17.06.2024 |
El tiempo

Esta planta invasora crece 10 centímetros diarios y amenaza la cuenca del río Saja

Una plataforma vecinal denuncia la situación que está afectado a varios municipios y demanda actuaciones preventivas urgentes en el río Saja.

Vegetación invasora en el río Saja. / A. del Saja
Vegetación invasora en el río Saja. / A. del Saja
Esta planta invasora crece 10 centímetros diarios y amenaza la cuenca del río Saja

Vecinos de Cabezón de la Sal han mostrado su preocupación al ayuntamiento por la alarmante expansión de la planta invasora denominada ‘Fallopia Japónica’ en el río Saja. La situación afecta, además a otros municipios como Cabuérniga, Mazcuerras y Reocín. La plataforma vecinal en su reunión  con el alcalde cabezonense, Óscar López, y otros miembros de la corporación municipal, pidió una respuesta urgente para solucionar el problema, ya que «hasta el momento, sólo vemos inacción por parte de quienes nos representan». En cuanto a la utilización del herbicida ‘Glifosato’, recordó la prohibición de su uso, por ser cancerígeno, y poder llegar a las fuentes y manantiales de la red de distribución domiciliaria de agua,  a la vez que preguntaron los vecinos qué se estaba empleando como sustituto.

La’Fallopia Japónica’ es muy expansiva, llegando a crecer, incluso, en zonas con erupciones volcánicas. Parece que se está haciendo resistente al glifosato.  Según se expuso en la reunión municipal, la planta es resistente hasta el fuego. Mueve la cimentación de los edificios. En Reino Unido, si está en el jardín de las viviendas, no se permite la venta o se devalúan los precios de las mismas. Están denunciando incluso a los ayuntamientos por no haber controlado su presencia, es una planta invasora y según la normativa de la UE, es obligatorio su control.

Crece a un ritmo vertiginoso, pueden ser incluso unos 10 centímetros diarios. Con un pequeño trozo que se quede en la tierra, es capaz de echar raíces y generar otra planta nueva. Bajo tierra, las raíces se extienden por metros, lo que supone que cualquier movimiento de tierras hace que salgan plantas nuevas. Se pidieron actuaciones concretas y urgentes: «el momento es ahora, está en plena floración. Hay que prevenir su expansión. Somos conocedores de que se ha avisado hace ya 15 años de su presencia y no se ha actuado ni siquiera en materia de prevención».

Para los vecinos, informar, es lo más urgente, y por ello demandan una respuesta concreta y que se empiece una campaña informativa en no más de 15 días. « En caso contrario, iniciaremos campañas por nuestra cuenta y pondremos el foco en la inacción de la Corporación Municipal. Ofrecemos ideas a este respecto y nuestra colaboración: Ayudar a que los vecinos la conozcan para poder identificarla con cartelería, folletos enviados a cada casa, bandos, prensa, radio, charlas, uso de la página web municipal con un apartado concreto con información y  un mapa donde se pueda ver en qué lugares ya se ha identificado su presencia y notificar si se ha encontrado un lugar nuevo (ofrecemos la información que ya tenemos, disponemos de un mapa con las ubicaciones de loque ya hemos encontrado), contacto e información especial con colectivos que puedan ayudar, como los pescadores que van al río constantemente».

En cuanto al protocolo de actuación se pidió al Ayuntamiento de Cabezón de la Sal, que tanto para el propio personal que realiza labores de mantenimiento (prohibir los movimientos de tierra contaminada, qué hacer cuando se detecta, cómo limpiar la maquinaria o cualquier utensilio que se haya utilizado que pueda contener restos, qué hacer con los deshechos contaminados o restos...) como para los vecinos que puedan encontrársela, ya sea en un terreno público o privado (avisar inmediatamente, no cortar ni realizar tratamientos, permitir que  el ayuntamiento la trate...)

Los miembros de la plataforma alertaron de que «si en el plazo de 1 mes no hay respuesta concreta, comenzaremos una campaña de recogida de firmas ya que consideramos que el ayuntamiento no está cumpliendo su función de control de una planta invasora, tal como obliga la UE».

Y por ello, se demandó el  contemplar las plantas invasoras en el presupuesto municipal, con partidas concretas, para informar y para los tratamientos: No se puede interrumpir los procesos de erradicación, se pueden tardar unos 7 años. Como medidas de acción municipal, se ofreció que el Ayuntamiento cabezonense se sumase a un protocolo  medioambiental en Cantabria, al que ya se han sumado 9 municipios. La plataforma pidió,  también, que se valore la necesidad de coordinación e interacción con otros Ayuntamientos afectados, como  Cabuérniga, Mazcuerras y Reocín.

Esta planta invasora crece 10 centímetros diarios y amenaza la cuenca del río Saja
Comentarios