12.04.2021 |
El tiempo
lunes. 12.04.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

El proyecto de la variante a Cabuérniga olvidado por las Administraciones

La variante que debía realizar Obras Públicas pretende enlazar la salida oeste de la Autovía del Cantábrico con Santa Lucía, bordeando el polígono industrial de Las Navas y enlazar con la carretera de Cabuérniga, cruzando la mies de Santibáñez

Vial que atraviesa la localidad de Cabezón de la Sal. / Saja
Vial que atraviesa la localidad de Cabezón de la Sal. / Saja
El proyecto de la variante a Cabuérniga olvidado por las Administraciones

El proyecto de construcción de la variante a Cabuérniga duerme el sueño de los justos. Está olvidado por las Administraciones. Aunque el anterior consejero de Obras Públicas, José María Mazón, había anunciado que se llevaría a cabo durante esta legislatura, lo cierto es que nadie sabe nada. Ni siquiera el alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Reinoso, se ha dignado a responder sobre la situación, a preguntas de ALERTA.

El grupo municipal de Ciudadanos quiso activar el proyecto de construcción de la variante a Cabuérniga a su paso por la villa, el año pasado, introduciendo diversas modificaciones a los presupuestos del Gobierno de Cantabria como la inclusión de una partida económica de 50.000 euros para iniciar los trabajos del proyecto, que se contempla en el Plan de Carreteras 2014-2011. Además, solicitó que se reservasen 250.000 euros para llevar a cabo la prevista ampliación del puente de Santa Lucía, que salva el río Saja, en la carretera comarcal de Cabezón de la Sal a Cabuérniga. Ambas propuestas de Ciudadanos no fueron tenidas en cuenta.

La construcción de la variante es una vieja aspiración de la que se viene hablando desde el año 2.006, cuando fue debatida en el seno de la corporación municipal, entonces presidida por Santiago Ruiz de la Riva (PP), después de que el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, anunciase que este vial se llevaría a cabo en aquella legislatura junto con otra serie de variantes previstas en el III Plan de Carreteras. La obra de la variante cabezonense de la carretera C-625, en el tramo entre Cabezón de la Sal y Santa Lucía, tenía entonces un presupuesto de 4,2 millones de euros y había superado el trámite favorable de Impacto Ambiental. En el Plan General de Ordenación Urbana, aprobado recientemente, se contempla la oportuna reserva de suelo para poder llevar a cabo el proyecto. La variante que debe realizar la Consejería de Obras Públicas pretende enlazar la salida oeste de la Autovía del Cantábrico con Santa Lucía, bordeando el polígono industrial de Las Navas, siguiendo por la Curva de la Muerte, en dirección sur, atravesando la vaguada del río Rey y la línea del ferrocarril, pasando, después, por detrás de La Asomada, el arroyo Pontonillas y dejando Carrejo a la izquierda, enlazar con la carretera de Cabuérniga, cruzando la mies de Santibáñez. En su momento, la variante recibió críticas de ecologistas y vecinos, así como de algunos grupos políticos locales. Incluso, los vecinos de Carrejo llevaron a cabo movilizaciones. Los argumentos comunes que entonces esgrimieron los opositores a la construcción de la variante de Cabezón de la Sal se basaban en la «manifiesta parcialidad y falta de rigor» del proyecto, en que era «un disparate económico y ambiental» y en que constituía un «atentado brutal» al paisaje. Insistían los firmantes de los escritos de rechazo presentados en el Ayuntamiento cabezonense en que la obra que se pretende realizar para aligerar el tráfico de la carretera de Cabuérniga, que en la actualidad pasa por el centro de la villa, es «absurda» y supone un «despropósito» a la que se han opuesto con sus firmas más de 4.000 vecinos.

La necesidad de contar con la variante es un cada vez mayor necesidad, con el fin de no tener que soportar el tráfico que no tiene como destino la villa de la sal. La salida y entrada de los estudiantes a los centros educativos de los IES Valle del Saja y Foramontanos constituyen los habituales problemas, con el consiguiente peligro en sus accesos.

Las recientes obras de rebacheo que ha ejecutado la consejería de Obras Públicas en la travesera de la villa de sal han vuelto a poner de manifiesto la necesidad de acometer el proyecto por las grandes retenciones que han generado los cortes de tráfico. Y han sido un claro ejemplo de la alta densidad de vehículos que soporta diariamente que soporta el vial, con pasos estrechos y cruces peligrosos.

El proyecto de la variante a Cabuérniga olvidado por las Administraciones
Comentarios