23.10.2020 |
El tiempo
viernes. 23.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

CABEZÓN DE LA SAL

El mercado semanal de abastos pierde 24 puestos de venta por la pandemia

Mercado de abastos.
Mercado de abastos.
El mercado semanal de abastos pierde 24 puestos de venta por la pandemia

El mercado semanal de abastos de Cabezón de la Sal ha perdido la presencia de 24 puestos de venta como consecuencia de la pandemia. Estas bajas son debidas a la baja rentabilidad de sus negocios. En la actualidad cuenta con 75 vendedores fijos, que se reparten por las calles y plazas del centro de la villa.

El pasado sábado, debido a la lluvia, se instalaron aún menos. Como consecuencia del Estado de Alarma dejó celebrarse y, después,  en 2 fines de semana, se trasladó la recinto del complejo Matilde la Torre, donde se  desarrollaron con estrictas medidas de seguridad sanitaria.

Una gran parte de los comerciantes que acuden llevan asistiendo a la villa desde hace muchos, años, alguno  como es el caso del frutero  José Ángel Ingelmo, que lleva 54 fiel a la cita.

Los vendedores tienen todos  contrato anual con el ayuntamiento. Unos abonan la tasas anualmente y otros lo hacen cada sábado. El control corre a cargo de la Policía Local.

En el mercado el  público puede encontrar los más varados artículos. Los productos que se ofertan van desde frutas y verduras, a quesos, embutidos y otros artículos de alimentación, pasando por marroquería, ropa y calzado, hasta objetos de regalo. No faltan  plantas para la siembra, flores y mobiliario.

El horario es de 08.00 a 14.00 horas, incluido los días festivos. La actividad comercial está regulada por una ordenanza municipal de Venta Ambulante. Cuenta con control y vigilancia a cargo de la Policía Local, que se encarga de velar por la seguridad ciudadana y cuidar situaciones delictivas, como la presencia de carteristas, robos o venta de productos falsificados.

El mercadillo pasó momentos difíciles y estuvo a punto de desaparecer. Fue al empezar los años ochenta, cuando siendo alcalde del municipio de Cabezón de la Sal, Ambrosio Calzada, desde la corporación se hizo un esfuerzo para que  no muriera. Se empezaron a realizar sorteos entre el público y se incentivó la presencia de puestos de venta. Se cambió la fecha de celebración, pasando de los domingos a los sábados.

El mercado cabezonense goza de gran tradición y hace que la villa se convierta en la mañana de los sábados en centro comercial de una amplia comarca.

La mayoría de los vendedores que habitualmente acuden al mercado consideran  que el actual emplazamiento, en el casco urbano de la villa, es el lugar adecuado y que no debe cambiarse su lugar de celebración, según se expresaron en una encuesta que en su día realizó el ayuntamiento.

El mercado semanal de abastos pierde 24 puestos de venta por la pandemia
Comentarios