16.05.2021 |
El tiempo
domingo. 16.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Las obras de defensa del río Saja afectan a 70 fincas del municipio

Técnicos de la CHC informan a los afectados

Propietarios afectados durante la reunión. / Saja
Propietarios afectados durante la reunión. / Saja
Las obras de defensa del río Saja afectan a 70 fincas del municipio

Las obras de defensa del río Saja que pretenden acometer la Confederación Hidrográfica el Cantábrico (CHC) y el Gobierno de Cantabria afectarán a 70 fincas del municipio de Cabezón de la Sal. Técnicos de la CHC mantuvieron reuniones informativas con los propietarios a lo largo de la mañana de ayer en la Casa de Cultura Conde San Diego. En la defensa de los márgenes del Saja, a su paso por los municipios de Cabezón de la Sal y Mazcuerras, está previsto invertir 8 millones de euros, que serán aportados por la CHC, el Gobierno de Cantabria y los Ayuntamientos. Concretamente, 6.024.057 euros aportará confederación y la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria 1.200.000 euros. Los Ayuntamientos de Cabezón de la Sal y de Mazcuerras, por su parte, se comprometen a facilitar los terrenos necesarios que se vean afectados por el proyecto.

Los trabajos a realizar consistirán en las defensas de ambas márgenes, y la limpieza del cauce, desde Santa Lucía a Virgen de la Peña. En el caso de terrenos particulares se tendrán que acometer expropiaciones temporales o definitivas. Se hará el compromiso de reparar, después, las parcelas afectadas. Si todo marcha según las previsiones, las máquinas podrían empezar a trabajar este verano en las zonas urbanas de Virgen de la Peña, Ontoria y Cabezón de la Sal, ya que está previsto que en mes y medio se puedan licitar las obras. En estos momentos, el proyecto se encuentra en periodo de información pública, tras su publicación en el BOC. El plazo de reclamaciones concluye el 13 de abril, después de permanecer 30 días para la presentación de alegaciones oportunas.

Según señaló el alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Reinoso, se espera que «si todo marcha bien» se pueda trabajar antes de finalizar el año. El proyecto tiene un plazo de ejecución de 18 meses. La mota que se pretende construir se trazará por donde hace 100 años discurría el cauce del Saja, con lo cual «desaparecería la zona inundable que ahora afecta a toda la mies de Cabezón», aclaró el alcalde, «con lo cual se podría edificar en ellas, tras la reforma del Plan General de Ordenación Urbana».

De las 70 fincas que se verán afectadas por el proyecto, una docena de ellas resultarán las más perjudicadas porque la mota les atravesará sus terrenos. Según explicaron los técnicos en las reuniones informativas, durante la reunión del proyecto de defensa de los márgenes del Saja unas fincas serán expropiadas de forma permanente y otras solo temporalmente mientras duren las obras. Diego Pérez, en nombre de algunos de los vecinos afectados, tras señalar que les parece bien el que «se haga algo para que el río no se desborde» abogó por recuperar un proyecto que había del año 2010 cuyos trabajos no afectaban a ninguna finca y por ello criticó la postura del Ayuntamiento y de la Junta Vecinal por no intentar defender este diseño, que no era lesivo para las propietarios de los terrenos.

Para Diego Pérez, «lo peor es que la mota, el montículo que se va a hacer para que no pase el agua en los desbordamientos, vaya a acoger un camino, cuando ya hay 3.000 metros de sendero entre la mota y el río». «Queremos unirnos los propietarios para que no nos hagan un camino por mitad de nuestras fincas», señaló.

VERNEJO. Óscar López, presidente de la Junta Vecinal de Ontoria y Vernejo, tras la reunión informativa con los técnico de la CHC dejó claro que «estoy satisfecho con las obras que se van a ejecutar, pues ello conlleva evitar inundaciones en la pedanía, como las que hemos sufrido en los últimos años y además que las fincas que ahora están calificadas como zona inundable dejen de serlo en un futuro». Hizo extensiva su satisfacción, en su condición, también, de concejal del Ayuntamiento, porque queda protegido el núcleo urbano de Cabezón de la Sal. 

En cuanto a los vecinos afectados por el proyecto dijo que «me pongo en su lugar y entiendo su malestar por aquella parte que afecta a sus fincas, pero en este caso quiero hacerles ver el beneficio general que conllevará la obra». Resaltó que «por supuesto, que desde la Junta Vecinal apoyaremos aquellas alegaciones particulares para que puedan ser estudiadas y revisadas, si procede según el proyecto» y aclaró que «los terrenos propiedad de la Junta Vecinal son en este caso los más afectados, pero esta actuación es una demanda solicitada desde años atrás y la Junta ha puesto a disposición sus terrenos para la ejecución del proyecto».

Las obras de defensa del río Saja afectan a 70 fincas del municipio
Comentarios