25.01.2021 |
El tiempo
lunes. 25.01.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

PLAZA EGUINO Y TRECU

La Catedral estrena entrada con la inauguración de las obras de la plaza

Vista de la Plaza Obispo Eguino y Trecu tras la remodelación. / alerta
Vista de la Plaza Obispo Eguino y Trecu tras la remodelación. / alerta
La Catedral estrena entrada con la inauguración de las obras de la plaza

La Catedral de Santander estrenó ayer sábado vestíbulo de bienvenida al visitante, con la apertura al público de la Plaza de Eguino y Trecu, una vez concluidas las obras de remodelación que han supuesto una inversión municipal de 851.000 euros.

La alcaldesa Gema Igual y el Obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, inauguraron la plaza tras los trabajos ejecutados por Senor, que consistieron en la remodelación del espacio viario de la propia plaza y el tramo final de la calle Somorrostro, y que incluyeron la recuperación de elementos históricos y arquitectónicos vinculados al conjunto patrimonial de la Catedral.

Ambos, pulsaron el botón que encendió la fuente que preside este espacio, en el centro de la plaza, y descubrieron la nueva recreación de la talla de la Virgen Gótica del siglo XIV que ocupa una hornacina en la fachada oeste de la Catedral.

también el arquitecto y director de obra, Clemente Lomba; el historiador del Ayuntamiento, Esteban Saiz, -que tomó parte en la recuperación de diversos elementos históricos existentes-; y el concejal de Fomento, César Díaz.

«Seguimos poniendo en valor el entorno de la Catedral, fruto de la buena relación entre el Obispado y el Ayuntamiento. Nadie duda del interés religioso de este espacio y de su gran valor arquitectónico y como reclamo turístico», aseguró Igual, que detalló que las obras se realizaron con todo el mimo y cuidado que necesitaba esta intervención e incluyeron métodos de construcción antiguos.

Se actuó en una superficie de 2.062 metros cuadrados, restaurando y renovando los acabados y acondicionando los espacios urbanos comprendidos por la citada plaza y la parte final ascendente de su vial de acceso, la calle Romorrostro.

Igual destacó la excelente relación entre el Ayuntamiento y el Obispado y la estrecha colaboración que mantienen ambas instituciones para poner en valor la Catedral y su entorno, recuperando el patrimonio histórico y arquitectónico, y tratando de interferir lo menos posible en la actividad diocesana y de la zona.

«Necesitábamos una plaza más digna para las celebraciones. Por eso agradecemos mucho el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento y la colaboración que siempre mantiene con el Obispado», afirmó por su parte el Obispo.

La nueva plaza cuenta con un pavimento renovado para lo que se emplearon materiales nobles, con adoquines de granito, peldaños de piedra caliza y losas de mampuestos recuperados de los antiguos muelles para subrayar la relevancia histórica del lugar.

Se ha dado un carácter simbólico al centro de la plaza, donde se colocó la fuente central de piedra caliza blanca, con planta octogonal y una columna circular, además de cuatro caños de bronce sobre los que se dispuso el crucero existente en la plaza, que también fue restaurado.

En el perímetro de la plaza, que cuenta con un muro de contención circular, se ubicó un banco corrido, los tilos alineados y también bancos intercalados.

Además, la jardinería que rodea la nueva plaza está formada por plantas de azahar y se instaló iluminación LED.

En la calle Somorrostro, se renovó el pavimento del tramo de calzada superior y las aceras, se recolocaron los bordillos calizos en las zonas dañadas y mejoraron los servicios de la red de drenaje. También se instalaron las canalizaciones de alumbrado para dar servicio a la plaza.

Respecto a los elementos de valor histórico y artística, se reconstruyó la talla de la Virgen gótica del siglo XIV que ocupaba una hornacina en la fachada oeste de la Catedral, mientras que la original puede contemplarse en el museo de la Torre de la Catedral.

También se recuperaron las cadenas que tradicionalmente separaban el perímetro de las catedrales góticas y que, en el caso de Santander, guardan una especial relación con su historia, al figurar en su escudo en recuerdo de las que fueron rotas para la conquista de Sevilla por las naves comandadas por el almirante Bonifaz.

Las cadenas, una réplica exacta, se han colocado sostenidas por bolardos de piedra caliza en el límite de la plaza frente a la calzada general de acceso a la misma.

Igualmente, se incorporó una nueva escalinata de acceso a la Catedral, pegada a la fachada norte de la torre, que conecta con la escalera general de acceso en el trazado de la vieja calle del Puente, y en la esquina entre ambas escaleras, -en el jardincillo existente-, se reubicó la estatua del obispo Eguino y Trecu.

La Catedral estrena entrada con la inauguración de las obras de la plaza
Comentarios