2024 |
El tiempo
jueves. 22.02.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

Igual permite la "privatización" de la plaza Rubén Darío y de la calle Juan Ramón Jiménez

El PSOE de Santander denuncia la privatización de la plaza Rubén Darío y la calle Juan Ramón Jiménez por vecinos del edificio Feygón, con la supuesta connivencia del PP. Solicitan revisión del acuerdo.

Igual permite la "privatización" de la plaza Rubén Darío y de la calle Juan Ramón Jiménez

Lo grupo municipal socialista de Santander ha expresado, en una rueda de prensa celebrada este martes, su profunda preocupación y denuncia en torno a lo que considera un proceso de "privatización" en curso de la plaza Rubén Darío y la calle Juan Ramón Jiménez. El portavoz socialista, Daniel Fernández, ha argumentado que esta privatización está siendo llevada a cabo por los vecinos del edificio Feygón, ubicado en el Sardinero, y ha acusado al equipo de gobierno del Partido Popular (PP) de tener una presunta "connivencia" en este controvertido proceso.

Según Fernández, tanto la plaza Rubén Darío como la calle Juan Ramón Jiménez fueron incluidas en el inventario municipal de propiedades del Ayuntamiento en el año 2003. En dicho inventario, que fue aprobado en el pleno municipal, se certificó explícitamente que ambos espacios eran de carácter público y, por ende, accesibles a todos los ciudadanos.

La situación toma un giro cuestionable cuando se revela que estos espacios fueron inicialmente cedidos al Consistorio como parte de un acuerdo relacionado con la construcción del conjunto de edificaciones Feygón. Este acuerdo se llevó a cabo en terrenos que, en ese momento, pertenecían al Gobierno de España. Sin embargo, Fernández ha señalado que, meses después, el equipo de gobierno de aquel entonces excluyó la plaza y la calle del inventario municipal de propiedades "por la puerta de atrás", en una decisión tomada en la Junta de Gobierno Local.

En términos legales, el portavoz socialista ha argumentado que esta exclusión del inventario municipal es "nula de pleno derecho", ya que cualquier modificación de dicho inventario debería ser sometida a la aprobación del pleno municipal, un procedimiento que, según Fernández, no se siguió en este caso particular. En vista de esta situación, el PSOE exigirá que se revise de oficio este acuerdo, buscando la restitución del carácter público de la plaza Rubén Darío y la calle Juan Ramón Jiménez.

Acompañado por la concejala Concha González, el portavoz socialista ha proporcionado detalles adicionales sobre la situación actual de estos espacios públicos. En los últimos años, la comunidad de vecinos del edificio Feygón ha llevado a cabo un cierre perimetral progresivo de la plaza Rubén Darío. Cabe destacar que en esta plaza se erige un monumento al poeta homónimo. Además, la calle Juan Ramón Jiménez ha sido objeto de cierre mediante la instalación de un cerramiento, destinando dicho espacio a un aparcamiento exclusivo para los residentes del edificio.

Fernández ha subrayado que esta privatización de espacios públicos ha sido denunciada por los comerciantes locales que operan en la plaza Rubén Darío, especialmente los hosteleros, quienes han expresado su malestar por la situación actual. El portavoz socialista ha calificado la medida de la comunidad de vecinos como una "innacción", haciendo hincapié en la aparente falta de acción por parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santander.

En términos de acciones concretas, el PSOE tiene la intención de llevar este asunto al pleno del Ayuntamiento de Santander, presentando una moción este jueves. La moción tiene como objetivo principal solicitar la revisión de oficio del acuerdo de la Junta de Gobierno Local, adoptado hace más de veinte años, y declarar su nulidad de pleno derecho. En palabras de Fernández, el propósito final es claro: "Queremos que los santanderinos recuperen lo que es suyo".

En resumen, la denuncia del PSOE se centra en la presunta privatización de la plaza Rubén Darío y la calle Juan Ramón Jiménez por parte de los vecinos del edificio Feygón, con lo que el grupo político considera la complicidad del PP. La situación, según el PSOE, implica una exclusión irregular de estos espacios del inventario municipal, un cierre progresivo por parte de la comunidad de vecinos y la aparente falta de respuesta del equipo de gobierno. La moción presentada busca revertir esta situación, solicitando la revisión del acuerdo y la declaración de nulidad para garantizar que estos espacios vuelvan a ser de acceso público.

Igual permite la "privatización" de la plaza Rubén Darío y de la calle Juan Ramón Jiménez
Comentarios