31.10.2020 |
El tiempo
sábado. 31.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

La recreación del Poblado Cántabro continúa sin estar abierto al público

Entrada al poblado cántabro. / ALERTA
Entrada al poblado cántabro. / ALERTA
La recreación del Poblado Cántabro continúa sin estar abierto al público

Nos encontramos a mediados del mes de julio y el Poblado Cántabro, el lugar más visitado del municipio junto con el Bosquecillo de Secuoyas, sigue cerrado al público por no haber llevado a cabo el Ayuntamiento las necesarias obras de reparación de las cabañas. Pese a que el acalde, Víctor Reinoso, había anunciado que, al menos, se iban a acometer obras de arreglo de dos cabañas dañadas una por un incendio y otra por verse afectada por las lluvias, el tiempo ha ido pasando y, lamentablemente, este recurso turístico no ha podido ser puesto en valor. Y, tampoco, se sabe cuándo abrirá sus puertas a los visitantes.

Fue en el año 2003 cuando se mostró al público por primera vez el Poblado Cántabro, levantado en un altozano de Cabezón de la Sal, conocido por el Pico de la Torre.

Un año antes se empezaron los trabajos de delimitación y construcción de la primera cabaña, cuya inauguración sirvió para presentar el proyecto completo de ‘La réplica del Poblado Cántabro’, un parque temático sobre las formas de vida de los cántabros de hace más de 2.000 años. El proyecto salió adelante gracias al entusiasmo del entonces concejal de Industria, Comercio y Desarrollo Local, Gustavo González.

Aquel proyecto contemplaba la construcción de seis cabañas a tamaño natural, con su correspondiente dotación ornamental de murallas, losas funerarias, aras para la adoración, aperos de labranza y utensilios de cocina, así como armas de guerra.

Las obras fueron realizadas personalmente por el autor del proyecto, el historiador Ángel Ocejo Herrero, ayudado por miembros de la Escuela Taller y voluntarios.

Para la conclusión de la primera de las chozas, el Ayuntamiento cabezonense contó con la colaboración de los centros docentes, cuyos alumnos intervinieron en la colocación del barro entre el mallazo, consiguiéndose con esta iniciativa, además de la enseñanza cultural de la historia de Cantabria el involucrar a los estudiantes haciéndoles partícipes del proyecto.

Los primeros visitantes pudieron observar entonces tres cabañas. Gustavo González aclaró desde el primer momento que su realización «supondrá un fuerte desarrollo para la zona por el aumento considerable de visitas, ya que la oferta cultural, educativa y turística se verá incrementada notablemente con la llegada de visitantes de la comunidad y de turistas foráneos».

Entendía el edil que este parque debía integrarse en el ámbito cultural, educativo y turístico más próximo a Cabezón de la Sal como Altamira, Comillas y San Vicente de la Barquera.

Cuenta con un Centro de Interpretación donde se realizan visitas guiadas a turistas y visitantes llevando a cabo una labor formativa y educativa con programas dirigidos a escolares.

El poblado es un museo al aire libre de 5.000 metros cuadrados, con cabañas, murallas, un portón y la correspondiente ornamentación. Se ubica en el altozano del Pico de la Torre, en cuyo altozano se levanta el Monumento a los Artistas de Cantabria.

La recreación del Poblado Cántabro continúa sin estar abierto al público
Comentarios