26.01.2021 |
El tiempo
martes. 26.01.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

El acusado de crimen del 'after' en Santander dice que "si me apellidara López, estaría en casa"

El acusado, tras defender su inocencia, ha afirmado que no entiende cómo no se le ha hecho un reconocimiento por parte de los testigos.
Detención presunto autor del homicidio por apuñalameinto en la calle Barcelona el 13/06/19.
Detención presunto autor del homicidio por apuñalameinto en la calle Barcelona el 13/06/19.
El acusado de crimen del 'after' en Santander dice que "si me apellidara López, estaría en casa"
El acusado por el asesinato en 2018 de un hombre en la calle Barcelona de Santander, para quien la Fiscalía pide una pena de 20 años de cárcel, ha defendido su inocencia, y ha reprochado que se le está acusando por su apellido. "Si me apellidara López, ahora estaría en mi casa", ha sostenido.

La Audiencia de Cantabria ha comenzado este martes el juicio con Jurado Popular contra este hombre, que se ha mostrado "indignado", entendiendo que le están juzgando y "fastidiando la vida" por su apellido, ya que coincide con el de una familia a la que se relaciona con el mundo delictivo.

Los hechos ocurrieron a las 9.25 horas del 18 de agosto de 2018, cuando el supuesto autor del crimen coincidió con la víctima, de 38 años, a la salida de un pub de la calle Barcelona de Santander, y le asestó nueve puñaladas hasta causarle la muerte, según la Fiscalía.

El acusado es un hombre que fue detenido meses más tarde en Toledo y también se sienta en el banquillo su primo, al que la Fiscalía acusa de un delito de maltrato de obra, por una patada que supuestamente dio al fallecido.

La defensa del acusado ha negado que se fugara de Santander después de que ocurrieran los hechos, ya que, como él mismo ha relatado, durante ese tiempo estuvo cumpliendo servicios sociales en Bilbao.

Casado y con dos hijas, el acusado ha señalado que la noche de los hechos bebió una decena de copas y consumió droga, como hacía por aquel entonces.

Ha explicado que fue "una noche normal" y ha añadido que, cuando estaba amaneciendo, se marchó a casa de su suegra "sin que hubiera ocurrido ningún problema".

El acusado, tras defender su inocencia, ha afirmado que no entiende cómo no se le ha hecho un reconocimiento por parte de los testigos.

Su abogado ha considerado "incoherente" que su cliente estuviera cumpliendo servicios sociales estando fugado, "con media comisaría de Santander buscándole" y, además, no entiende cómo tardaron tres meses en ponerle en búsqueda si supuestamente "tenían las pruebas a la semana".

Fue un Policía Nacional, quien había detenido "muy poco" antes al acusado por otro motivo, el que le reconoció en las siguientes semanas tras ver las imágenes de lo sucedido, según ha explicado la Fiscalía.

El Ministerio Público reclama para este hombre, además de la pena de cárcel, una indemnización en concepto de responsabilidad civil para los familiares de la víctima: 94.000 euros para el hijo del fallecido y 78.000 para la madre y hermanos.

El primo del principal acusado, al que el fiscal pide la imposición de una multa de 1.200 euros por el delito de maltrato de obra, ha negado que propinara una patada a la víctima cuando estaba en el suelo, afirmando que esa noche él tampoco tuvo "ningún" incidente.

"Una noche normal, como otra cualquiera", ha insistido, antes de explicar que durante los meses siguientes permaneció en Santander.

Y ha indicado que durante los meses posteriores a los hechos le paró para identificarle la Policía Local, la Policía Nacional y la Guardia Civil, sin que hubiera consecuencias.

La acusación particular ha sostenido la misma versión que el Ministerio Público, pero "con un matiz", ya que no considera una falta leve la "patada brutal en la cabeza a una persona moribunda" que supuestamente propinó el primo del principal acusado.

"Como si le diera una patada a una bolsa de basura o una pelota en la playa", ha recalcado el letrado, pidiendo para este hombre un delito contra la integridad moral.

En esta primera jornada de juicio han testificado, además, los policías que acudieron en un primer momento al pub en el que se produjeron los hechos.

Sus palabras han girado sobre todo en torno a lo que les contó el portero, que "no mostró mucha colaboración", y a un móvil que apareció en esa zona, que pertenece a la mujer del principal acusado. 

El acusado de crimen del 'after' en Santander dice que "si me apellidara López, estaría en casa"
Comentarios