22.09.2020 |
El tiempo
martes. 22.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

70 años de 'Picos de Europa'

Gema Igual y Chuchi Bedoya. / ALERTA
Gema Igual y Chuchi Bedoya. / ALERTA
70 años de 'Picos de Europa'

La cafetería restaurante Picos de Europa, ubicada en la calle Vargas, número 15, ha cumplido estos días sus 70 años de funcionamiento. Con tal motivo la alcaldesa de la ciudad, Gema Igual, acudió al establecimiento para felicitar  sus propietarios Chuchi y Bano Bedoya. La regidora municipal, que estuvo acompañada de otro lebaniego Hostelero, Miguel Ángel Sebrango, del Hotel Chiqui, dijo que Picos de Europa era un referente en la hostelería de Santander y por ello felicitó y reconoció la labor de todos los que a lo largo de estos años han trabajado «para que este lugar sea siempre una buena elección para pasar un buen rato en nuestra ciudad».

Chuchi nos ayudó a recordar la historia de Picos de Europa, que  lo fundaron en 1950 Quico Pando, lebaniego de Dobres y su esposa Maura Bedoya, y su cuñado Jesús Bedoya, estos dos últimos vecinos de Espinama. Llegaron a Santander buscando mejorar la delicada situación que se vivía en aquellos años en Liébana.

En 1966 fallece Quico y se incorpora al negocio Mariano Bedoya con su esposa Carmen y sus hijos Bano y Chuchi. Se establecieron en aquel local, un bar de barrio, haciendo en  1971 una gran reforma, convirtiendo el viejo bar en una moderna y amplia cafetería, de dos plantas, que tuvo gran aceptación durante las décadas del 70 y 80 entre la juventud y los deportistas de la época. Abría sus puertas a las 6 de la mañana y cerraba a las  3 de la madrugada.

En 1984 se amplía la cafetería doblando su superficie y se sigue trabajando de sol a sol. Su oferta hostelera se amplía en 1987 con la construcción de un hotel de 22 habitaciones.

Con el fin de ampliar el hotel en 2015 construyen un nuevo edificio contiguo y llegando a las 44 habitaciones. También, se reforma la cafetería de manera integral quedando con la imagen actual.

Este negocio tiene una plantilla de 30 trabajadores. Sus propietarios cuentan, también, con Casa Mariano, en la calle Vargas, 23. Y hasta el mes de julio del año pasado, regentaron, además, el Castellano, en la calle Burgos de la capital cántabra.

Chuchi Bedoya no olvida sus orígenes lebaniegos, tierra a la que acude siempre que puede. Le falta tiempo para vestirse con la capa roja y la boina verde y enarbolar el estandarte de la Cofradía del Aguardiente del Vino y Orujo de Liébana, de la que es un activo y entusiasta miembro. También forma parte de la Peña ‘Los Segundos Jueves’ un variado colectivo de personas que se citan una vez al mes para conocer la cultura y la gastronomía de diversos puntos de Cantabria.

70 años de 'Picos de Europa'
Comentarios